Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2014 12:00:00 AM

El multimillonario ‘negocio’ familiar en el Senado

Una investigación por un ‘carrusel de contratos’ por 7.500 millones de pesos en esa corporación envió a la cárcel a cinco exfuncionarios.

Una vieja investigación sobre un hecho de corrupción en el Senado puso tras las rejas a cinco exfuncionarios de esa institución por varios años. Los implicados creían que su conducta quedaría en la impunidad.
 
Con una larga investigación, la Unidad Nacional Anticorrupción dejó al descubierto una serie de irregularidades en alrededor de 140 contratos que fueron entregados para la sistematización de la biblioteca del Senado en el año 2000. Según la Fiscalía, el detrimento patrimonial fue de 7.500 millones de pesos, una suma que a plata de hoy está calculada en cerca de 13.000 millones de pesos.
 
Durante la investigación se pudo comprobar que los cinco exfuncionarios incurrieron en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros, interés ilícito en la celebración de contratos y falsedad ideológica en documento público.
 
Uno de los implicados es Hernán José Baute Meza, quien para la época de los hechos fungía como director general administrativo del Senado. Él deberá purgar una pena de diez años de cárcel. La misma condena tendrá que cumplir José Leonel Clavijo Flórez, jefe de presupuesto, y Diego Fernando Henao Toro, asistente de biblioteca.
 
Mientras que Yolanda Giraldo de Vela, almacenista del Senado, y Carlos Hernán Salazar Bernal, jefe de División de Bienes y Servicios, tendrán una pena de ocho años de detención domiciliaria.
 
Mario Montes, director de la Unidad Anticorrupción, aseguró que la investigación arrojó que esos contratos fueron motivados no por las condiciones personales, ni por la calidad de los contratistas, sino que obedecieron a aspectos de familiaridad, de regionalismo y de militancia política. Es decir, los contratos se entregaron a dedo para favorecer a las personas y empresas cercanas a estas personas.
 
“Se determinó que las personas a quienes se les dieron contratos no prestaron los servicios. Sin embargo, se les certificó que habían cumplido con sus funciones”, aseguró el fiscal para explicar un ‘carrusel’ de contratos que hace 14 años desangró las arcas públicas.
 
La investigación también arrojó que la persona a cargo del proyecto de sistematización y organización en la biblioteca fue Baute Meza y fue él quien celebró los contratos de prestación de servicios, que desde la etapa precontractual se elaboraron en la oficina de Henao Toro.
 
Durante el juicio, el fiscal anticorrupción dijo que Clavijo Flórez fue quien expidió certificados de disponibilidad presupuestal y los respectivos registros de presupuesto.
 
Luego de la sentencia, según manifestó Montes, el juzgado ordenó la captura de las cinco personas involucradas en los hechos de corrupción. Ahora uno de los exfuncionarios irá tras las rejas y los demás tendrán detención domiciliaria. Pero mientras tanto, el dinero de los colombianos queda perdido en el ya famoso laberinto de la corrupción que en el Congreso parece de nunca acabar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.