Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/08/30 07:01

Esta es la pregunta que responderán los colombianos en las urnas

El presidente Juan Manuel Santos firmó el decreto para convocar al plebiscito y oficializó la pregunta que se pondrá a consideración del electorado el 2 de octubre para refrendar los acuerdos de La Habana.

Esta es la pregunta que responderán los colombianos en las urnas Foto: SIG

Terminó el suspenso alrededor del plebiscito. Horas después de que el Congreso autorizó convocar a las urnas para refrendar los acuerdos entre el Gobierno y las FARC para el 2 de octubre, el presidente Juan Manuel Santos divulgó la pregunta que tendrán que responder los colombianos.

Le recomendamos: Arranca la intensa campaña del plebiscito por la paz

El mandatario estuvo acompañado por todos sus ministros, el vicepresidente Germán Vargas Lleras incluido, cuando firmó el decreto que convoca a las urnas. La pregunta que se pondrá a consideración de los colombianos es: “¿Apoya el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”

En otras palabras, el mismo título del documento de 297 páginas que desde hace varios días fue publicado en páginas oficiales como en medios de comunicación, por eso Santos la calificó de un  interrogante concreto, claro y sencillo.
 
El presidente aclaró que no será un plebiscito armado, pues ya comenzó el cese al fuego bilateral y definitivo. A propósito, dijo que el Ministerio de Defensa le reportó que hubo “cero” ataques contra soldados y policías.
 
Dijo que esperaba que los colombianos le dieran el SÍ al plebiscito, aunque pidió que tomen la decisión con libertad, tranquilidad y seguridad. Aseguró que todos los que quieran hacer campaña en un sentido o en otro tendrán todas las garantías. “Ahora sólo falta el voto. Esta en sus manos, las del pueblo colombiano”
 
El plebiscito
 
Tras conocerse la pregunta, según el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, arrancarán formalmente las campañas por el Sí y por el NO, por lo que comenzarán los 30 días de pedagogía de los acuerdos y de divulgación del texto de los mismos, que correrán un día después de la firma del decreto.

Y para regular las campañas, el Consejo Nacional Electoral expedirá la reglamentación, o las reglas de juego que tendrán la campañas. Dicha reglamentación garantizará el cumplimiento de los principios de la administración pública y la participación en condiciones de igualdad, equidad, proporcionalidad e imparcialidad, de las campañas por el sí o por el no, para lo cual regulará el acceso a los medios de comunicación y demás disposiciones necesarias.

Salvo prohibición de la Constitución Política, los servidores públicos que deseen hacer campaña a favor o en contra podrán debatir, deliberar y expresar pública y libremente sus opiniones o posiciones frente al plebiscito. Queda prohibido utilizar bienes del Estado o recursos del Tesoro Público distintos de aquellos que se ofrezcan en igualdad de condiciones a todos los servidores.

Antes del inicio formal de esta campaña, Uribe y el Centro Democrático afirmaron que la campaña es desigual, incluso calificaron de trampa al plebiscito. Se quejan de que la Cámara de Representantes, por orden gubernamental, eliminó la disposición aprobada por el Senado en el sentido de que el Estado concurriría con publicidad tanto para la campaña del Sí como para la del No, y que a cambio, el Gobierno despliega toda su maquinaria y su aparato a favor del Sí. “Entregan una casa y dicen a quién recibe las llaves de votar por el sí”, denunció en el Senado. “No tenemos más armas que la palabra y caminar por las calles de Colombia”, advirtió.

En estos 32 días se anticipan numerosos debates entre promotores del Sí y los del No, en distintos escenarios. Académicos, foros en medios de comunicación, a los cuales Uribe dijo que no iba rehusar.

Pero el que se advierte más importante es el que tendrá lugar en el Senado. Por propuesta de los senadores de La U Jimmy Chamorro y Armando Benedetti, la próxima semana los partidos y los negociadores debatirán alrededor del contenido de los acuerdos de La Habana.    

Aunque Uribe está convencido que habrá “plebiscito armado”, pues las FARC no habrán entregado las armas, el senador del Polo Iván Cepeda asegura que, por el contrario, la campaña trascurrirá sin armas, pues el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez, aseguró que cumplirá el cese al fuego.

Por eso, Cepeda invitó a las partes a que el debate sea transparente, sereno y respetuoso sobre el contenido de los acuerdos. “No más mentiras, no más tergiversaciones, ni manipulación de miedos de los ciudadanos”, reclamó.

Otro senador del Polo, Jorge Robledo, aclaró que el plebiscito no será una consulta a favor del Gobierno y que mucho menos por votar Sí  al plebiscito se le esté dando respaldo al presidente Juan Manuel Santos. “En el Polo estamos Sí al plebiscito y No al presidente Santos”.

Claudia López, senadora de la Alianza Verde, pidió juego limpio en la campaña y señaló al uribismo de estar “de manera sucia, mentirosa y engañosa, desde sus cuentas  de redes sociales, tergiversan mis posiciones a favor de la paz”.

Carlos Fernando Galán, senador de Cambio Radical, aclaró que el partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras, desde el minuto uno ha estado firme respaldando el proceso de paz, como lo hará ahora con en el plebiscito. Para la muestra, recordó el voto favorable a todas las iniciativas de paz aprobadas por el actual Congreso. Repitió tres veces el apoyo al Sí en el plebiscito, pero eso sí, dijo que en esta campaña no guardarían silencio ante las inquietudes que generen los acuerdos de La Habana.

Por eso, este martes el presidente de la República, con un decreto, prácticamente marcará la alargada de la campaña por el plebiscito. Un mes en el que un país polarizado se debatirá entre dos opciones, la campaña irá hasta el primero de octubre, 24 horas antes de la votación más decisiva a la que estarán sometidos los colombianos en las últimas décadas.

Lo invitamos a opinar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.