Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/2015 7:00:00 AM

El discreto encanto de Clara López

Dirigentes disidentes de varias vertientes regresaron al partido para mantener el poder en Bogotá.

En ningún pronóstico estaba lo que actualmente ocurre en la campaña electoral del Polo Democrático. Esa colectividad vive la “reunificación” de antiguos cuadros que buscan mantener el poder y la administración en Bogotá, esta vez de la mano de Clara López.

Se trata de una historia particular que arrancó con las viejas intrigas y peleas en las toldas amarillas que terminaron en una desbandada de dirigentes hacia otras colectividades luego del escandaloso episodio del ‘carrusel’ de la contratación en el gobierno de Samuel Moreno.

Pero todo ese episodio quedó a un lado para dar paso a una serie de recientes adhesiones que pretenden que López llegue al Palacio Liévano y que la izquierda no pierda ese alto cargo, esto tras 12 años de gobierno.

El hecho que más sorprendió fue ver hace unos días al alcalde Gustavo Petro sentado con Clara López. Los dos militaron en el Polo, pero las relaciones quedaron rotas luego de que Petro tomó como caballo de batalla, para llegar a la Alcaldía, las denuncias que involucraron a Samuel Moreno en el ‘carrusel’ y que dejaron mal parado al partido amarillo.  

Es más, Jorge Rojas, exmilitante del Polo y considerado uno de los alfiles del actual alcalde, salió de la Secretaría de Integración Social para hacer campaña a favor de la candidata. No cabe duda para algunos, que ese fue el inicio del reencauche amarillo para mantener el poder en la capital.

Las adhesiones también llegaron de otro disidente que también se desligó de la figura de Petro: el senador verde Antonio Navarro. Este martes, como símbolo, le entregó una llave a Clara López para consolidar la unidad y recordar las antiguas luchas dentro del partido.

Detrás del senador llegaron otros viejos cuadros polistas: entre ellos, Luis Carlos Avellaneda, exsenador del partido de Clara y quien ahora es directivo de la Alianza Verde. También el exsenador Jorge Guevara y el representante Inti Asprilla, hijo del fallecido Guillermo Asprilla, que fue secretario de Gobierno de Petro y exmilitante del Polo. 

Una semana atrás los integrantes de la Alianza Verde dejaron en libertad a sus miembros para escoger el candidato a apoyar a la Alcaldía de la capital. Los concejales Yezid García, Roberto Sáenz y Boris Montes de Oca ya sabían para quién iría su respaldo. El apoyo terminó a su antigua copartidaria de las toldas amarillas.

Pero el ‘reencauche’ del Polo no ha terminado. Los concejales Antonio Sanguino, copresidente de los verdes, y el excandidato al Palacio Liévano, Carlos Vicente de Roux analizan conjuntamente para dónde van a inclinar la balanza. Ambos también militaron en el Polo.  

Una persona bien informada dice que no cabe duda que Sanguino entregará su respaldo a Clara López.

Estas son al menos las cabezas más visibles, detrás vienen antiguos mandos medios que salieron de las toldas amarillas y están listos a apoyar la campaña de Clara y meter el hombro entre todos para que la izquierda gobierne en Bogotá por otros cuatro años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.