Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/24/2015 9:00:00 AM

¿Por qué Mancuso no colaborará más con Justicia y Paz?

El exjefe paramilitar, que cumple una condena de 15 años en EE. UU., denunció el duro régimen de reclusión que ahora le aplican.

El otrora jefe de las AUC Salvatore Mancuso fue condenado recientemente en Estados Unidos a 15 años y 10 meses de prisión, por narcotráfico. Muchos consideraron que la ‘sacó barata’, pues se consideraba que su condena pasaría de las dos décadas.

Una vez penado, Mancuso pasó a un duro régimen carcelario en la Federal Correctional Institution Gilmer (FCI Gilmer), ubicada en el estado de Virginia, en la que tiene varias restricciones en su vida diaria, incluida una especie de ‘cerco’ que no le permitiría dar declaraciones en varios procesos en los que ha sido requerido en Colombia.

Por ello tomó la determinación de no colaborar más con la justicia colombiana y lo notificará este viernes en una carta dirigida al fiscal general, Eduardo Montealegre. Dicha decisión le traería consecuencias a Mancuso, entre ellas la pérdida de los beneficios de la Ley de Justicia y Paz, que contempla penas de hasta ocho años a quien cumpla con condicionamientos de verdad y reparación a las víctimas.

En la misiva se detalla que le fueron restringidas las visitas de sus abogados. “Normalmente ingresaban dos o tres días a la semana. Ahora sólo autorizan un ingreso en el que los despojan de todos sus elementos y sólo permiten ingresar cuatro hojas y un lapicero. Ni siquiera expedientes judiciales son autorizados”.

Pero eso no es todo. Su familia también se está viendo afectada puesto que “ahora sólo le dejan a Mancuso realizar llamadas de 10 minutos para comunicarse con sus familiares. Tiempo que nos parece insuficiente”, según expresó una fuente cercana al otrora poderoso líder de las AUC.

El problema mayor está con los procesos judiciales, pues las autoridades carcelarias han prohibido -sin explicación alguna- comparecer vía teleconferencia en los procesos cuya declaración es clave y tampoco se le permite el acceso a un correo electrónico para comunicarse con sus familiares y abogados.

La Fiscalía determinará si entrará a mediar con el gobierno estadounidense con el fin de garantizar la comparecencia de Mancuso a las audiencias. Su testimonio todavía es considerado clave para la verdad, la justicia y la reparación de cientos de sus víctimas en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.