Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/09/08 21:00

¿Corre peligro la candidatura de Rafael Pardo?

Procuraduría pide al CNE que determine si el candidato del Partido Liberal y La U podía inscribirse como candidato a pesar de haber sido alcalde encargado de la capital.

El abogado William Marmolejo Ramírez señala que Pardo habría violado los artículos 38 y 39 de la Ley 617 del 2000 al inscribirse como candidato. Foto: Archivo Semana

A menos de dos meses de las elecciones regionales del próximo 25 de octubre, al Consejo Nacional Electoral (CNE) siguen llegando peticiones para revocar las inscripciones de algunos candidatos. Es época de campaña, y mientras se conoce el veredicto de las urnas, son muchos los candidatos que se ven obligados a defender sus candidaturas ante las presuntas inhabilidades reclamadas por los demandantes.

El pasado 28 de agosto la Procuraduría dio traslado al CNE de una queja contra el candidato a la alcaldía de Bogotá Rafael Pardo, avalado por el Partido Liberal, la U y el MIRA. En dicho documento se menciona la presunta inhabilidad del exministro para inscribirse como candidato para las próximas elecciones, por haber ocupado el cargo de alcalde mayor en calidad de encargado, función que desempeñó entre el 20 de marzo y el 20 de abril del 2014.

En el documento trasladado al CNE en virtud de que este organismo es el competente para decidir sobre revocatoria de candidaturas, el abogado William Marmolejo Ramírez señala que Pardo habría violado los artículos 38 y 39 de la Ley 617 del 2000 al inscribirse como candidato.

“(Rafael Pardo) fue designado por el presidente de la República alcalde mayor de Bogotá encargado, el pasado 20 de marzo del 2014 y a la fecha de inscripción, el pasado 1 de julio del 2015, el doctor Rafael Pardo Rueda aún se encuentra dentro del término legal de incompatibilidad de 24 meses que establece el literal 7 del artículo 38 de la Ley 617 del 2000”, se lee en el documento de tres folios.

La norma citada, en su artículo 38, señala que “los alcaldes, así como los que los reemplacen en el ejercicio del cargo no podrán: (…) inscribirse como candidatos a cualquier cargo de elección popular durante el período para el cual fue elegido”.

Esta incompatibilidad, según el artículo 39 de la misma ley, tendrá una duración de 24 meses en la respectiva circunscripción.

Fuentes del CNE le confirmaron a Semana.com que este es el primer caso de revocatoria que llega contra el candidato Rafael Pardo y que, luego del traslado de la Procuraduría, el tribunal electoral está obligado a resolverlo.

De hecho, en la comunicación de traslado, el procurador delegado para la función pública, César Augusto Duarte Acosta, pide al presidente del CNE, magistrado Emiliano Rivera, mantenerlo informado “sobre el trámite que se le dé a la misma y sobre los avances en caso de adelantar alguna investigación”.

En diálogo con Semana.com, el candidato Rafael Pardo aclara que la Procuraduría no está pidiendo la revocatoria de su candidatura sino que da traslado de una comunicación suscrita por un ciudadano, la cual se deriva de una queja interpuesta hace algunos meses por presuntas inhabilidades para haber sido nombrado alcalde encargado y mantener sus funciones como ministro de trabajo.

Héctor Riveros, jefe de campaña de Pardo, le aseguró a Semana.com que dicha petición de revocatoria carece de fundamento porque el mismo numeral 7 del artículo 38 de la Ley 617 del 2000 señala con claridad que ningún alcalde se puede inscribir como candidato para otro cargo durante el período para el cual fue elegido. “Rafael Pardo no está incurso en esta incompatibilidad porque no fue elegido alcalde. Están asimilando el encargo que le hizo el presidente de la República como si hubiera sido elegido por voto popular”.

Según Riveros, el espíritu de esa norma era evitar que los alcaldes renunciaran antes de cumplir el tercer año de gobierno para inscribirse como candidatos para el mismo cargo, pues eso constituiría una reelección en la práctica. Por eso asegura que la campaña de Pardo confía en que el CNE, en caso de abrir un proceso de revocatoria, considere que no hay méritos para ello.

Así  como el caso de Pardo, la candidata Clara López, del Polo, tuvo que defender su aspiración por presunta doble militancia. La palabra la tiene ahora el CNE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.