Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2014 12:00:00 AM

¿Por qué asesinaron a un alemán en Tolima?

La Fiscalía capturó a cinco personas por el asesinato de Cheistan Friedeman Taschner, entre ellos su esposa y los dos amantes de la mujer.

La historia de que al ciudadano alemán Cheistan Friedeman Taschner lo asesinó la guerrilla de las FARC no le cuadraba del todo a la Fiscalía. Aunque así lo denunció la esposa de la víctima, el ente investigador inició desde septiembre del año pasado, cuando sucedieron los hechos, una ardua investigación que llevó a concluir que todo podría tratarse de un crimen pasional. 

El director nacional de Fiscalías, Luis González León, señaló que después de ocho meses se pudo comenzar a esclarecer el crimen del extranjero de 60 años, ocurrido en el municipio Armero-Guayabal (Tolima). 

“A la investigación allegaron evidencia y elementos materiales probatorios de donde se deduce que la hipótesis más probable de lo que rodeo esta homicidio son móviles pasionales y económicos”, señaló. 

Por los hechos un juez de control de garantías ordenó siete capturas, entre los que están la esposa del extranjero y sus dos presuntos amantes. Se tratan de un hombre y una mujer de quienes se desconoce su identidad. 

Hasta este miércoles se había capturado a cinco de los presuntos implicados por el delito de homicidio agravado, cargo que aceptaron luego de la imputación lo que les permitiría acceder al beneficio de una rebaja del 50 % de la pena. 

El 21 de septiembre del año pasado, la Policía encontró el cuerpo sin vida del alemán con varias puñaladas. El cadáver fue hallado en la finca Villa Laura, vereda Rotatorios, de Armero-Guayabal.

La versión que entregó la esposa del hombre nacido en Múnich, tras hallarse su cadáver, era que varios hombres ingresaron al lugar donde vivían, lo amarraron y luego lo mataron con arma blanca.

Desde, en un principio se descartó que se tratara de un robo, porque los supuestos delincuentes no se llevaron nada de su casa. 

Friedeman era un pensionado de empresa de telecomunicaciones de su país de origen y para la fecha de su homicidio llevaba 16 años viviendo en la región, donde tenía una finca entre Armero-Guayabal y Mariquita.

¿Cuál será el desenlace de esta truculenta historia? La Fiscalía será la encargada de desentrañar los hechos y determinar finalmente como ocurrió todo. Y de buscar que se haga justicia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.