Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/11/01 12:23

El Magdalena, más que un canal hidráulico

Manuel Rodríguez, primer ministro de ambiente de Colombia, manifiesta su descontento con el especial sobre el proyecto de recuperación de navegabilidad de este afluente.

El Magdalena, más que un canal hidráulico Foto: cortesía Cormagdalena.

La edición impresa de la Revista SEMANA que circuló entre el 25 y el 31 de octubre del 2015 incluyó un especial sobre el proyecto de recuperación de la navegabilidad del Río. Manuel Rodríguez Becerra, que también es el director del Foro Nacional Ambiental, entidad que ha hecho múltiples foros sobre el Magdalena y el proyecto de recuperación, envió una carta a la revista en la que explica que este proyecto va a afectar la sostenibilidad social, económica y ambiental de una de las arterias hídricas más importantes del país.

Lea la misiva completa a continuación:


Bogotá, octubre 28, 2015.
Alejandro Santos Rubino
Director Revista Semana

Apreciado señor director:

El especial de revista Semana (Octubre 24, 2015), sobre el proyecto de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, está lleno de verdades a medias e inexactitudes, y, en particular,  desinforma sobre los cuestionamientos hechos al proyecto por diez  de los principales  expertos colombianos sobre el río Magdalena.

Ellos,  por invitación del Foro Nacional Ambiental y la Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia, Fescol, escribieron sendos documentos para responder dos preguntas interrelacionadas: ¿cuáles son los riesgos económicos, sociales y ambientales del proyecto de navegabilidad? y ¿hacia dónde va el río Magdalena? Estos textos, conjuntamente con las presentaciones del proyecto por parte de Cormagdalena y Navelena,  fueron debatidos en foros públicos realizados en Bogotá, Barranquilla y Honda.

Los diez expertos coinciden en señalar los graves riesgos que implica para el país el hecho de que el proyecto considere al río Magdalena como un simple “canal hidráulico” sin tomar en cuenta ni su interacción con la cuenca hidrográfica del Magdalena-Cauca y otros proyectos que se prevén -como los hidroeléctricos-; ni su población ribereña; ni sus posibles impactos en la pesca, los ecosistemas ribereños y el litoral; ni los posibles efectos del cambio climático sobre el caudal del río Magdalena y sus afluentes.  Además, hemos visto con alarma la forma poco transparente como el Ministerio del Ambiente, Navelena y Cormagdalena están manejando el asunto de la licencia ambiental para el proyecto que es de crucial importancia para adelantar obras de esta naturaleza.  

Señor director, los riesgos no reconocidos en este megaproyecto de navegabilidad  que para algunos colombianos es un sueño podrían convertirlo en una pesadilla para todos. ¿Consideraría usted la posibilidad de hacer otro número especial con la visión de los expertos que valoran integralmente nuestro Río Grande de la Magdalena?

Cordialmente,
Manuel Rodríguez Becerra
Presidente, Foro Nacional Ambiental

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.