Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2010 12:00:00 AM

Polémica en El Dorado

Opaín, el consorcio que construye el aeropuerto de Bogotá, subarrendó la terminal de carga mediante un controvertido contrato. Ahora la Nación no recibirá la mitad de los ingresos reales, y un particular se llevará la mayor parte del negocio.

Para las finanzas públicas, el negocio de la concesión del aeropuerto El Dorado es simple. Durante los 20 años que dura el contrato, la Nación, a través de la Aeronáutica Civil, recibe el 46,16 por ciento de los ingresos que genere la terminal aérea, y el resto queda para el consorcio Opaín, que construye, administra y mantiene las nuevas instalaciones.

Pero el concesionario comenzó a aplicar en la terminal de carga una fórmula que cambia radicalmente el negocio. Como resultado, el país recibirá muy poco contra lo que realmente producen sus instalaciones. Hay temor de que si esta fórmula prospera, se abra un boquete que traslade los grandes beneficios de la modernización a empresarios escogidos discrecionalmente por Opaín.

Estos son los hechos: el 4 de febrero pasado, Opaín entregó en arriendo el área de carga del aeropuerto a la firma Otca (Operador del Terminal de Carga Aeropuerto El Dorado SAS), una firma constituida ocho días antes para ese negocio. El alquiler es por 9.500 millones de pesos anuales y autoriza subarrendar las instalaciones. Este es el punto central de la polémica pues de esta forma, Otca puede negociar un mejor precio con los usuarios finales, pero la Aeronáutica solo recibirá un monto fijo de contraprestación, que es el porcentaje del contrato entre Otca y Opaín.

"La concesión no permite dar la explotación comercial a un tercero diferente de los socios de la concesión -dice Andrés Figueredo, supervisor del contrato de concesión de la Aeronáutica-. Si se hace, ni la interventoría ni la Aeronáutica tienen control de los ingresos reales y habría una posible desviación. Nuestra función es salvaguardar que esto se honre a lo largo de todo el contrato".

Una de las interventorías de la concesión, por su parte, advierte que si se calcula a precios de hoy, la Aeronáutica dejaría de recibir 13.000 millones de pesos cada año, sin incluir otros ítems susceptibles de comercializar en la terminal de carga, como la publicidad. De hecho, además de que con la nueva terminal se habilita más área alquilable, el precio por metro cuadrado, que antes estaba en promedio en 15.000 pesos, ahora está en 35.000, y hay zonas en donde incluso llega a 90.000 pesos el alquiler por metro cuadrado.

Juan Pulido, gerente del Consorcio Opaín, asegura que para ellos este es un contrato más de los 370 que tienen actualmente, que no difiere de las prácticas comerciales normales, y cita como ejemplo la forma como se opera el Puente Aéreo de Avianca. Sin embargo, en la Aeronáutica dicen que este caso no es equiparable, pues el arrendador financió y construyó el edificio y se trata de un contrato de más de diez años que se ha actualizado con adendos.

Pulido asegura que el propósito de Opaín fue vincular a un experto en el manejo de carga. En efecto, una firma estadounidense especializada tiene una participación minoritaria de Otca. El resto del capital de la nueva empresa proviene de fondos de inversión que administran dineros de pensiones. El gerente también afirma que la concesión prevé mecanismos para resolver las controversias, que comienzan con una comunicación oficial, algo que, dice, no ha sucedido. Y que en caso de no lograrse un acuerdo, está previsto que se acuda a un Tribunal de Arbitramento.

Es importante que no quede duda sobre la ejecución del contrato de concesión con Opaín, para no repetir las vergonzosas historias de la vieja terminal, donde unos pocos durante años lograron parqueaderos y locales a precios que no se compadecían con su productividad. Si bien la terminal de carga es apenas uno de los aspectos de la operación, no es despreciable su cuantía, y lo más importante, de la manera como se supere esta polémica se sabrá si al final todo el esfuerzo de la Nación con la nueva terminal resultó para el beneficio común o si solo benefició, sobre todo, a unos pocos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.