Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/01/30 00:00

Políticamente incorrectos

Ni la cárcel, ni las investigaciones, ni las sillas vacías han servido para la renovación. Las listas a Senado y Cámara demuestran que la vieja política manda.

Manuel Julián Mazenet, candidato al Senado, es el candidato de Trino Luna, ex gobernador de Magdalena condenado por para – política. Abajo, Mohamed Duque, cercano a Juan Carlos Martínez y con un proceso por porte de armas, y Sammy Merheg, hermano de Habib Merheg, quien renunció a su curul en medio de cuestionamientos

Las normas por sí solas no cambian la cultura política de un país. Por eso en Colombia, a pesar de las reformas políticas que se han hecho, el escenario para las elecciones a Congreso de marzo próximo auguran más de lo mismo, poca renovación y reciclaje de los mismos clanes y barones electorales que se han valido de las clientelas para mantener su influencia política. Como si no hubiera pasado nada, los para-políticos que están en la cárcel; algunos congresistas que están investigados, y los mayores exponentes de la política tradicional tienen en las listas para Senado y Cámara verdaderos comodines.

El primer recurso al que recurren los congresistas cuestionados es el de poner en las listas a sus esposas, hermanos o hijos. Muchos de estos 'nuevos' candidatos tienen alguna experiencia política, pero la mayoría son legos y recién llegados. Por eso si bien desde el punto de vista jurídico no tienen problema, en el plano político nadie pasa por alto semejante transmutación de votos. La Misión de Observación Electoral (MOE) les pidió a varios partidos reconsiderar algunos avales "como una forma de mostrarle a la ciudadanía que han adoptado medidas para impedir la relación directa o indirecta entre grupos armados al margen de la ley y la política".

Los casos de lazos familiares se cuentan por decenas. Estos son apenas unos cuantos: Marta Curi de Montes, quien aspira al Senado por el Partido Conservador, es esposa del ex congresista William Montes, quien resultó absuelto por la para-política y conservó su investidura en un controvertido fallo. Marta Curi, quien nunca ha estado en política, es hija de Nicolás Curi, condenado a cuatro años de prisión. En Córdoba, Arleth Casado, esposa del condenado congresista Juan Manuel López, se inscribió al Senado por el Partido Liberal. El aval que recibió Casado por parte del partido le causó tanta indignación a la ex candidata presidencial Cecilia López, que ésta decidió marginarse de las elecciones al Congreso y acusó a las directivas de afincarse en la vieja política. En Córdoba también están en listas José Francisco Jattin, hermano de Zulema Jattin, novato en asuntos electorales, y Hernando de la Espriella, hermano de Miguel de la Espriella, condenado por concierto para delinquir con las AUC.

En Sucre la llave más poderosa la constituyen Teresita García Romero al Senado, quien es hermana de Álvaro García, y su fórmula a Cámara, Aracely Olivares, esposa del ex representante Eric Morris, ambos con probados vínculos con paramilitares. Así mismo, el hijo del condenado congresista Jairo Merlano aspira al Congreso.

Pero quien está moviendo los hilos más fuertes en la Costa es, aun desde la prisión domiciliaria, Enilse López, la 'Gata'. A finales del año pasado se supo que ella logró que varios ediles se trastearan para Convergencia Ciudadana, y ahora su hijo Héctor Julio Alfonso López aspirará muy probablemente al Senado por el PIN, acompañado de candidatos a la Cámara en cuatro departamentos de la Costa. En Magdalena, por ejemplo, su fórmula es Édgar Santos, su suegro. Con esta candidatura todos tiemblan porque hace cuatro años Héctor Julio sacó la mayor votación del país para Cámara. Algo que muchos atribuyen al dinero que la 'Gata' le invirtió a la campaña.

La 'Gata' peleó con Apertura Liberal, el controvertido partido que había avalado a su hijo en las anteriores elecciones, porque esta vez enfiló las baterías con otro personaje: Cristian Murcia, hermano del extraditado fundador de DMG, David Murcia Guzmán. Apertura Liberal ha usado el nombre de DMG en su campaña y por lo menos en Putumayo tiene bastante acogida.

