Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/06 10:07

“Jamás le he pedido a un colaborador que diga una mentira”: Uribe

El expresidente se despachó contra el gerente del No, Juan Carlos Vélez, luego de las declaraciones en las que reveló las maniobras que utilizaron para la campaña.

Álvaro Uribe y Juan Carlos Vélez. Foto: Archivo SEMANA

La polémica está servida. Las controversiales declaraciones del gerente de la campaña del No, Juan Carlos Vélez, sobre cómo lograron convencer a millones de colombianos para rechazar los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC, se sintieron como una ofensa entre los que votaron Sí, sorprendieron a los del No y no dejaron indiferentes a congresistas, políticos y académicos.  

En entrevista con el diario La República, Vélez reconoció que fue la estrategia más barata y efectiva en mucho tiempo. ¿Cómo lo lograron? Lo hicieron dejando de lado la explicación de los acuerdos y se enfocaron en generar indignación en las personas, con maniobras muy poco éticas.

Le puede interesar: Álvaro Uribe regaña a Vélez por revelar la estrategia del No

El expresidente Álvaro Uribe Vélez fue el primero en regañar al excandidato a la Alcaldía de Medellín por la imprudencia. “Hacen daño los compañeros que no cuidan las comunicaciones”, trinó el propio senador.

Pero ahí no paró la retahíla de Uribe. En diálogo con Blu Radio, el expresidente desmintió lo dicho por Vélez. “En mi vida jamás le he pedido a un colaborador que diga una mentira ni que oculte algo”, dijo. 

Aseguró que después de leer la entrevista, no ha parado de pedirle explicaciones a su gerente. “A mí me dijo que lo tergiversaron y yo le dije: Juan Carlos, eso no es suficiente. Tú tienes que darle la cara al país entero”, manifestó Uribe.

El expresidente aprovechó el momento para hacer un llamado a todos los miembros del Centro Democrático para ser prudentes en las declaraciones, pues -según él- se "maltrata la verdad". 

La teoría de la sacada de contexto está por lo menos en entredicho, pues el propio director de La República, Fernando Quijano, acudió a la misma emisora para defender la entrevista. Señaló que la conversación de una hora y media que sostuvieron con Vélez está grabada y podrían publicarla para que la gente saque sus propias conclusiones.

Más regaños 

Pero aquí no para la cosa. A los regaños del expresidente Uribe a Vélez en varios medios de comunicación se sumó un comunicado del Centro Democrático en el que "desautorizan" las declaraciones sobre la campaña del No.

"La estrategia de publicidad se basó en argumentos: dar a conocer a los colombianos los contenidos de lo firmado en La Habana, lo que sucedería si se aprobaba el plebiscito y el mensaje de la necesidad de corregir los acuerdos", se lee.

El partido asegura que nunca contrataron estrategas extranjeros, otra de las ligerezas que soltó Vélez, y que la estrategia de comunicación que usaron fue directamente con los colombianos.

"Nuestra campaña no apeló a la mentira ni a la tergiversación de mensajes, acudió a los argumentos para que las personas votaran a conciencia sobre el gran daño que se hubiese hecho al país si estos acuerdos se hubieran aprobado e incorporado automáticamente a la Constitución", finaliza el comunicado.

Las revelaciones

La campaña del No recaudó $1.300 millones de 30 personas naturales y 30 empresas, de acuerdo con las declaraciones de Vélez a La República. Los cinco principales financiadores: la Organización Ardila Lülle, el Grupo Bolívar, el Grupo Uribe, Codiscos y Corbeta. Muy pronto, en las redes sociales se comenzaron a organizar campañas para boicotear esas empresas, varias de los cuales han explicado que aportaron a ambas campañas en la refrendación.

De entrada, Vélez admitió que “estábamos buscando que la gente saliera a votar berraca”. Cuando le preguntaron por qué tergiversaron mensajes en la campaña, contestó que “fue lo mismo que hicieron los del Sí”.

“Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación”, sostuvo en la entrevista. “En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios. En cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos. En la costa individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela”, añadió.

Puede participar:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.