Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2017 8:56:00 PM

Belén de Bajirá: la pelea está lejos de terminar

Políticos y ciudadanos rechazaron la decisión del Instituto Agustín Codazzi de incluir cuatro territorios en el mapa del Chocó. La Gobernación de Antioquia anunció acción de nulidad y pidió una consulta popular.

Belén de Bajirá y los corregimientos de Macondo, Blanquiceth y Nuevo Oriente se han convertido en manzanas de la discordia y han ocasionado una tormenta política en Antioquia. Luego de la decisión del Instituto Geográfico Agustín Codazzi de incluir esos cuatro territorios en el departamento del Chocó, y que avaló el gobierno nacional, el gobernador Luis Pérez le salió al paso la polémica.

Con un duros cuestionamientos contra el gobierno nacional, anunció que suspenderá en esas poblaciones los servicios de salud, educación, acueducto y recolección de basuras. También dijo que será el pueblo de Belén de Bajirá quién deberá tomar la decisión final sobre a qué departamento quieren pertenecer. Por eso, aseguró que promoverá una consulta popular, junto con los concejales y alcaldes de Mutatá y Turbo.

Le puede interesar: Y por qué se pelean por Belén de Bajirá

En esa misma declaración, el gobernador anunció que llevará al Congreso un millón de firmas para evitar que el departamento de Antioquia pierda esos territorios, especialmente el municipio, que le pertenece desde 1975, cuando la Ordenanza 47 creó a Belén de Bajirá. Según el mandatario departamental, la decisión del gobierno de respaldar al Agustín Codazzi fue una condición para calmar las aguas que movían los promotores de un paro en el Chocó.

Y justamente hablando del Congreso, la polémica también llegó al capitolio. La bancada legislativa antioqueña, especialmente del Centro Democrático, anunció que entrará a paro por esta decisión. En total, son un grupo de 10 senadores y más de una docenas de representantes los que rechazaron la determinación del instituto.

Otro mandatario que también respaldó al gobernador fue el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez. En una serie trinos pidió agotar todas las instancias para que el territorio “permanezca donde siempre ha estado”.

El gobierno, por medio de su ministro del Interior, Guillermo Rivera, respondió a la polémica. Dijo que el gobierno está dispuesto a oír las inquietudes de la población de ese municipio y explicó que la decisión que el presidente tomó se apega a la ley 1447 del 2011. Pero le dejó el camino libre a los ciudadanos para que se pronuncien.

Puede leer: ¿A quién le importa Belén de Bajirá?

“Esta decisión está sujeta a una autoridad judicial, que en este caso es el Consejo de Estado, y quienes se sienten inconformes con esa decisión tienen la posibilidad de interponer una acción de nulidad ante este tribunal”. Aseguró que el gobierno acogerá la decisión que de allí salga.

Este domingo en la noche, la Diócesis de Apartadó terció en la disputa y por medio de un comunicado pidió conservar la paz en la que han vivido esas poblaciones. Aseguró que se deben respetar los intereses de la comunidad por encima de cualquier otro interés y pidió acatar la decisiones de las instituciones del Estado frente a Belén de Bajirá. Este lunes se hará oficial la decisión del Agustín Codazzi de ingresar a Belén de Bajirá y los otros tres corregimientos en el mapa del Chocó.

Este es el comunicado completo

La Iglesia Católica, estuvo, está y estará en medio de los pueblos de esta parte de Colombia, de difícil denominación, que hoy se llama Urabá Darién Caribe. Con la autoridad que deriva de este acompañamiento permanente, frente al conflicto surgido por la definición jurisdiccional de Belén de Bajirá, y que ha degenerado en un conflicto social, la Diócesis de Apartadó, expresa lo siguiente:

1. Los pobladores de estas comarcas, han convivido en forma armoniosa, y en paz social desde antes de la colonización, sin importar la procedencia de cada grupo humano. Estos territorios, como tantos otros de nuestro país pluricultural y multiétnico, fueron desde la llegada de extranjeros, lugares de refugio y asilo para quienes huían de sus terruños por motivos diversos y nadie los ha rechazado, hasta el punto de ser referenciales modelos de apertura y acogida de toda persona o grupo humano con sus costumbres y raíces que vienen a enriquecer su acervo cultural.

2. La disputa, tal cual la han venido tratando los sectores, y posiciones oficiales, ha generado un clima de confrontación que afecta gravemente esa
armoniosa paz en la que siempre han vivido las comunidades.

3. El respeto a la autonomía de los pueblos indígenas, afrodescendientes y mestizos, debe primar sobre cualesquiera otros intereses.

4. Se deben acatar las decisiones de las instituciones del Estado, las leyes y la Constitución Nacional, respecto al diferendo limítrofe de Belén de Bajirá, como señal de madurez, cosa en la que sus pobladores han dado ejemplo Cabal.

La Iglesia, acoge complacida el territorio y sus gentes sin prevenciones de ninguna índole e invita a todos los moradores a conservar la armonía, la
unidad y a evitar las divisiones y confrontaciones. De hecho, la división eclesiástica en Colombia difiere muy a menudo de la división política o civil.
Representando a los pueblos de este Urabá Darién Caribe, pido, en su nombre, el cese urgente de todo posible enfrentamiento, que incremente la
violencia de que estamos sobresaturados, tiempo ha, e invito a las instituciones estatales, cualquiera sea la decisión, a responderles a sus habitantes con la inversión social de la que están en mora desde tiempos Inmemoriales.

La Diócesis ofrece, decididamente, su disponibilidad a los gobiernos de los dos departamentos de Antioquia y Chocó, en aras de un futuro donde lo
primero sea su gente".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?