Lunes, 23 de enero de 2017

| 2016/06/20 16:37

Presidente “chantajea” a los colombianos: Ordóñez

El procurador general dijo que el aumento de impuestos del que habló el presidente este lunes es otra “amenaza” a favor del acuerdo con las FARC.

Presidente “chantajea” a los colombianos: Ordóñez Foto: Archivo SEMANA

Para el procurador Alejandro Ordóñez, más que argumentos a favor de la paz, el Gobierno viene haciendo gala del terror, la amenaza y el chantaje para conquistar la voluntad de los colombianos en favor de las negociaciones de La Habana (Cuba).

Para el jefe del Ministerio Público, no de otra manera se puede interpretar el anuncio del jefe del Estado respecto al supuesto aumento en el cobro de los impuestos que se generaría si el país no conquista la paz a través de este proceso.

Santos dijo primero que si el plebiscito por la paz no tenía un apoyo mayoritario de los votantes, el país corría el peligro de enfrentarse a una guerra urbana que las FARC estarían dispuestas a librar, ante el fracaso del proceso.

Para muchos, lo que reflejaba esa manifestación era la evidencia de que los insurgentes sí habían aprovechado estos diálogos para fortalecerse militarmente y para recuperar las fuerzas que perdieron durante los dos mandatos de Álvaro Uribe Vélez.

Pese a que los ministros trataron de morigerar los efectos de esas afirmaciones, quedó la sensación de que los señalamientos del jefe del Ejecutivo eran un tipo de amenaza a los sufragantes para obligarlos a votar a favor del acuerdo.

No había terminado el Gobierno de aclarar el enredo y los temores que generó esa afirmación cuando el presidente volvió a disparar. Santos dijo este lunes que si el proceso de paz fracasaba, no habría otra alternativa que aumentar los impuestos para financiar el recrudecimiento de la guerra.

Las reacciones no se hicieron esperar, menos la del procurador, que ha liderado las críticas a la negociación. Según Ordóñez, esta nueva manifestación del jefe del Estado pone en evidencia que el “chantaje” se ha convertido en el instrumento preferido del Gobierno para aprovecharse de la ciudadanía.

Según él, el país está viviendo una guerra sicológica que lidera el propio Gobierno, en la que se valen los engaños y convertir el miedo en un caballito de batalla en el que los votantes tienen que ir a las urnas sí o sí para evitar una catástrofe.

El procurador ha señalado insistentemente que los colombianos deben entender que lo que está en juego en La Habana no es la paz de Colombia sino el acuerdo entre una élite del terror, representada en las FARC, y otra institucional, que está a cargo del Gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.