Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2011 12:00:00 AM

¿Por qué los médicos se oponen al nuevo POS?

Aunque las sociedades médicas y científicas celebran el esfuerzo por actualizar el Plan Obligatorio de Salud, consideran que la atención a un número de enfermedades "no es el remedio a la enfermedad". Exigen la actualización completa del POS.

En su primera etapa, la actualización del nuevo Plan Obligatorio de Salud (POS) fue rechazada por las comunidades científicas y médicas.
 
Mientras el ministro de Salud, Ricardo Santa María, anunció este martes que el nuevo POS estará vigente a partir del 1 de enero del año del 2012, la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas y la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral declararon públicamente su inconformidad con los ajustes presentados.
 
A pesar de que celebran la actualización como un avance necesario, tras los 18 años de promulgada la Ley 100, consideran que las soluciones al sistema de salud no se acercan a la actualización del nuevo POS, presentada recientemente por el Ministerio de Salud y la Protección Social.
 
"Se hizo un esfuerzo analizando las enfermedades que más afectan a los colombianos. Es el resultado de la primera etapa del proceso de actualización del Plan Obligatorio de Salud", dijo este lunes el ministro Santa María, quien destacó que en el nuevo POS se incluyeron 130 nuevas tecnologías y medicamentos para los dos regímenes (subsidiado y contributivo).
 
"Esas tecnologías van a servirles a todos los colombianos en la atención de enfermedades como el cáncer y la diabetes, y las referidas a la salud mental. También favorecen a los niños y adolescentes de acuerdo con lo que dice la Constitución Nacional y la Ley 1438", explicó el jefe de la cartera de salud ante los medios.
 
Según Santa María, unas 40 enfermedades representan el 85 por ciento de las patologías que padecen los colombianos. "Las enfermedades no transmisibles representan la mayor carga de las patologías como las cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades mentales (...) Las ventajas serán para los usuarios, quienes no van a tener que estar pendientes de un listado y tendrán atención oportuna, equitativa y de mejor calidad".
 
Tras escuchar al ministro Santa María y conocer que el Gobierno invertirá anualmente un billón de pesos en la actualización del nuevo POS, Rodrigo Córdoba, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, y Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI), explican en diálogo con Semana.com por qué se oponen a la actualización del nuevo POS. 
 
Un listado cuestionado
 
Rodrigo Córdoba, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, reclama que "mantener un esquema de salud en un listado (de enfermedades, tecnologías y medicamentos) no es un remedio a la enfermedad y lo único que hace es perpetuar las dificultades del sistema". Agrega que su asociación ya le dejó claro a la Comisión de Regulación en Salud (CRES) que el nuevo POS "no es el camino".
 
El experto precisa que el sistema de salud debe ofrecer "lo que la persona necesita y hasta cuando lo deje de necesitar" y destaca la importancia de la atención primaria de la salud y la prevención de la enfermedad.
 
En ese sentido, dice que el listado de los procedimientos que ofrece el nuevo POS es limitado, y que por esa razón, no se garantiza en su totalidad el goce pleno del derecho a la salud.
 
"La atención primaria en salud es una política de Estado. Si no se previenen las enfermedades no se hará un desarrollo hacia la salud, sino hacia la enfermedad", subraya.
 
Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI), asegura que en el actual POS se paga 1.750 pesos mensuales por persona para la prevención de la enfermedad y que espera que con la actualización esta cifra aumente.
 
"La promoción de la salud le corresponde al Estado, que es responsable de estimular los buenos hábitos y la calidad de vida (...) Hay que advertir que la detención temprana de las enfermedades también tiene su límite. En cuanto a la prevención de la salud, aún no sabemos cuánto contempla el nuevo POS por cada usuario", precisa Arias.

Ante la autonomía médica, el ministro Santa María aclaró que la actualización busca una atención integral a las enfermedades “y dependerá de la autonomía y la autorregulación por parte de los profesionales médicos".
 
Ante este punto, el médico Córdoba señala que con el listado ofrecido por Minprotección "se limita la autonomía médica sobre la capacidad de opinar". En ese sentido, recuerda que el respeto por la autonomía médica garantiza el derecho a la salud.

