Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/2014 12:00:00 AM

Policías muertos en Caquetá, asesinados con tiros de gracia

El ataque habría sido liderado por alias ‘Muelas’, miembro del frente 15 de las FARC.

En medio de la misión que tenían de llevar una persona capturada de Cartagena del Chairá a Florencia, para ponerlo a disposición de un fiscal que lo requería por tráfico de estupefacientes, fueron asesinados dos policías en Caquetá.

Según narró el comandante de la Policía de ese departamento, coronel José Elías Baquero Ayala, los dos patrulleros identificados como Gustavo Adolfo León González y Luis Alberto Echeverri Ortiz fueron asesinados con tiros de gracia, al parecer por miembros del frente 15 de las FARC, al mando de alias ‘Muelas’.

Igual suerte corrió el interno Denilson Arias Arenas, el cual era remitido por los uniformados en un vehículo blindado de la alcaldía de Cartagena del Chairá, que, según el comandante de la Policía de ese departamento, se utilizó por cumplir con los protocolos para ese tipo de remisiones.

“Es un hecho lamentable donde masacran a una patrulla de la Policía el frente 15 FARC al mando de alias ‘Muelas’. Se dio una captura en jurisdicción Cartagena del Chairá, la persona era requerida por el delito de tráfico de estupefacientes. Se informa al fiscal que tenía el caso y ordena trasladar esta persona hacia Florencia”, relató el oficial.

Añadió que “de ahí a las 6:30 de la mañana los policías inician el traslado a Florencia y en el kilómetro 52 en la vía a Florencia son interceptados por los terroristas de las FARC, donde causa la muerte con tiro de gracia a nuestros policías”, indicó el oficial.

Durante la misma acción, el subintendente José Iván Bonilla Cometa logró salir con vida al escapar del vehículo antes de ser masacrado por los presuntos subversivos.

El ataque se presentó al parecer cuando los uniformados hicieron caso omiso a un retén ilegal que había sobre la vía, pero los impactos de las armas fueron tan fuertes que los obligaron a detenerse.

El patrullero León tenía 27 años de edad y seis años y medio en la institución. Era originario de Miranda (Valle del Cauca) y su especialidad era ser investigador. El patrullero Echeverry, por su parte, pertenecía a la unidad de vigilancia y desde hacía ocho años y cuatro meses había ingresado a la Policía Nacional.

El subintendente Bonilla, sobreviviente, tiene 31 años y desde hace 13 años y medio integra la Policía. Actualmente pertenece a la Sijín y es oriundo de Villavicencio. Luego de ser encontrado, pues estaba desaparecido, fue trasladado de inmediato a Florencia, donde recibe atención médica especializada debido a la gravedad de los impactos de bala que recibió.

En lo que va del año ya son cinco los policías muertos en esa región del país. En un comunicado de prensa el Departamento de Policía de Caquetá rechazó el hecho y se solidarizó con "las familias de los uniformados y el ciudadano fallecido, los cuales se les dará cristiana sepultura en su lugar de origen”.

Luego del triple homicidio el presidente Juan Manuel Santos desde Medellín rechazó lo sucedido en Caquetá. El mandatario reiteró que la orden siempre ha sido la de atacar a los grupos al margen de la ley, porque no les darán ningún tipo de tregua.

“Rechazamos, repudiamos y condenamos el vil asesinato de tres miembros de nuestra Policía, que cometieron integrantes del 15 frente de las FARC (…) La orden la conoce el general Palomino, los comandantes de las Fuerzas Militares y el ministro de Defensa. La ofensiva se mantiene, la ofensiva se fortalece, no vamos a bajar la guardia ni vamos a cesar un solo instante en nuestra ofensiva”, dijo el mandatario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.