Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/2017 7:35:00 PM

Policía hace tiros al aire y lanza balas aturdidoras a comisión que verifica la masacre en Tumaco

El grave hecho se presentó en la vereda el Tandil a eso de las 2 de la tarde de este domingo. Entre la comisión había personal de Naciones Unidas, OEA, y un periodista de SEMANA. Fueron suspendidos cuatro policías que presuntamente dispararon contra los campesinos el 5 de octubre.

El mismo día en que la Defensoría del Pueblo emitió un comunicado en torno a que integrantes de la Policía Antinarcóticos serían los responsables del asesinato de seis campesinos en Tumaco, aparece otro hecho grave que compromete a la misma institución.

A eso de las 2:00 de la tarde de este domingo, policías lanzaron balas aturdidoras e hicieron disparos al aire, al momento en que una comisión hacía labores de verificación cerca de donde ocurrió la masacre de los campesinos, más específicamente en la vereda Tandil, en Tumaco, Nariño.

Dentro del grupo de la comisión había personal de Naciones Unidas, OEA, funcionarios de la Gobernación del Nariño –autorizados para estar allí-, Guardia Indígena y periodistas, entre ellos uno de la revista SEMANA.

Los policías estaban en la cima de una montaña. Cuando unas quince personas que conformaban la comisión se fueron acercando, los uniformados comenzaron a gritar frases como “ábranse de aquí, aquí no pueden estar”. Vale decir que tanto los miembros de los organismos internacionales como el resto de personal llevaban chalecos y distintivos.

Los funcionarios de la Gobernación del Nariño les dijeron a los policías que no podían disparar. Pero la respuesta vino con gases lacrimógenos, balas aturdidoras y poco después se escucharon disparos. Esta versión también fue corroborada por personas de la organización Somos Defensores que se encontraban en la zona. “Todos los de la comisión comenzaron a correr por el monte, fue un caos total”, contó el periodista de SEMANA que estaba en el lugar.

Se trata de un hecho de la mayor gravedad. Primero porque la policía está para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Segundo, porque al estar presuntamente involucrada en los hechos de la masacre –según el informe de la Personería del Pueblo-, la institución debería garantizar que en la zona las investigaciones se den con la mayor transparencia.

Este domingo, la Defensoría del Pueblo emitió un informe en el que le solicita a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría una investigación especial ante la presunta responsabilidad de la policía en el homicidio múltiple ocurrido el jueves. “Testimonios recogidos en la zona de los hechos por una comisión humanitaria, encabezada por el vicedefensor del Pueblo permiten inferir la presunta participación de servidores de la Policía Antinarcóticos en la muerte de seis personas”.

Precisamente en el marco de la investigación, la Policía informó que fueron suspendidos cuatro uniformados "que presuntamente accionaron sus armas de fuego" contra los campesinos.

Puede leer aquí: Integrantes de la policía serían responsables de la muerte de 6 campesinos en Tumaco.

El vicepresidente de la República Óscar Naranjo confirmó que "los uniformados actuaron irregularmente (...) Hubo disparos al aire y lanzamiento de granadas de aturdimiento contra la misión humanitaria, que investiga si en la vereda del Tandil aún faltan un cuerpo por levantar". 

Por su parte, el general José Ángel Mendoza, director de la sección antinarcóticos de la Policía Nacional, presentó sus disculpas a la comisión encargada de las labores de verificación. “Por supuesto que la Policía Nacional lamenta este tipo de situaciones, presentamos una disculpa a los acompañantes de la comisión”, dijo.

Mendoza también presentó su versión de los hechos. “En ese momento, un grupo de cerca de 200 campesinos quisieron ingresar a la fuerza por detrás de la base y eso generó dificultades. La situación es compleja allá, ya ha habido asonadas, por eso el ESMAD reaccionó lanzando dos granadas de aturdimiento, produciendo un ruido bien parecido a un disparo. Pero no se usaron armas letales”.

Sin embargo, el periodista que estuvo en el lugar asegura que los campesinos a los que hace alusión el general no quisieron entrar por la fuerza. Ellos se quedaron atrás. Solo los 15 miembros de la comisión intentaron entrar para hacer su labor, pero fueron recibidos con gases, granadas aturdidoras. Y sí hubo disparos.

Video de un reportero de Pacifista:  

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.