Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/10/13 17:11

Plebiscito: el escrutinio más largo de la historia

Once días después de la jornada del 2 de octubre, el Consejo Nacional Electoral no ha declarado oficialmente la decisión. La demora podría tener consecuencias jurídicas.

Han sido contabilizados los votos del 99,8 % de las mesas en todo el país. Foto: Álvaro Sierra / SEMANA

En el papel, el plebiscito del pasado 2 de octubre estaba llamado a ser una de las elecciones más sencillas en la historia del país. No se elegirían presidentes, ni alcaldes, ni gobernadores. Tampoco congresistas, diputados o concejales. El tarjetón sólo tenía dos opciones, el Sí y el No, ni siquiera el voto en blanco. Más allá de lo profundo de la decisión –aceptar o rechazar el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC-, se presumía que la organización electoral no tendría dolores de cabeza para contabilizar la voluntad del pueblo depositada en las urnas.

Aquel domingo, la simpleza del plebiscito quedó demostrada en el preconteo de la Registraduría. En sólo dos horas contabilizaron los votos del 99,8 % de las mesas en todo el país, y tres horas después de cerradas las urnas, el presidente Juan Manuel Santos; el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, y el expresidente Álvaro Uribe se pronunciaron para admitir el veredicto democrático.

Le puede interesar: Las víctimas de Bojayá que no pudieron ir a votar

Sin embargo, todo lo anterior no tiene ningún efecto jurídico. Once días han pasado desde el plebiscito y el Consejo Nacional Electoral aún no ha hecho la declaratoria del resultado, como lo exige la ley. Por eso, el del plebiscito parece ser el escrutinio más largo de la historia.

Ni siquiera comparable con lo sucedido hace seis años con las elecciones al Congreso y la consulta entre los precandidatos del Partido Conservador. Aquel pulso en las urnas entre Noemí Sanín y Andrés Felipe Arias sólo se dirimió cinco días después de las elecciones del 12 de marzo del 2010.

Para los más suspicaces, la demora del CNE en declarar los resultados se podría entender como una estrategia para no poner en aprietos una eventual salida al limbo que produjo el rechazo a la refrendación. Por ejemplo, si alguna de las demandas prospera en la Corte Constitucional, no podría tener efectos en caso de que el resultado del plebiscito ya estuviera declarado.

Felipe García, magistrado del CNE, dice que la declaratoria del resultado no se ha producido porque aún falta contabilizar los votos de los colombianos en el exterior y sumarlos al consolidado nacional, que ya culminó. Hasta este jueves, 51 de 64 países ya habían declarado resultados. “Una vez culmine con los países que hacen falta se tendrá la información de todas las circunscripciones y se podrá declarar el resultado”, aclara.

El magistrado señala que tampoco hay una fecha precisa para que se produzca la declaración, pues señala que antes se deben resolver las reclamaciones a los formularios de las mesas, y revela que en la circunscripción de colombianos en el exterior se han presentado varias reclamaciones.

A día de hoy, el plebiscito del pasado 2 de octubre no tiene efectos jurídicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.