Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2017 1:36:00 PM

¿Por qué buscan suspender la licitación de las basuras en Bogotá?

La Personería, un centro de estudios ambientales y los habitantes del Mochuelo piden frenar la contratación del servicio, tasada en 4,8 billones de pesos, y que tendría que conocerse el 28 de diciembre. Se estudia usar Doña Juana 20 años más.

Hace cuatro años, en pleno diciembre, Bogotá amaneció tres días inundada de basura. Esa crisis, aún en la retina de los habitantes de la ciudad, podría repetirse, o al menos eso advierten los distintos sectores que se han pronunciado contra la licitación en marcha, con la que debe adjudicarse el servicio. 

Cinco empresas privadas estarán encargadas por los próximos ocho años de administrar 4,8 billones de pesos para desarrollar actividades de recolección de residuos no aprovechables, limpieza áreas públicas, corte de césped, poda de árboles y transporte de los residuos a los lugares de disposición final. 

La licitación, a cargo de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), ha generado polémica en los últimos meses. Justo este jueves la Personería de Bogotá emitió la recomendación de suspender el proceso por "no establecer acciones claras para incluir a los recicladores, desconociendo las órdenes de la Corte Constitucional de proteger a las minorías". 

Para la personera Carmen Teresa Castañeda, independientemente del modelo de servicio de aseo que se adopte, se debe garantizar el acceso al material aprovechable para los recicladores. Esto para proteger sus derechos al trabajo, igualdad y el principio de progresividad que, asegura, no están contempladas en esta licitación y, en cambio, fueron amparados por un fallo de la Corte Constutucional en 2003.

Otro de los puntos que critica el organismo es que no está claro cómo será el acceso de los recicladores a los contenedores de basura que se planean poner en las zonas críticas de la ciudad, ya que se prohibe la clasificación de los desechos en vía pública. Esta acción generaría multas y sería la Uaesp la encargada de que las autoridades se enteraran de tales infracciones.

"Pareciera que no se hubiera realizado un análisis retrospectivo de lo que fue la experiencia pasada de tener contenedores en algunas zonas del Distrito, que lo que hicieron fue acrecentar la problemática y generar molestia e inconformidad por ser focos permanentes de contaminación", aseguró la personería.

Adicionalmente, el organismo de control considera que los recicladores no tendrán claras las rutas y los horarios de recolección, pues que en los pliegos de la licitación se les pide a los operadores que publiquen esa información en sus páginas web, pero la comunidad recicladora no tiene acceso a esa tecnología.

Por otro lado, el ente de control observa que la Uaesp está delegando el deber de formar a los ciudadanos en separar los residuos a la empresa operadora, cuando "esta tarea debería obedecer a una política distrital, que lleva dos años sin avance".

Recomendamos: "Los recicladores están excluidos": Personera sobre licitación de basuras de Bogotá

La directora de la Uaesp, Beatriz Cárdenas, dijo a SEMANA que esta licitación del servicio de aseo es para el material no aprovechable y que ha dejado por fuera de la licitación el material reciclable porque es exclusivo de la población recicladora de oficio: "Los recicladores no han sido excluidos porque tenemos un anexo importante donde se dejan establecidas las reglas claras de la interlocución entre el reciclador y el prestador del servicio. Uno de los puntos más importantes es garantizar el acceso al reciclador y hay una prohibición expresa de trasportar ese material".  

En cuanto al manejo de los contenedores, Cárdenas aseguró que por cada contenedor va a haber uno deposito exclusivo para los recicladores y también se pondrán otros en lugares donde el reciclador lo solicite a la Uaesp. Con esto, dice Cárdenas, se promoverá la cultura de separación de residuos ya que serán los ciudadanos los que pongan en un contenedor el material reciclable y en otro el no aprovechable. 

Pero ahí no concluye el debate. Esta semana además habitantes de la vereda el Mochuelo radicaron una tutela para que se suspenda la adjudicación. Para ellos el hecho de que se siga utilizando el relleno de Doña Juana como el depósito final de los residuos de toda la ciudad vulnera sus derechos como vecinos del lugar. La comunidad afirma que se siente amenazada porque la vida útil del relleno solo cuenta con un máximo de cuatro años para seguir funcionando:"Si la licitación es por ocho años y la vida útil del relleno es de cuatro más, ¿qué van a hacer los operadores después?". 

