Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/09/02 14:15

La misteriosa muerte del intendente Roncancio

El suboficial, de 37 años de edad, apareció sin vida dentro de una patrulla. La Sijín investiga si él se disparó.

El hecho se presentó en la estación de la localidad de Suba. Foto: SEMANA

Entre los policías que laboran en la estación de la localidad de Suba, en el noroccidente de Bogotá, ninguno oyó el disparo que le causó la muerte a intendente Alexánder Roncancio, de 37 años de edad.

El día transcurría dentro de la normalidad: los ciudadanos llegaban para poner denuncias y los policías entraban y salían con los detenidos. En medio de esa rutina, el suboficial, al parecer, tenía otros planes.

Roncancio llegó 6:00 a. m. a esa estación, tal como lo había hecho durante los últimos tres meses. Se alistó y recogió su arma de dotación, pero no esperó el llamado a formar.

Tras salir del armerillo, cruzó el parqueadero que conduce a la calle rumbo a una de las patrullas. Las primeras versiones indican que entró en el vehículo y se disparó directo en el corazón.

Ninguno de sus compañeros oyó la detonación y sólo se dieron cuenta de su ausencia cuando no llegó a formar.

La búsqueda tardó minutos. Uno de los uniformados lo había visto subir al automotor. En principio pensaron que Roncancio se había quedado dormido. Tras golpearle en la ventana y verificar que las puertas del vehículo estaban aseguradas, se dieron cuenta de que tenía el arma entre las manos.

Luego de tomarle los signos vitales, los agentes desistieron de llevarlo al Hospital de Suba. Las cuadras aledañas fueron cerradas y con cintas amarillas se impidió el paso de los transeúntes.

Uno de los patrulleros que laboraron con el intendente, que solicitó que no se revelara su nombre, le dijo a Semana.com que Roncancio era una persona alegre y buen compañero y que en los últimos días lo había visto “normal”.

Los motivos de la muerte del agente son ahora materia de investigación por parte de las autoridades.

El comandante operativo de seguridad de la zona norte de Bogotá, coronel Luis Hernando Benavides, le dijo a este portal que no está claro si el suboficial se quitó la vida o su muerte fue un accidente por mal manejo del arma.

“Hay un equipo interdisciplinario para investigar este caso y por ahora no descartamos nada”, señaló el oficial.

El intendente Roncancio llevaba 18 años en la Policía y su último lugar de trabajo fue el sector de Corabastos, en el suroccidente de Bogotá. En la actualidad patrullaba la zona de Colina Campestre, en el norte de la capital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.