Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1993/11/08 00:00

PONTE EL SOMBRERO

Vigorosa campaña del Ministerio de Salud para el uso masivo del condón pone a muchos a echarse bendiciones.

PONTE EL SOMBRERO

LOS COMERClALES TENIAN ala expectativa a todos los colombianos: "María Cristina González. 19 años. Busca novio. Los interesados llamar al 2889446"; "Santiago Vargas. 20 años. Busca novia. Las interesadas llamar al 2872730"... Estas cuñas aparecieron durante 20 días en la televisión nacional. Y la semana pasada salieron al aire otras que dicen: "María Cristina recibió 1.325 llamadas de jovenes interesados en ser su novio. Como ves, antes de que te cases con tu novio, es posible que tengas algún novio más. Si decides tener relaciones sexuales, utiliza siempre condón".
Fue entonces cuando los televidentes se dieron cuenta de que se trataba de un mensaje del Ministerio de Salud para promover el uso del condón entre los jóvenes como medio de prevención del sida. Sin embargo, antes de que la segunda parte de la campaña saliera al aire, se armó la polémica. Fabio Suescún, obispo auxiliar de Bogotá, criticó las cuñas y dijo que "con ellas se esta abocando a los jóvenes a un uso irresponsable de la sexualidad". Por su parte, el ministro de Salud, Juan Luis Londoño, salió en defensa de la campaña y explicó que "con ella no se promueve la promiscuidad. Simplemente se reconoce como un hecho que un grupo grande de colombianos esta asumiendo riesgos graves de contraer el sida por no tener sexo seguro".
Pero más allá del debate, que siempre se abre cuando aparecen comerciales de ese estilo, la campaña pone sobre el tapete una situación que resulta imposible de ocultar: los jóvenes colombianos, los muchachos entre los 15 y los 21 años, son los que tienen mayor riesgo de contraer el sida actualmente. A esta conclusión llegó el Ministerio de Salud al comprobar que más del 50 por ciento de las personas que sufren de esta enfermedad tienen entre 25 y 35 años. Y teniendo en cuenta el tiempo que dura el sida en manifestarse, es posible concluir que el contagio se efectuó antes de que tuvieran 21 años.
Precisamente por eso cualquier mecanismo de prevención que se quiera adoptar hoy en el país tiene que estar dirigido a los jóvenes colegiales y universitarios. Está comprobado que los adolescentes cada vez inician su vida sexual más temprano. De acuerdo con un estudio del Ministerio de Educación, la mitad de las mujeres tiene relaciones sexuales antes de los 20 años y los hombres antes de los 15. Además, el 50 por ciento de los jóvenes en el país mantiene una vida sexual activa sin estar casados y sin tener ninguna precaución.
Y este es el punto que más preocupa a las autoridades de la salud: los adolescentes viven su sexualidad corriendo riesgos para su vida. Los muchachos saben que el sida es una enfermedad contagiosa, pero no tienen claro cómo prevenirlo. "Eso es lo que buscamos decir en la campaña. Si los adolescentes deciden tener relaciones sexuales, les recomendamos usar condón", dice María Mercedes Durán, asesora de comunicaciones del Ministerio de Salud.
Sin embargo, la Iglesia reafirma que el país necesita una labor de educación más que de prevención. Y aunque esto sea una realidad, lo cierto es que al Ministerio de Salud le queda muy difícil ignorar una situación de salud pública real, que se comprueba con cifras y que esta matando a 600 colombianos al año. El sociólogo Manuel Velandia, que trabaja con enfermos de sida, opina que "la campaña es muy oportuna. Muestra que los jóvenes están en riesgo, y adopta el concepto de que el sexo debe ser una decisión particular. Con sus críticas, la Iglesia atenta contra los derechos de la gente. En lugar de esto, debería desempeñar un papel activo de prevención y educación a sus feligreses. Mientras más moralismo haya, habrá más infectados".
El Ministerio dice que va a seguir con su campaña así le vengan más críticas encima. Y es que su objetivo, que es disminuir la amenaza de sida que ronda entre la juventud, no parece dar espera. Tan dramática es la situación, que otros colombianos, que no forman parte de instituciones de salud ni de fundaciones de prevención, se han abanderado de la campaña del preservativo. El comentarista deportivo Edgar Perea, por ejemplo, siempre despide sus notas del noticiero de televisión con el mensaje: " Ponte el sombrero! ".
Lo curioso es que en el país todavía se siga polemizando sobre el uso del condón en momentos en que expertos aseguran que, bien empleado, el preservativo es ciento por ciento efectivo para prevenir el sida, y cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha declarado un medicamento esencial. Y, además, cuando se espera que para finales de este año varias universidades y supermercados pongan a funcionar más de 250 dispensadores en los que se podrán adquirir condones tan fácilmente como si fueran cigarrillos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.