Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2011 12:00:00 AM

Política criminal tendrá capítulo sobre violencia sexual, dice viceministro

Organizaciones de mujeres, funcionarios y juristas coinciden en la necesidad de formular una política criminal sobre violencia sexual.

Jorge Fernando Perdomo Torres, viceministro de política criminal, anunció este miércoles que la violencia sexual será “uno de los capítulos más importantes” de la política criminal que viene preparando el Estado colombiano.
 
La corporación feminista Sisma Mujer, que organizó un foro sobre el tema, sostiene que “la violencia sexual ha sido una práctica habitual, extendida, sistemática e invisible dentro del conflicto armado interno colombiano, agravada por la alta impunidad”.
 
Por esta razón, las voceras de Sisma Mujer coinciden con analistas del tema de género, juristas y funcionarios en la necesidad de formular una política criminal sobre violencia sexual en el país.
 
El juez Baltasar Garzón, invitado al evento, resaltó que en el proceso de justicia y paz “no existe ninguna condena por crímenes de violencia sexual”. Garzón, asesor de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA, expuso los avances de la jurisprudencia internacional en materia de violencia sexual.
 
Según el jurista, en las últimas décadas ha surgido a nivel internacional una legislación que se enfoca en una protección especial a la mujer y en ampliar el concepto de violencia sexual. Esto se ha dado particularmente en tribunales como los de Yugoslavia, Ruanda y Sierra Leona.
 
Algunas sentencias han incorporado la perspectiva de género ya que la violencia sexual es utilizada en el marco de conflictos para infundir terror y humillar la honra del adversario. Es decir, se usa como “arma de guerra”.
 
Obstáculos para acceder a la justicia
 
Linda Cabrera, abogada de Sisma Mujer, explicó que en Colombia el marco jurídico de la justicia transicional no da respuesta a los casos de violencia sexual. Y añade que la ley 1257 del 2008, único instrumento que aborda el tema, no ha sido implementada aún.
 
Por su parte, Julissa Mantilla, abogada y consultora de la ONU, planteó que bajo ninguna circunstancia se puede admitir un caso de violencia sexual en la justicia militar. “Jurisdicción militar jamás”, planteó Mantilla.
 
Según un reciente informe de entidades no gubernamentales presentado en octubre, entre el 2001 y el 2009 se documentaron 141.271 casos de violencia sexual enmarcados en el conflicto armado. Cifra correspondiente al 30 por ciento del total de los casos registrados. Por esta razón, representantes a la Cámara como Iván Cepeda y Ángela Robledo plantearon considerar la violencia sexual como delito contra la humanidad.
 
En septiembre pasado, cinco expertas internacionales, que fungieron como juezas, estudiaron siete casos de violencia sexual en el conflicto y emitieron un fallo simbólico para que no queden impunes. El fallo, de siete páginas, hizo recomendaciones como reparar de forma integral a las víctimas, promover mecanismos eficaces de acceso a la justicia y crear una comisión de la verdad que reconstruya la memoria histórica de los delitos sexuales ocurridos en el país.
 
Actualmente, una comisión asesora compuesta por 11 expertos juristas prepara un informe para orientar al Estado en la formulación de una política criminal. El profesor Rodrigo Uprimny, integrante de dicha comisión, explicó que esta hace recomendaciones y lineamientos al Estado, pero que sólo las instituciones respectivas son las encargadas de formular esa política.
 
Este viernes, como cada 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, jornada acogida por la ONU en 1999.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.