Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/24/2014 12:00:00 AM

¿Por qué las cifras de Bogotá son buenas para Gustavo Petro?

Según el informe de Bogotá Cómo Vamos, al Distrito solo le fue bien en el sector Salud.

“Cifras de Bogotá Cómo Vamos son positivas”, fue el análisis que hizo el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, después de que presentaran el informe de calidad de vida 2013. Sin embargo, según el informe, a la fecha el mandatario solo ha cumplido dos de las metas de su plan de desarrollo y son en el sector salud y seguridad. Mientras tanto, la ciudad va mal en casi todos los aspectos.

El Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana tiene tres ejes fundamentales, superar la segregación social, adaptar y mitigar el cambio climático como ciudad y fortalecer el poder público. 

Mientras que, Paul Bromberg, exalcalde de Bogotá, dijo que un gobierno municipal no puede bajar la pobreza, porque la reducción de las cifras tiene que ver con el movimiento de la economía en Colombia -teniendo en cuenta la reducción en general del país-, el alcalde Gustavo Petro basó su discurso no en pobreza monetaria, sino la multidimensional pues, según él, está más relacionado con el gobierno local y resume las demás cifras.

Para Colombia, la pobreza multidimensional en el 2010 era del 30,40 % y baja en el 2011 al 29,40 %, en el 2012 al 27 %, y en el 2013 a 24,80 %. En Bogotá, para los mismos años los porcentajes son: 12,1 %, 11,9 %, 11,1 %, y baja a 8,7 % en el 2013.

Según Gustavo Petro, los logros de Bogotá Humana son más que los fracasos. El alcalde aseguró que para bajar los índices de pobreza multidimensional, se tuvo que mejorar la política de educación, la política de salud en el año 2013, la política de primera infancia y las condiciones de hábitat y medio ambiente

Educación

Para el exalcalde Paul Bromberg “lo más interesante de esta administración es el tema de educación. Los problemas en estos temas gruesos (educación y movilidad) son graves. La ciudad no ha logrado disminuir la brecha entre colegios públicos y privados. En realidad, los públicos tienen situaciones económicas más delicadas. Las desigualdades son dramáticas. La cosa no está funcionando”.

No obstante, Petro mencionó que el proyecto de educación 40 x 40 (40 horas a la semana, 40 semanas al año) no se logra de la noche a la mañana: “esto es más costoso y más difícil que el Metro de Bogotá. Nosotros pusimos una meta, 250.000 jóvenes, que es la cuarta parte del total, que significa que si en cuatro años alcanzamos la cuarta parte del total, significa que este programa debe durar 16 años”, enfatizó el alcalde. 

Petro hizo énfasis en que, “hace unos 7 años los colegios públicos no llegaban ni al 35 % en esos niveles y ahora llegan al 60,2 % y porque los colegios privados relativamente han ascendido también en sus calificaciones en un porcentaje menor, lo que lleva a un cierre de la brecha”.

“Si hay un cierre de la brecha en calidad del colegio privado y público en la ciudad de Bogotá, hay un cierre de las desigualdades sociales porque en esto, solo se supera la segregación social y la desigualdad social si al menos no es excluyente. Pues en ese camino vamos y por eso la cifra es determinante y claro entonces que la política educativa es la prioridad de Bogotá Humana, deberíamos hacer un esfuerzo mayor en discernirla, auscultarla, evaluarla, mirar qué va bien, mirar qué va mal”, añadió.

Otros aspectos que resaltó de la educación en Bogotá, es que hay una serie de componentes que están tratando de realizar, primero con un aumento sustancial del presupuesto público que de 2,3 pasó a 3,2 billones de pesos y con un esfuerzo institucional para que la Secretaría de Educación logre ejecutar ese presupuesto. Además, que Educación fue de las entidades que más poder de ejecución tuvo.

Salud, los grandes logros del alcalde

“Bajó la tasa de mortalidad infantil para menores de un año en el 2013 a un dígito y no se muere ningún niño de hambre en la ciudad de Bogotá como antes sí, bajó la tasa global de desnutrición, bajó la tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años, bajó la tasa de mortalidad por neumonía y casi todas las vacunas se pusieron por encima de 100, es decir, que vacunamos a los niños de la Sabana de Bogotá cuando estaban, hace un año, en 86 u 87”, dijo Gustavo Petro sobre las cifras del informe.

Además, dijo Petro, que Bogotá presente buenas cifras con los problemas del sector salud que tiene el país es meritorio. Esos resultados, según Petro, se deben al modelo de salud preventiva y una política pública del distrito exitosa.

“Lo que están mostrando las estadísticas de salud, que además nos ayudan a que este porcentaje de caída de la pobreza multidimensional se logre, es el modelo preventivo donde tenemos las barreras; es el modelo contributivo, es decir, el corazón de la Ley 100, lo que amerita una discusión pública con la Nación sobre el cambio de salud pública a nivel nacional, que impactaría positivamente y mucho más en la ciudad de Bogotá”, explicó el mandatario.

