Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/20 21:14

Siete de los cadáveres de Humedal Tibanica ya fueron identificados

En el humedal Tibanica, ubicado en el suroccidente de la capital, han aparecido entre enero y septiembre nueve cuerpos sin vida. La banda los 'Erizos' sería la responsable.

Los humedales se han convertido en depósitos de cadáveres. Foto: Fotomontaje SEMANA

Las alarmas quedaron encendidas este miércoles luego de que el concejal del Centro Democrático Daniel Palacios diera a conocer que en lo que va corrido del año 20 personas han sido encontradas muertas en seis humedales de Bogotá.

El cabildante obtuvo la información de la Fiscalía luego de que presentara un derecho de petición en el cual le entregaron algunos detalles de las muertes. De inmediato Medicina Legal estableció que en sus archivos sólo aparecían 16 personas, siete de esos cadáveres no tenían signos de violencia y su deceso podría obedecer a causas naturales.

Aunque las cifras del cabildante y Medicina Legal no concuerdan, lo cierto es que la denuncia dejó en evidencia dos situaciones: la primera, que los humedales se han convertido en depósitos de cadáveres y que detrás de las muertes podrían existir bandas delincuenciales.

De todos los casos el más significativo se presentó en el humedal Tibanica, ubicado en la localidad de Bosa, límite con el municipio de Soacha. En este lugar encontraron cinco cadáveres de entre 15 y 34 años de edad. Además el de una mujer de 34 años y dos más de quienes no se ha podido establecer su edad y sexo.

Los registros de medios dan cuenta de lo que allí ocurría. En abril la Policía encontró entre matorrales los cuerpos de una pareja. El mes siguiente los habitantes de la zona reportaron el hallazgo de tres fallecidos flotando en aguas de la quebrada, todos con alto estado de descomposición.  

La denuncia del concejal y los casos a los que se sumaron otros homicidios dejaron abierta una pregunta sobre quiénes son las personas encontradas en el humedal y los motivos de sus muertes.

Las investigaciones preliminares de las autoridades apuntan a que los homicidios y el posterior abandono de los cuerpos estarían asociados a un ajuste de cuentas. Así lo señala el comandante de la Policía de la localidad de Bosa, coronel Álvaro Guerrero.

La Policía determinó que en esta deprimida zona operaba una banda delincuencial conocida como los “Erizos”, dedicada al microtráfico de estupefacientes. Las autoridades encontraron que los homicidios están ligados a luchas por el territorio entre bandas o ajustes de cuentas.

El comandante de la Policía de Bosa dijo que tras varios operativos lograron desarticular esta peligrosa banda. Además intervinieron junto a la Policía de Bogotá, la Fiscalía y la Policía de Soacha, una ‘olla’ ubicada en esa localidad. “No hemos vuelto a tener casos de cadáveres encontrados en el lugar (humedal), se presume que esta banda era la que nos generaba el problema en el sector”.

La directora seccional de Fiscalía de Bogotá, Carmen Torres, señaló desde junio se asignaron funciones a una fiscal de la unidad de vida para que conociera los hechos. “Se han encontrado rastros de violencia, pero lo que hay que esperar son los resultados de esta investigaciones para determinar si obedece a una cuestión sistemática de una organización o es una coincidencia”.

La fiscal también tiene la información de que una banda era la que estaba dedicada a perpetrar los homicidios y a arrojar los muertos en este sector. Siete de los cuerpos han sido identificados y faltan dos por identificar.

Sin duda lo que pasa en materia de homicidios en esta localidad debe preocupar a las autoridades, sobre todo por el número de muertos, que supera el de otras zonas en la capital: Río Tunjuelito en el que han encontrado cuatro cadáveres. En otros humedales se ha encontrado uno más.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.