Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/09/20 17:13

Debate del plebiscito: cuando Santos dice no, Uribe dice sí

Ernesto Macías propone a Julio Sánchez Cristo como moderador de un encuentro Santos–Uribe; la Casa de Nariño declina la propuesta, y César Gaviria se declara dispuesto a enfrentar a Uribe.

Ernesto Macías, Álvaro Uribe y César Gaviria. Foto: Archivo SEMANA

Álvaro Uribe fue el primero en retar al presidente Juan Manuel Santos a un debate con los voceros del No al plebiscito. Lo hizo la semana pasada, pero propuso figuras como el senador Iván Duque, el excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo, el exalcalde Jaime Castro o el exmagistrado José Gregorio Hernández como los eventuales contendores del mandatario. El expresidente propuso el reto, pero lo evadió con el argumento de que se entendería como un enfrentamiento Santos–Uribe.

El lunes el presidente Juan Manuel Santos, en Nueva York, donde asiste a la 71a. Asamblea General de las Naciones Unidas, cerró la puerta al debate. “¿A qué horas? Yo regreso el jueves (22 de septiembre) a Colombia y tengo un itinerario todos los días porque estamos en campaña (por el Sí en el plebiscito). No tengo tiempo para aceptar ningún debate en este momento”, dijo en una entrevista con Félix de Bedout, en el canal Univisión.

La reacción fue apenas un combustible para que el uribismo señalara a Santos de ser quien rehúye el debate. El senador Jaime Amín, por ejemplo, publicó una foto de Santos por las calles de Nueva York, con ironía dijo que “no tiene tiempo para debatir con Uribe pero si para andar de compritas” por la capital del mundo.

Pero el senador Ernesto Macías presionó al presidente, fue hasta la Casa de Nariño y allí mismo radicó una carta. En ella le enumeró las veces que Uribe ha hablado con Humberto de la Calle, y que ninguno de los argumentos críticos del proceso de paz fueron tenidos en cuenta. También recordó el diálogo que la bancada del Centro Democrático, con Uribe a la cabeza, con el entonces ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez.



Pero la carta de Macías contenía una nueva propuesta. Un debate “amplio, público, directo y televisado” entre los dos, Santos y Uribe, para que ambos expongan los argumentos por el Sí y por el No. “Dicha confrontación seria y argumentada permitirá a los colombianos tener una mayor claridad para tomar la decisión más acertada en la votación del plebiscito el 2 de octubre”, propuso Macías, y hasta postuló a Julio Sánchez Cristo, de la W Radio, como moderador del debate.

La propuesta le pareció “muy curiosa” al senador y negociador Roy Barreras. “Ya no sé a quién creerle. Si al expresidente Uribe, que dijo hace algunos días que él no participaba en debates para no volverlo un asunto personal y nos mandó a debatir con sus tres precandidatos presidenciales, o al expresidente, que ahora dice estar listo para el debate, o al expresidente que durante cuatro años dijo que no le interesaba debatir a pesar de muchos intentos que hicimos”.

Luis Guillermo Vélez, secretario general de Presidencia de la República, no tardó en responder la carta de Macías. Lo hizo por escrito y recordó que en numerosas oportunidades el presidente Santos ha propiciado el debate, pero que el Centro Democrático y el senador Uribe han declinado participar en él.

“En numerosas ocasiones el presidente de la República ha convocado a líderes políticos, empresariales, sociales, comunitarios y religiosos, tanto en La Habana como en Colombia, a debatir el contenido y los alcances de los acuerdos de paz recientemente suscritos”, dice la misiva de Luis Guillermo Vélez.

“Lamentablemente, una y otra vez los representantes del Centro Democrático y el mismo senador Álvaro Uribe declinaron las invitaciones”, agrega el secretario general de la Presidencia.

Minutos después de conocerse esta nueva carta, Uribe, en el recinto del Senado, confirmó su voluntad de -ahora sí- estar dispuesto a dar la cara en el debate.

“Muchas veces mis compañeros del Centro Democrático y yo nos reunimos con el doctor De la Calle, nuestros argumentos nunca fueron tenidos en cuenta. El presidente de la República me invitó cuando ya estaba todo consumado, eso es adherir. Me parece bien un debate del presidente con argumentos frente a voceros del No. El ideal sería con personas con las que no haya suspicacia ni rencillas políticas, por eso no debería estar yo. Si para ese debate argumental se considera conveniente que yo esté, tendría mucho gusto en participar en ese debate con el presidente de la República para oírle sus argumentos y para expresarle los nuestros”, dijo Uribe.

Para rematar esta cadena de dimes y diretes, quien sí aceptó el reto de Uribe fue el expresidente César Gaviria, jefe de la campaña nacional por el Sí a la paz. Desde el Eje cafetero le pidió a Uribe “dejar los miedos”, y sentarse a debatir frente al plebiscito.

“En más de diez oportunidades le he dicho al expresidente Uribe que debatamos sobre el plebiscito y nunca ha querido aceptar, huye. (…) Los debates no son con el presidente Santos, el plebiscito no es del presidente Santos, es de los colombianos ,por eso con mucho gusto espero a Uribe a la hora que quiera, donde quiera y bajo las condiciones que quiera para debatir, que me diga a dónde le llego”, dijo Gaviria en Manizales.

Uribe retó a Santos a un debate por el plebiscito, pero descartó ser el interlocutor. Ahora cuando Santos dice que no tiene tiempo, Uribe se ofrece a dar el debate. El expresidente Gaviria se ofrece a dar la discusión, pero su idea no tiene respuesta. El debate del Sí y el No se ha vuelto eso, un Sí pero No.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.