Los campesinos piden en la tutela que se “protejan los derechos fundamentales de la comunidad que habita en los alrededores del Relleno Sanitario Doña Juana, de la salud, la vida, la intimidad, el libre desarrollo de la personalidad y el ambiente sano". Lo que buscan con este recurso es que el Distrito cese cualquier actividad que promueva el uso del relleno sanitario sin contar con las condiciones técnicas y sanitarias adecuadas.

Para la comunidad, lo ideal sería que no adjudique esta licitación hasta que no se tenga definido un destino diferente al relleno de Doña Juana. Además, piden que se dé cumplimiento al fallo del Consejo de Estado y el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que ordena que se tomen medidas de restauración con las familias afectadas por el relleno. 

Recomendamos: Sanción anulada: Petro arrolló a Ordóñez en el Consejo de Estado

A esos reclamos se suman otras voces de la sociedad civil. Gustavo Guerrero, director de Centro de Estudios de Política Ambiental afirma que por primera vez se va a prestar el servicio en toda la ciudad, incluyendo áreas rurales, corregimientos y viviendas disperas. Esto supone que incluiría también toda la localidad de Sumapaz donde se encuentra un parque natural. 

Según explica Guerrero, las áreas de parques naturales son protegidas por el país y cualquier intervención debe ser revisada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla. En este caso se tendría que establecer cómo operarían las empresas encargadas del aseo, ya que el tránsito de los camiones podría generar alteraciones en la dinámica de la flora y la fauna del páramo de Sumapaz, el más extenso del mundo.

Para Guerrero el problema en este sentido radica en que se necesitan licencias ambientales que otorga la Anla para hacer cualquier actividad que pueda impactar la reserva, incluidos los servicios de aseo. "La licencia debió haber sido contemplada antes por la Uaesp, eso denota falta de planeación. ¿Qué sucede si las empresas operadoras por algún motivo no obtienen las licencias ambientales necesarias para operar en ese lugar?", se pregunta. 

La subdirectora de Parques Naturales, Carolina Jarro, explicó que desde la Uaesp hará uso de la troncal Bolivariana, que es una vía pública, y se hará recolección en centros poblados como Nazaret, Betania y San Juan, pero no se hará recolección dentro del parque. Lo que le sugirió la entidad es que la recolección se haga con los carros adecuados y que además se desarrolle un plan de contingencia. 

Por su parte, Néstor Franco, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, afirma que con la licitación no se está resolviendo de manera definitiva la disposición de rellenos sólidos. Agrega que seguir enterrando la basura en rellenos sanitarios es una política contraria a las tendencias mundiales en donde se desarrollan plantas de aprovechamiento de los residuos sólidos que podrían convertirse en una fuente real de recursos.

La directora de la Uaesp aseguró que de la mano del Banco Mundial se están buscando alternativas distintas al los rellenos sanitarios otras estrategias que permitan mejorar en el manejo de las basuras. Sin embargo, dejó claro que Bogotá deberá continuar con el relleno sanitario por muchos años, ya que la ciudad no tiene predios para construir un relleno sanitario adicional, según el análisis que hizo la Universidad Nacional.

"Al interior de Doña Juana —dijo Cárdenas—tenemos algunas zonas para seguir disponiendo los residuos. Son zonas que se van a optimizar y vamos a pedir a la CAR un licenciamiento para poder seguir operando en zonas que permiten disponer los desechos por más de 20 años. Estamos haciendo los estudios y estamos evaluando cuáles son los lugares del relleno aptas para poner los residulos ahí".

Le sugerimos: Hasta los pájaros desaparecieron en el Mochuelo con la llegada del relleno Doña Juana

Frente a la posibilidad posponer la licitación el Distrito no se ha pronunciado. Lo que sí promete es que con esta licitación van a haber cambios significativos en la cultura ciudadana, además se verán vehículos recolectores de basura cero kilómetros y amigables con el ambiente, habrá un horario establecido de barridos y lavado conforme a los estándares de más alta calidad a nivel internacional, y se renovará el moviliario público de cestas de basura.  

Si bien estos cambios son necesarios para la ciudad, no responden por completo a los reparos y peticiones de la ciudadanía. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?