Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/18/2011 12:00:00 AM

Por invierno, 50 colegios deberán ser reubicados

Cien mil millones de pesos son destinados para adecuar las escuelas y colegios afectados. El Gobierno garantiza que niños damnificados recibirán alimentación gratis en las sedes educativas.

Sin duda el reto de este Gobierno será poner en marcha con eficiencia la reconstrucción de las zonas afectadas por el invierno y en este proceso la educación es tema clave. Por ahora los esfuerzos se concentran en lograr que los 556.761 alumnos de colegios públicos impactados por inundaciones y deslizamientos puedan comenzar su año escolar, sin embargo el escenario es complejo.

Cincuenta instituciones educativas deberán ser reubicadas y construidas de nuevo, ya sea porque están ubicadas en zonas de alto riesgo o porque fueron destruidas por completo. En total, la cifra de colegios y escuelas que necesitan intervención para funcionar es de 1.800, según la ministra de Educación, Maria Fernanda Campo.

Campo aclara que para el caso de los 50 colegios que deberán construirse en otros lugares, éstos deberán presentarse como proyectos ante el fondo de reconstrucción, previamente aprobados por el Ministerio de Educación. Esto también aplicará a todos los proyectos educativos que los departamentos deseen poner en marcha en la etapa de reconstrucción.
 
“Los proyectos que se presenten ante el fondo de reconstrucción deberán tener el aval del Ministerio de Educación. Entonces, en cada uno de los departamentos hemos contratado equipos técnicos especializados para que nos ayuden a hacer el inventario y el diagnóstico del estado de la infraestructura de cada escuela y colegio”.

La solución para cada institución educativa es diferente y por eso el proceso ha tomado su tiempo. Un equipo del Ministerio ha recorrido cada una de las sedes afectadas para determinar qué tipo de intervención necesita cada una de ellas.

Por ahora, mientras en algunos sectores la solución inmediata es la adecuación de carpas temporales, en otros es urgente construir albergues o entregar subsidios de transporte para que los estudiantes de zonas alejadas puedan ser trasladados a los colegios que trabajarán la doble jornada.

La inversión, para adecuar las instituciones afectadas es de 100 mil millones de pesos, de los cuales 30 mil millones de pesos ya fueron girados por Colombia Humanitaria. “Otros 30 mil millones son recursos propios del Ministerio. Las gobernaciones y alcaldías tienen que ayudar a conseguir el resto”, aseguró la ministra.

El día de inicio de clases se acerca y 433 sedes están aún ocupadas por familias damnificadas, que para Campo, es el tema más “complejo”. Sin embargo, espera que las jornadas comiencen a más tardar en febrero y sean pocos los establecimientos que comiencen sus clases en marzo y reponer el tiempo perdido en las vacaciones de mitad de año.

“Eso genera un doble problema: primero, hay que buscar la ubicación temporal de estas familias de damnificados, y en segundo lugar, una vez desocupados los colegios o las escuelas, nos toca intervenirlos porque quedan absolutamente afectados, desbaratados: las cañerías tapadas, las baterías de baño desbaratadas y algunos casos, inexistentes”, agregó la Ministra.

Aunque resalta que en varios municipios se ya se comenzaron a entregar subsidios de arriendo para que los afectados por el invierno vivan en otros espacios, hay sitios que presentan problemas. “Son pocos los casos críticos, algunos como Riosucio, Chocó, en Tadó y en algunos del Atlántico”, agregó Campo.

La solución temporal en estos “casos extremos” es la construcción de albergues a los que serán trasladados los damnificados, para comenzar la adecuación de las instituciones educativas.

La ministra aseguró que la educación de estos estudiantes estará garantizada, así como la alimentación en los colegios o las escuelas, para evitar que los estudiantes abandonen sus estudios. El Icbf es uno de los garantes en este propósito. “La alimentación llegará a partir del primer día de clases”, informó Campo.
 
Campo recordó que desde este año la educación para los niños en básica primaria será gratuita. También reconoció que con la tragedia, la prioridad en la política educativa estará en mejorar las concidiones educativas para las zonas afectadas.

Sobre los docentes afectados, el Ministerio no tiene datos concretos, aunque aclara que por ser damnificados tendrán las mismas garantías y beneficios que ofrece el Gobierno para esta población.

Sobre los niños de colegios privados también afectados por el invierno, tampoco hay cifras.“Estamos focalizados con los colegios e infraestructuras oficiales. Sin embargo, estamos estudiando medidas que le permita líneas blandas de financiamiento para los colegios privados, de tal manera que puedan acondicionar su infraestructura. Estamos viendo qué línea de crédito sería, las condiciones y con qué instituciones”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.