Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/05/20 11:47

La importancia de que los niños no consuman tanta gaseosa

Especialistas en nutrición opinan sobre la histórica decisión que tomaron los industriales de no venden esas bebidas en los colegios del país.

Estas empresas representan el 76 % de las bebidas no alcohólicas -sin las lácteas- en volumen que se comercializan en el mercado. Se espera que gradualmente se ponga en marcha el acuerdo, pero que desde enero del 2017 se consolide su práctica y plan de seguimiento. Foto: Archivo Particular

Fue un pacto que tomó tres años en concretarse entre los fabricantes de bebidas no alcohólicas y que finalmente fue promulgado este jueves. El compromiso quizá más importante es que las empresas comercializarán, en todos los colegios de primaria del país agua mineral, jugos 100 % de fruta, bebidas cuyo contenido de fruta sea superior o igual al 12 % y bebidas con base en cereal.

Postobón, Pepsico, Coca Cola, Coca Cola Femsa, Bavaria, RedBull, AJE y Monster Energy son las compañías que hacen parte de este acuerdo de autorregulación firmado a instancias de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI, con beneplácito del Ministerio de Salud, y que, en primera instancia, significaría que los estudiantes menores de 12 años, tendrán un acceso limitado a gaseosas, té y bebidas hidratantes.

¿Pero por qué este tipo de medidas y otras que se tomen desde el hogar son  importantes? Diana Rojas, magister en nutrición y salud, explicó a Semana.com que esta política es muy positiva ya que reduce la ingesta de bebidas con altas calorías que actualmente impactan desfavorablemente en la salud de los menores.

“El consumo de estas bebidas pueden producir obesidad en los niños y no aportan las vitaminas y los minerales que el cuerpo necesita”, señaló.

La nutricionista también dijo que los niños y las familias consumen bebidas como las gaseosas porque son las más baratas del mercado. Y que incluso hay padres que creen erróneamente que entre más cantidad de gaseosa ingieran los niños, más hidratados estarán.

Contrario a lo que creen algunos padres, la experta explica que el consumo excesivo de bebidas azucaradas puede producir asma, problemas en los riñones, obesidad, enfermedades cardiacas, aumenta la posibilidad de padecer osteoporosis, las complicaciones reproductivas y aumenta el riesgo en un 80 % de desarrollar diabetes.

Según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (Ensinc), uno de cada seis adolescentes del país presenta obesidad. Así mismo, en el país hay 2,2 millones de adultos con diabetes, siendo Colombia el segundo país de América Latina con más personas entre 20 y 79 años que padecen esta enfermedad. 

Por esto, Rojas recomienda que los padres que no solo se sumen a esta iniciativa, sino que además promuevan buenos hábitos de alimentación en las casas. 

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo por su parte que la iniciativa es una contribución a mejorar la calidad de vida de los colombianos y subrayó la importancia del seguimiento a lo pactado por la industria.

Además, el funcionario resaltó el beneficio de esta política para el agro ya que habrá en aumento en la venta de fruta y de azúcar como materias primas para los distintos productos que componen el portafolio del sector, lo que en economía de escala podría implicar que se consumen cada vez más s jugos con mayor contenido de frutas, sus precios podrían reducirse con el tiempo.

De acuerdo con voceros de la ANDI, que responsabilizaron a los directivos de las instituciones educativas para que las restricciones sean cumplidas, “este acuerdo busca que los hábitos alimenticios de los más jóvenes mejoren en el mediano plazo”

Otros puntos del acuerdo

El segundo punto del acuerdo tiene que ver con la información nutricional que contienen las etiquetas de los productos e, incluso, los dispensadores de venta no tendrán marcas, sino mensajes que promuevan buenos hábitos de consumo. El tercer pacto implica no dirigir publicidad de bebidas no alcohólicas a menores de 12 años relacionada con gaseosas, bebidas hidratantes y té. 

Con el cuarto compromiso se propone trabajar en la promoción de hábitos de vida saludables que fomenten la actividad física, en colaboración con el Ministerio de Salud. Por último, cada compañía se compromete a proveer una variedad de empaques con diferentes porciones, incluyendo tamaños pequeños o reducidos, y opciones bajas en calorías o libres de ellas.

Las medidas para reducir el consumo de bebidas azucaradas no se estará dirigida únicamente a niños y adolescentes. En los próximos meses también se discutirá en el Congreso la propuesta del ministro Gaviria sobre la posibilidad de gravar con impuestos estos productos para reducir su el consumo en los hogares colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.