Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/09/30 23:00

Los beneficios que puede cobrar por votar el plebiscito

Si usted no participó en las pasadas elecciones no podrá votar el próximo domingo por no tener inscrita su cédula. Vea todo lo que tiene que saber de la jornada electoral.

Se requerirán cerca de 11.000 puestos de votación para que todos los colombianos puedan sufragar. Foto: Fotomontaje SEMANA

Sólo faltan dos días para que los colombianos acudan a las urnas para refrendar lo acordado entre el Gobierno y las FARC en la negociación que se cerró el pasado 24 de agosto en La Habana. Por esa razón usted debe conocer todos los detalles de la jornada electoral atípica que se vivirá en el país con dos opciones de voto posibles: el Sí y el No.

Le recomendamos: Consulte aquí si es jurado de votación en el plebiscito

Beneficios de votar en el plebiscito

Si usted es de los que piensan que votar solamente es un deber ciudadano, está equivocado. En Colombia siempre ha habido unos incentivos económicos para que haya alta participación en las jornadas electorales.

Así las cosas, después de que deposite su voto en la urna, los jurados de votación deberán entregarle el certificado electoral, que, entre otras cosas, sirve para obtener varios descuentos que le podrían servir.

1. 10% de descuento en el costo de expedición del pasaporte.

2. 10% de descuento en las matrículas en colegios y universidades oficiales.

3. 10% de descuento para el trámite de la libreta militar.

4. 10% de descuento para el duplicado de la cédula y de la libreta militar.

5. Servirá para tener preferencia en la solicitud de becas educativas, subsidios rurales o vivienda.

6. Podría tener un mes menos en la prestación del servicio militar.

7. Medio día de descanso remunerado en los lugares de trabajo.

8. Si fue jurado de votación el descanso será de un día completo con remuneración.

Le recomendamos: Este es el tarjetón del plebiscito por la paz

Los mayores de 18 años pueden estrenar cédula

Los jóvenes que quieran estrenar su cédula en esta votación deben primero verificar que estén inscritos en algún puesto de votación. Si cumplieron 18 años antes del 2 de junio, automáticamente su número de documento se asignó a una mesa de votación cercana de donde expidió su cédula. Pero cuidado, debe tener este documento, pues con la contraseña no podrá sufragar.

“Claro, los muchachos quedan en el censo electoral. Los jóvenes están autorizados para votar y ya hay un espacio en la página de la Registraduría en donde podrán conocer su lugar de votación”, dijo a Semana.com el registrador, Juan Carlos Galindo.

Para esta elección no hubo inscripción de cédulas, de tal suerte que si participó en las últimas votaciones en las que se eligieron alcaldes, gobernadores y concejales, podrá sufragar en el mismo lugar en donde lo hizo en aquella época. Si cambió de residencia o domicilio, no podrá hacer nada, a menos de que se traslade al lugar que le indique la Registraduría.

Le puede interesar: Una guía para entender los acuerdos de paz

El mito de Corferias

Generalmente quienes no tienen su cédula inscrita suelen creer que pueden acudir a Corferias en Bogotá para sufragar por tratarse de un lugar que es adecuado para estas personas. Esto es falso, allí no podrán sufragar si no hacen parte del Censo Electoral.

No se deje engañar por quienes le dicen que en Corferias le aceptarán el voto por ser el punto más grande de votación en Bogotá. Así como en la capital del país existe este mito, en otras grandes ciudades pasa lo mismo y miles de despistados llegan allí con la ilusión de votar.

“No les haga caso a quienes le dicen que podrán votar en los puntos más grandes de las ciudades, eso no es cierto. Consulte con su número de cédula en donde podrá sufragar, si no sale asignado es porque no podrá votar”, reiteró Galindo.

Precisamente el registrador ha manifestado que este proceso de votación equivale al de una elección presidencial. El Censo Electoral está compuesto por un poco más de 34 millones de colombianos, estas personas están habilitadas para ir a las urnas.

Los colombianos en el exterior

Hace un poco más de tres semanas se envió todo el material electoral a 64 países para que los colombianos que residen allí puedan votar en la jornada del plebiscito. Según el registrador, se instalarán 1.372 mesas de votación dispuestas en 138 ciudades de los países a donde llegó el material. Los sitios para sufragar estarán dispuestos en las oficinas consulares en el exterior y en algunos casos, dependiendo del lugar, se habilitarán puntos de votación externos que deberán ser consultados en la página web de la Registraduría.

Aunque los colombianos en el exterior también deben estar inscritos en los consulados, esto quiere decir que si tampoco participaron en las votaciones del 2015, no podrán sufragar por no hacer parte del Censo Electoral.

En Colombia ya se distribuyó todo el material para la jornada electoral atípica. “Son 80.553 kits electorales y se transportaron en 7.500 vehículos terrestres, 89 aviones y helicópteros, 84 barcos e incluso en las zonas más alejadas los tarjetones llegaron a lomo de mula”, dijo el registrador.

Le puede interesar: La guerra publicitaria entre el Sí y el No

Las opciones del Sí y el No

La Corte Constitucional decidió que para este plebiscito sólo habrá dos opciones: una por el Sí y otra por el No. No habrá voto en blanco. Así las cosas, para que el plebiscito sea válido el Sí debe superar el 13 % del censo electoral, lo que quiere decir que si no hay 4‘396.625 votos positivos, no será vinculante el plebiscito.

Como hay dos posibilidades de voto, hay unos escenarios para el Sí y el No. En la primera opción quedará refrendado lo acordado en La Habana cuando el Sí supere el umbral y el número de votos a favor del No. Si gana esta opción, todo lo acordado en la isla entrará al bloque de constitucionalidad que lo blindará jurídicamente para evitar cambios posteriores. Vendrá la reglamentación en el Congreso que pondrá en marcha los compromisos.

El No ganará en dos escenarios. El primero es que no se alcance el umbral requerido y el segundo, por supuesto, superar en votos al Sí. Esto quiere decir que los colombianos no avalan el proceso de paz con la guerrilla ni lo que allí se acordó y por lo tanto no hay lugar a la implementación del mismo.

Así las cosas, los colombianos tienen en sus manos la decisión de refrendar las 297 páginas de lo que acordaron las delegaciones de paz del Gobierno y las FARC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.