Córdoba exigió al Gobierno cifras actualizadas sobre de qué se enferman y mueren los colombianos. "Suponemos que el único estudio en el que se basó la actualización fue la del Centro de investigación anexo a la Universidad Javeriana en el año 2008. Esperábamos que se contara con cifras actualizadas".
 
¿Superación del no POS?
 
Según Córdoba, se esperaba que la actualización superara el no POS. No obstante, explica que lo único que logra la propuesta del Gobierno es que el no POS persista y que "las tutelas sigan en la misma proporción". "La gente que no tenga acceso a algún tratamiento tendrá que acudir a la tutela", añadió.
 
Por su parte, Arias, señala que las tutelas sí van a continuar, pero aclara que el punto de discusión está más centrado en el CTC, el mecanismo idóneo de recobro, que "fue una puerta lateral que se le quedó al sistema, mucho más ágil que la tutela". Advierte que las tutelas son el 0.03 por ciento de todas las actividades que se hacen en el POS, en el marco del régimen contributivo.
 
Al respecto, el ministro Santa María dijo que aunque los recobros seguirán existiendo, "se espera que para el 2014 estén por el orden de 400.000 millones de pesos, descendiendo de los $2,5 billones que se encuentran en la actualidad”.
 
Frente a este punto, Arias explica que "los problemas del sistema de salud se han agudizado a partir del momento en que Minprotección, hace algunos años, impulsó el mecanismo llamado no POS con recobros".
 
El especialista califica este episodio como "fatal para el sistema de salud", que produjo, según él, una gran cantidad de trámites, costos administrativos y casos de abuso y corrupción.

Reclama que todavía "queda gran cantidad de tecnología incluida en el no POS". "El ministro Santa María dijo en Santa Marta que para el año 2012 el no POS costaría 1 billón de pesos y para el año 2013, 750 mil millones de pesos. Sigue el problema de fondo", apunta.

El médico también lamenta que la Corte Constitucional le haya exigido al Gobierno un POS integral y que la actualización no responda a las necesidades del sistema.
 
En ese sentido, propone poner "el no POS dentro del POS e incluir todo lo que se viene recobrando por el no POS y calcular. Eso nos daría mucha más transparencia y agilidad al sistema de salud, y a la gente, más tranquilidad".

El médico asegura que con la actualización se busca mantener "los famosos comités técnicos y hacer recobros". Dice que el llamado no POS no está financiado y que la cotización de los usuarios apenas alcanza a pagar el POS. "Por eso hay una deuda del Fondo de solidaridad y Garantia (FOSYGA) con las EPS, la cual éstas calculan en dos billones de pesos, lo que deben a los hospitales y proveedores".
 
El representante médico exige la actualización completa del POS. "El ministro Santa María dijo que se tomarán otros seis meses para acabar de actualizar el POS y la Corte exigió de una vez una actualización integral. Matamos, pero partecitas del problema".

Las soluciones

Según el ministro Santa María, a través de la actualización del nuevo POS "se está cumpliendo el compromiso del Gobierno en cuanto a ofrecer una mejor atención en salud".

Para Córdoba, la solución a los vacíos que presenta el sistema de salud es un plan universal de beneficios con exclusiones, "con respeto por la autonomía médica y la posibilidad de autoregulación".
 
Córdoba recuerda además que aunque "los dineros para la salud son limitados, éstos son suficientes" y el reto es "administrarlos bien".

También considera necesario generar progreso a través de una "visión pedagógica sobre los derechos de los ciudadanos y más en lo que se refiere al derecho a la salud".

Al respecto, Arias concluye que sí hay consciencia en Colombia del derecho a la salud, pero que es "aterrador el desconocimiento sobre el sistema"

"Muchos funcionarios no conocen la operación del sistema de salud, es uno de los más complejos del mundo. Tiene excesiva cantidad de normas, pasos y trámites, como lo requiere por ejemplo, la atención de pacientes en la sala de espera", explica.

Mientras las incomodidas generadas por el nuevo POS tienen eco en los medios de comunicación, la CRES intenta explicar los ajustes en una reunión que se realizará en la tarde de este jueves. Por ahora, la ruptura entre los médicos y el Gobierno continúa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.