Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/09/16 00:00

“Uribe es lo mismo que Santos”: Polo

Para congresistas de ese partido la presencia de Uribe en el Congreso es la oportunidad de ponerlo en ‘jaque’.

Jorge Robledo y Álvaro Uribe. Foto: SEMANA.

La eventual presencia del expresidente Álvaro Uribe en el Congreso, como senador, fue asumida por el Polo Democrático como una oportunidad para demostrarle al país que “Uribe y Santos son la misma cosa”, según palabras de Jorge Robledo, quien será la cabeza de lista de candidatos que este partido de izquierda confecciona para las elecciones parlamentarias del 2014.

El Polo es el único partido que declaró su oposición al gobierno de Juan Manuel Santos y el que más férrea oposición hizo al gobierno de Uribe durante ocho años. Y aunque el anuncio de Uribe, de integrar las listas al Senado por el Centro Democrático, pudiera ser asumido por esta colectividad como “una mala noticia”, los polistas se relamieron con el anuncio.

Jorge Robledo, por ejemplo, dijo que la presencia de Uribe en el parlamento “ojalá sirva” para mandarle un mensaje al país de que es en el debate político donde se deben tramitar las diferencias. Camilo Romero, otro de los congresistas de esta colectividad, asegura que con la presencia del expresidente en el debate “logra sacar del clóset a muchos que creen que el camino es la extrema derecha”. Sin embargo, pide que el debate sea con ideas y propuestas, y no con insultos.

Pero a las puertas del debate electoral, Robledo cree que Uribe va a sacar menos votos de los calculados. Los uribistas aspiran a entre 10 y 20 curules, pero el senador del Polo dice que el Centro Democrático la va a tener muy difícil de enfrentarse “al poder del santismo y su mermelada”. Según el senador, Santos le quitó a Uribe a los barones electorales, así como alcaldes y gobernadores, los que tienen amarados los votos. Pero admitió que en la Unidad Nacional va a ver mucho temor de enfrentar a Uribe porque inevitablemente su presencia le va a quitar sillas a algunos congresistas.   

Pero Robledo considera que en los temas medulares del país, y en el modelo económico, se demostrará que las diferencias entre Santos y Uribe son mínimas, y que las coincidencias son profundas.

Lo que sí le advierte Robledo a Uribe es que por primera vez en diez años, el expresidente no tendrá el monopolio de la opinión y que su manera de hacer política se tendrá que ajustar a las normas democráticas, pues tendrá que enfrentarse cara a cara con sus contradictores. “Ya no podrá hacer un monólogo como ha venido haciendo durante estos diez años. Para Uribe va a ser un cambio profundo medirse ante sus contradictores”.
 
Aunque de llegar al Congreso, y si el gobierno de la Unidad Nacional se mantiene, Uribe podría representar la oposición, pero Robledo considera que ese lugar lo representará únicamente el Polo. A la hora de los proyectos de ley vamos a quedar en solitario, como nos dejó solos el Partido Liberal cuando, siendo oposición a Uribe, votó a favor de los TLC.

Eso sí, dice que al Polo no lo impresiona coincidir en algún momento con Uribe. “Eso sólo le impresiona al santismo”. Y aclaró que la forma de hacer política del Polo no está sustentada en “pleitos personales”.
 
Sin embargo, el representante a la Cámara Iván Cepeda, quien aspira a dar el salto al Senado, y que probablemente se encontraría con el expresidente Uribe en el Capitolio, dijo que es una muy buena oportunidad para que le explique al país algunas de sus conductas.

“Será una estupenda oportunidad para poder tener debates a fondo sobre los temas nacionales, pero también para debatir lo que ha sido su carrera política y una serie de denuncias que existen en su contra con relación a múltiples hechos, como su presunta vinculación con grupos paramilitares”, asegura Cepeda.

Camilo Romero considera que la candidatura de Uribe al Senado lo que demuestra es una grave crisis de la clase política tradicional, una crisis de tamaña dimensión que no se le ocurre nada distinto que mirar hacia el pasado. “La clase política quiere ocultar que ellos son la enfermedad, perdieron toda capacidad de enmienda”. El senador nariñense cree que el futuro de Colombia no está en quienes han permanecido en el poder, y que esta es una oportunidad para demostrarlo.

Romero controvierte las tesis de los uribistas de que la presencia del expresidente fortalecerá el parlamento y le devolverá su carácter de independencia. Todo por la sencilla razón de que Uribe ya estuvo ocho años en el poder y no consiguió depurar el Legislativo que hoy sigue afectado por las mismas prácticas clientelistas y afectado con una opinión desfavorable por parte de los ciudadanos.  

Así como muchos sectores políticos saludaron la posible presencia de Uribe en el Senado, el Polo Democrático la asumió como una oportunidad para controvertir directamente con el exmandatario y para demostrar que ellos representan el cambio en la democracia colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×