Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2015 11:00:00 PM

Así encontró la Policía a los hombres que lanzaron ácido a universitaria

Semana.com revela los detalles desconocidos de la investigación en la que cayó un empresario y un homicida, los dos están señalados de agredir a Yenny Marsella Pardo.

Todo parece indicar que habrá justicia tras el ataque con ácido en contra de Yenny Marsella Pardo, la joven universitaria de 28 años que el pasado 2 de septiembre padeció el horror de ser agredida con ácido cuando estaba en un receso de clases en la Universidad Cooperativa. Allí cursaba último semestre de administración de empresas.

Este martes la Policía Metropolitana de Bogotá y la Fiscalía entregaron los videos de las dos personas capturadas por este escabroso caso. Se trata de dos sujetos con perfiles diametralmente opuestos: Rodolfo Torres Hurtado (40 años), un empresario de internet, y Haiver Andrés Vásquez, ‘Mechi Zorro’ (28 años), quien dos meses antes del ataque salió de la cárcel, luego de purgar una pena por homicidio.

Aunque ambos hombres se han declarado inocentes y han dicho que no tienen responsabilidad en el hecho, para las autoridades “está totalmente probada la plena responsabilidad de estas dos personas en el ataque”, según sostuvo a Semana.com un investigador del caso.

La investigación de la Policía fue efectiva y tardó tan solo dos meses. En ese lapso, los miembros del grupo de Delitos Sexuales, Trata y Tráfico de personas de la Sijín lograron recaudar las pruebas que, a la postre, determinaron las identidades de los individuos que presuntamente planearon y ejecutaron el hecho.

Alrededor de 21 videos ayudaron a la captura de Torres y Vásquez. Con estos se estableció que los dos se reunieron momentos antes del ataque, pero lo cierto es que otras pruebas recopiladas desde el mismo momento de la agresión fueron claves para determinar la responsabilidad.

Los primeros días, tras el ataque, parecía que la incertidumbre se había apoderado del caso. No había ni una sola pista del autor y se sospechaba que este sería un hecho más que quedaría impune. Pero lo cierto es que la investigación ya andaba a buen ritmo.

Lo primero que encontraron los investigadores del grupo de Delitos Sexuales, a cargo de la capitán Diana Carolina García Trujillo, fue un dato que resultó revelador. Un ciudadano había anotado las placas del taxi en que huyó ‘Mechi Zorro’ luego de esparcir el químico en el rostro y el cuerpo de Yenny.

El hombre entregó un papel con el dato al portero de la Clínica Magdalena en la cual la joven estudiante tuvo una primera atención médica. Esa información llegó a la Policía, que de inmediato contactó al taxista y determinó que no tuvo responsabilidad en el ataque.

El conductor reveló que había dejado al atacante en la zona de Chapinero: carrera 13 con calle 59, muy cerca del lugar de la agresión. Según les relató a los investigadores, el agresor le pidió que lo esperara mientras recogía al hijo, pero en realidad fue a lanzarle el ácido a la joven.

El conductor del vehículo de servicio público también ayudó a reconstruir un primer retrato hablado que posteriormente la Policía dio a conocer y con el cual ofreció una recompensa de 10 millones de pesos.

Con la versión del taxista también se estableció el recorrido del atacante y de Torres, antes y después de la agresión. también que los dos hombres estuvieron juntos.

Luego de divulgarse el retrato hablado, una persona en Villavicencio se comunicó con la Policía para manifestar que conocía al sujeto. A partir de ese momento, se convirtió en el principal sospechoso.

Pero los hallazgos no quedaron allí. La Policía de inmediato solicitó lo que se conoce técnicamente como ‘sábana’ de llamadas en las que aparecen los números de teléfonos entrantes y salientes. Allí se estableció que ‘Mechi Zorro’ y Torres se comunicaron 45 veces el día de la agresión. La última fue a las 10:00 p. m., a partir de entonces nunca más se volvieron hablar.  

El grupo de investigación de la Policía también determinó que las llamadas provenían de la zona del ataque y, en algunos casos, desde un motel en Chapinero.

Con las comunicaciones telefónicas, los investigadores establecieron la presunta responsabilidad de Torres, el propietario de una empresa de software que vive en la zona del Chicó, un exclusivo barrio del norte de Bogotá. De inmediato las autoridades buscaron su perfil de Facebook y otros datos a través de Google.  

Con las pruebas en las manos, este domingo la Policía trasladó a Villavicencio un grupo de agentes para capturar a Rodolfo Torres Hurtado y Haiver Andrés Vásquez (‘Mechi Zorro’) y con ello le pusieron un punto aparte a la investigación.

A pesar de las capturas, en el rompecabezas aún no encaja una pieza: establecer cuál fue la causa del ataque. La Policía no descarta que detrás haya un tema pasional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?