Pero si por la Costa llueve, en el resto del país no escampa. En Antioquia muchos tienen los ojos puestos en Olga Suárez Mira, hermana del ex congresista Óscar Suárez Mira, barón electoral del municipio de Bello investigado por para-política y por sus vínculos con Hugo Albeiro Quintero Restrepo, detenido bajo la sindicación de ser una de las cabezas de la 'Oficina de Envigado'. Ella fue alcaldesa de ese municipio y en su momento enfrentó varias controversias porque se consideraba que había sido instalada allá por su hermano, con el aval de Quintero.

En Risaralda Sammy Merheg, empresario reconocido en la región, incursiona por primera vez en elecciones, después de que su hermano, el senador Habib Merheg renunció al Congreso cuando se le abrió investigación en la Corte Suprema de Justicia. Sammy recibió el aval del Partido Conservador.

Los Llanos no escapan a la 'moda' de hacer política en cuerpo ajeno. Miguel Ángel Pérez, condenado por sus vínculos con paramilitares en Casanare, tiene a su hija Paula como candidata a la Cámara, sin contar que su hermano, quien de todos modos ha sido un importante político en la región, también está aspirando.

La muestra la completa Doris Vega, esposa de Luis Alberto Gil, cabeza del extinto movimiento Convergencia Ciudadana, hoy detenido por para-política, aspira al Senado por el PIN. Ella fue diputada de Santander en dos ocasiones y siempre ha hecho política al lado de su esposo, con los mismos aliados y los mismos vínculos.

Hay otro grupo importante de candidatos que tiene investigaciones abiertas y sin embargo, muy porfiados, ya están en campaña. Es el caso del senador Óscar Josué Reyes, de Santander, investigado por el escándalo de para-política y quien, según Votebien.com, quiere repetir en su curul.

En el Valle Mohamed Duque García, quien había recibido el aval de ADN y es reconocido por su cercanía al controvertido Juan Carlos Martínez Sinisterra, aspira a la Cámara a pesar de que está a punto de ser llamado a juicio acusado por porte ilegal de armas. Martínez también respalda a su primo Jairo Hinostroza Sinisterrra, quien busca una curul por el Valle.

El otro candidato que se quedó en el limbo con la cancelación de la personería de ADN es el general en retiro José Antonio Gómez Méndez, quien es muy cercano al gobernador Juan Carlos Abadía y cuya carrera en la Policía se vio empañada después de que su nombre salió a relucir relacionado con miembros de la mafia.

Miguel Ramón Vega, conocido en Bolívar como el 'Ratón', encabeza la lista a Cámara del PIN a pesar de que en el expediente de la banda de Los 40 aparece reseñado un proceso que se le sigue por hurto de mayor cuantía, falsedad en documento, en la Fiscalía de Bucaramanga.

En el mismo expediente aparecen también menciones a Robín Hernández, candidato al Senado por el partido de la U, de quien el jefe paramilitar 'Don Antonio' dice haber apoyado su campaña para la alcaldía de Malambo en 2003.

Hay otros candidatos sobre los que cae la sombra de ser los herederos políticos de personajes muy cuestionados. Es el caso de Manuel Julián Mazenet Corrales, quien fue secretario de Educación y de Hacienda del condenado gobernador del Magdalena Trino Luna. Para su aspiración al Senado por el partido de la U lo apoyan 12 candidatos a la Cámara y tiene la bendición de Luna, quien maneja los hilos de la política tras bambalinas. En Atlántico, Adriana Blanco aspira al Senado con el respaldo de Dieb Maloof.

Hay casos en los que los cuestionamientos a las aspiraciones políticas de algunos provienen de las maquinarias y los dineros que están moviendo sus campañas, lo que genera suspicacias o bien porque estén siendo apoyadas por gobernadores o alcaldes, o porque sean inusualmente solventes. Es el caso de los movimientos ADN y PIN, que han sido cuestionados por el dinero que manejan, pues si esto se asocia a sus antecedentes de vínculos con la para-política en el Valle y Santander, respectivamente, hay razones de sobra para que se generen temores. No obstante, el Consejo Electoral le quitó la personería a ADN la semana pasada. Falta ver qué harán los candidatos de ese partido, si engrosarán las listas de los también cuestionados PIN y Apertura Liberal, o de los partidos tradicionales; o si la medida tendrá un efecto de castigo para los vicios que tienen asfixiada la política colombiana. El martes, cuando se cierren la inscripciones, se sabrá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.