Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/10/09 20:14

La polémica destitución de la bibliotecaria de San Vicente del Caguán

La joven Lizeth Paola Amézquita fue removida de su cargo y aseguró que la razón fue haber votado Sí en el plebiscito. Semana.com habló con Humberto Sánchez, alcalde de la población, sobre el tema.

La polémica destitución de la bibliotecaria de San Vicente del Caguán Foto: Archivo particular.

La votación del 2 de octubre todavía deja marcas en buena parte del país. Los resultados fueron sorpresivos y dejaron a Colombia sumida en una incertidumbre y polarización nunca antes vista. Y San Vicente del Caguán (Caquetá) no estuvo exenta de las polémicas, tras conocerse los resultados. Pero lo ocurrido en el municipio donde las FARC habían tenido una zona de despeje durante el gobierno de Andrés Pastrana es más bien otra de las tantas historias macondianas a las que ya nos estamos acostumbrando.

Lizeth Paola Amézquita ha sido la bibliotecaria de la zona desde hace cuatro años. Durante la turbulenta semana que vivió el país después del plebiscito, la joven fue notificada por parte de la Alcaldía de que saldría de su cargo. Amézquita le aseguró a diferentes medios de comunicación que esta decisión había sido tomada porque ella había votado Sí en la consulta del 2 de octubre para aprobar los acuerdos a los que habían llegado el Gobierno y las FARC en La Habana.

Los reflectores apuntaron directamente a Humberto Sánchez, alcalde de San Vicente del Caguán y miembro del Centro Democrático, partido liderado por el expresidente Álvaro Uribe. En charla con Caracol Radio, Lizeth Amézquita señaló que “efectivamente le mismo viernes me pasó la carta de despido, manifestando que desobedecimos a sus ideales políticos”. Consternada, la joven afirmó ante los micrófonos radiales que le parecía “injusto que un alcalde tome este tipo de decisiones cuando cada ciudadano es libre de votar de manera democrática”, expresó la profesional.

Semana.com habló con el alcalde Sánchez, quien desmintió las afirmaciones de la joven bibliotecaria. El funcionario explicó que “el cargo que ocupaba la hoy exfuncionaria era de temporalidad". Según el mandatario, “ella estaba en un nombramiento provisional, ya que este cargo pertenecía a un empleado por carrera administrativa que se había ganado el concurso, pero este a su vez estaba en una comisión”.

Las versiones encontradas, que ya son parte usual de esta realidad macondiana que vive el país, comenzaron desde el propio viernes 7 de octubre. Mientras que la joven Amezquita señaló que el alcalde había ejercido cierta presión sobre los funcionarios para que apoyaran el No en el plebiscito, el alcalde se defendió asegurando que “siempre fue un garante para que los sanvicentunos votaran a conciencia”.

"Yo nunca reuní al personal para decirles que votaran por el No, además yo no sé si ella voto por el Sí o por el No, la verdad no sé porque el voto es secreto y en este caso ella no lo hizo público”, aseguró el mandatario en su página oficial de Facebook. En conversación con Semana.com se mostró hasta sorprendido por las declaraciones de la exfuncionaria.

La mejor del 2015

Como si la historia necesitara de más ingredientes, es necesario recordar que la Biblioteca de San Vicente del Caguán había ganado el Premio Nacional de Bibliotecas Públicas ‘Daniel Samper Ortega’ en el 2015. Este reconocimiento fue entregado por el propio Ministerio de Cultura, que había reconocido el trabajo de los funcionarios de ese espacio.

En el comunicado que anunciaba el reconocimiento, el ministerio señaló que “en un territorio golpeado por la violencia y el conflicto armado como San Vicente del Caguán, la Biblioteca Pública se ha erigido durante los últimos años como un espacio para soñar con un país diferente. A partir de la lectura, el aprendizaje y el rescate de la memoria para borrar las huellas de un pasado doloroso, esta biblioteca le ha ganado la batalla al olvido para convertirse en el corazón de la comunidad”.

De acuerdo con la información publicada por el Ministerio de Cultura, la Biblioteca Pública ‘Clara Inés Campos Perdomo’ cuenta con una colección de 4.500 volúmenes y recibió un estímulo económico de $50.000.000, destinados a su fortalecimiento. Adicionalmente, su bibliotecaria, Lizeth Paola Amézquita, realizará una pasantía internacional en una Red de Bibliotecas del extranjero.

“Este reconocimiento es para todos sanvicentunos y sanvicentunas. A partir de este momento nuestra historia comienza a transformarse", había dicho visiblemente emocionada Lizeth Paola a los periodistas que cubrieron el reconocimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.