Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/04/07 12:22

Arrecian los operativos de las autoridades contra el Clan Úsuga

La Policía capturó 39 presuntos miembros de esta banda criminal en nueve regiones del país. Uno de ellos es el presunto asesino de los dos patrulleros en Puerto Berrío (Antioquia).

Alias el 'Negro Andrés' del Clan Úsuga. Foto: Policía Nacional

La semana pasada el Clan Úsuga decidió mostrar su poderío y buscó cercar a Antioquia, Córdoba y Chocó con un paro armado: asesinaron comerciantes y seis uniformados de las Fuerzas Armadas, incineraron vehículos y amenazaron al comercio.

Ante la ofensiva, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que no descansaría hasta dar con el cabecilla de esta banda criminal, Dairo Antonio Úsuga David, más conocido como ‘Otoniel’, y con todos los hombres que trabajaran para esa estructura.

Fue así como la Operación ‘Agamenón’, el gran despliegue contra el Clan Úsuga, tomó más fuerza y, este miércoles, lograron la captura de 39 presuntos integrantes de esa red, sobre todo en el Urabá antioqueño, el Magdalena Medio y el Alto Ariari (Meta).

“Seguimos doblegando la amenaza terrorista de este clan mafioso”, manifestó el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, quien agregó que, en total, sería 97 capturas en una semana.

Entre los detenidos está el principal cabecilla de la región del alto Ariari, Edrile Romero Palomeque, conocido también como el ‘Negro Andrés’. Él habría recibido orden directa de ‘Otoniel‘ de consolidar la presencia de esta organización criminal en los Llanos Orientales, buscando alianzas, por presión o intimidación, con los reductos de las estructuras ‘Libertadores del Vichada’ y el ‘Bloque Meta’.

Según la institución, en los últimos días Romero Palomeque había buscado ejecutar varias acciones criminales contra unidades policiales y la población civil. Además, el pasado 31 de marzo fue quien se encargó de amedrentar a los pobladores de la zona: “No queremos a nadie en las calles, ni carreteras. No respondemos por motos o carros que salgan. Serán quemados y el que se resista será ejecutado”.

Per además de esa importante captura, fue detenido Jordan Stiven Durango, ‘Lágrimas’, uno de los presuntos homicidas de los patrulleros Jefferson Vargas Ariza y Henry Nieto Ochoa, asesinados la semana pasada en Puerto Berrío como parte del ‘Plan pistola’.

Pero las operaciones no se quedaron solo en estas regiones. En Atlántico, Meta, Sucre, Valle del Cauca, La Guajira, Magdalena Medio, Norte de Santander y Urabá van 33 allanamientos que –según la Policía- han permitido incautar 29 armas de fuego (23 fusiles y seis pistolas), 55 granadas y una gran cantidad de explosivos.

“Varios de los detenidos eran los que venían ofreciendo 20 millones de pesos por comando Jungla asesinado; 10 millones por cada investigador y tres millones por policía de vigilancia. Incluso, en su accionar demencial pretendían atentar contra las familias de los uniformados que les siguen el rastro”, dijo la institución.

Además, esta acción policial afectó la red de sicariato y extorsión del narcotraficante conocido como ‘Inglaterra’, pues en la operación ejecutada en el Magdalena Medio se capturó a cinco integrantes de esta organización. Los detenidos son conocidos como ‘Samuel’, ‘Guri’, ‘Yo me mato’, ‘Éduar’ y el ‘Gordo’, quienes deberán responder al menos por 20 homicidios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.