Medio ambiente

Según el informe de Bogotá Cómo Vamos, la concentración de partículas de polvo presenta una reducción del 28 % en los últimos cinco años.

Sobre la calidad de agua, 4,1 kilómetros mejoraron si calidad de marginal a buen. Sin embargo, los tramos bajos de los ríos continúan con una pobre calidad de aguas a causa de vertimientos ilegales y legales. También, se reporta un incremento del nivel de contaminación hídrica de 5.631 toneladas con relación al 2012.

Por otro lado, en los últimos cinco años se redujo en un 8 % el número de árboles por cada 100.000 habitantes. Ahora, hay un árbol por cada seis personas.

Para Petro los datos ambientales dieron positivos. “Mejoró la calidad del aire, millones de partículas por metro cúbico. Y los cuerpos hídricos que también son insuficientes como todos lo sabemos, pero miren en un año muestran mejoramientos sustanciales de los cuerpos hídricos en los tres grandes ríos de la región que son afluentes del río Bogotá, mejoramiento de aire, mejoramiento de aguas, mejoramiento de ruidos, variables fundamentales del medio ambiente.


Movilidad ¿mejoró o empeoró?

Mientras en el 2012 nos demorábamos 72 minutos viaje promedio, en diversos modos en el 2013 nos demorábamos 64, es decir que cayó ocho minutos el promedio de duración de viajes en la ciudad de Bogotá, “eso se llama mejoramiento de la movilidad, por azar, por coincidencia, ¿qué pasó? El informe aquí dice, “pero cayó la velocidad del TransMilenio, sí cayó del 26,08 a 26,06, es decir 0,02. Nada”, explicó Petro.

Sin embargo, hay cifras que no favorecen la movilidad en la capital. La primera, que el 40,3 % del estado de la malla vial urbano es malo. Segunda, que no se construyeron la cantidad de kilómetros de ciclovías como estaba trazado en las metas del 2013 de la Bogotá Humana. El número de vehículos particulares tuvo un incremento del 35 % en los últimos cinco años, las motocicletas se duplicaron en el mismo lapso y el transporte público creció un 7,05 %.

En cuanto al tiempo de desplazamiento, el alcalde sugirió que se mermó ocho puntos el promedio de desplazamiento de las personas en la ciudad (72 a 64 minutos), sin embargo, en la meta trazada está en 51 minutos, cifra que no ha alcanzado hasta ahora.

¿Por qué se rajó en movilidad? Según la tabla de avance de las metas del Plan de Desarrollo a 2013, el alcalde se propuso construir 7 kilómetros de la red de líneas de cable proyectada que conectaran zonas de difícil acceso y solo garantizó recursos para dos cables aéreos que suman poco más de cinco kilómetros.

También dijo que construiría cuatro estacionamientos disuasorios en puntos de intercambio modal, ese punto no tuvo ningún avance. Además, decía su Plan que reconstruiría el 100 % de las troncales Caracas y Autopista Norte, tampoco lo ha avanzado en el tema. De igual manera mencionaba que construiría 5 kilómetros (12 %) de la primera línea del Metro y solo contrataron estudios de ingeniería básica.

Finalmente, decía que construiría 100 % de la red férrea proyectada de metro ligero (78 kilómetros), pero solo se ha avanzado en la prefactibilidad para el corredor férreo occidental y suroccidental.

Esto pasó mismo pasó con la ampliación de la red de troncales de TransMilenio (construcción de la Boyacá y nuevas conexiones entre las troncales existentes), pues solo se le aprobaron recursos para ampliar troncales actuales. 

Asimismo, el informe menciona que ninguna de las obras que se construirán en el norte y noroccidente de la ciudad estarán lista antes del 2015, ni estarán listas las construcciones de transporte público antes del 2016.

Logros en seguridad, según Petro

“Delitos de alto impacto: éxito; delito de bajo impacto: seguimos igual. Alto impacto: muertes violentas en general, caída de la tasa de 9 a 31 por cada 100.000 habitantes, 39 último año del Gobierno pasado”, dijo el alcalde.

“De hurtos, fundamentalmente a celulares, delitos de bajo impacto, no los logramos contener y tiene que ver con que la organización policial en cuadrantes que es eficaz para los delitos de alto impacto y de las muertes violentas. Caída de muertos por accidentes de tránsito, pero desde el punto de vista delictivo: caída de la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, nos ponemos por debajo del promedio latinoamericano”, explicó. 

Sin embargo, las cifras no son tan alentadoras. Los delitos contra el patrimonio tuvieron un incremento de casi el 10 % con respeto al 2012, y solo hubo cuatro homicidios menos. Además sobre este punto, solo ha cumplido una meta de cuatro que había previsto.

Lo cierto es que frente a todos estos retos, el alcalde de Bogotá tiene poco más de un año para cumplir las metas de su Plan de Desarrollo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.