Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2014 12:00:00 AM

¿Por qué regular la venta de químicos en Colombia?

Este lunes, el Gobierno anunció la medida. Semana.com consultó con expertos sobre la viabilidad de la misma.

En las últimas dos semanas se han conocido tres casos indignantes de ataques con ácido en contra de mujeres: Natalia Ponce de León, Inés carrillo y Luz Adriana Jurado. Estos hechos, que provocaron el repudio de los colombianos, obligaron al gobierno nacional a replantear el tratamiento jurídico de estos delitos, en materia de salud y, sobre todo, se puso sobre la mesa la posibilidad de controlar la venta de ácido en el país.

Este lunes, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, habló sobre el control a la venta de estos químicos. “Hay que analizar cómo se controla la venta de este tipo de sustancias porque no puede ser que los ciudadanos estén expuestos a unos irracionales, a unos desconsiderados de este tipo”, dijo el ministro.

Aunque el primer caso fue el de Gina Potes, en 1996, y hasta la fecha van 932 casos, aún no existen normas que regulen la venta de ácido, que cubran los procedimientos de reconstrucción facial por parte del POS (al tener carácter de cirugía estética) y apenas se logra resolver la mitad de los procesos judiciales. Además, en la mayoría de los casos, la conducta del agresor se plantea como lesiones personales, lo que da lugar a excarcelaciones.

Este lunes, el ministro de Interior, Aurelio Iragorri, anunció las medidas tomadas por el gobierno nacional. A partir de la fecha estará habilitada la línea telefónica 155 para recibir las denuncias de mujeres atacadas con ácido y otro tipo de agresiones. El decreto que reglamentará el incremento de penas a quienes utilicen sustancias químicas para agredir a otras personas estará listo la próxima semana. Y la Fiscalía determinó que este delito se puede categorizar dentro de tentativa de homicidio o de tortura.

En materia de salud, el viceministro de ramo, Fernando Ruiz, anunció que se implementará una regulación a los químicos que se podrán vender en el país. Y que todos los centros de salud deberán atender a cualquier persona que llegue con este tipo de quemaduras.

Por otro lado, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que no es tan fácil que se logre controlar todas las sustancias. “Tenemos reuniones para reaccionar como debe ser a un tema muy complejo. Quiero dar tranquilidad en que en las responsabilidades del Ministerio hemos hecho la tarea. Uno no puede controlar todas las sustancias, hay unas más peligrosas que otras, es ver dónde vamos a hacer el énfasis en el control”, advirtió.

Pero ¿qué tan acertada es la prohibición a la venta libre de ácido? Semana.com habló con expertos, quienes aseguraron que, aunque es indispensable la medida, se necesitan otras políticas de fondo para concienciar a la ciudadanía.

El ingeniero químico Edisson Tello, docente de la universidad de La Sabana, explica que: “los ácidos deben ser regulados porque en manos equivocadas son armas muy peligrosas”.

Los ácidos que pueden ocasionar quemaduras graves en cuestión de segundos son: sulfúrico, clorhídrico (muriático) y nítrico. Estos son los más fuertes en el comercio.

En cuanto a la venta libre, el ingeniero sugiere que ya que los ácidos tienen otros fines, las empresas químicas deberían diluir las sustancias, por ejemplo, al 5 %, para que no sea tan agresiva al contacto con la piel y que esta sea vendida para uso común de las personas.

“Las restricciones deben ser más fuertes y sí se debe prohibir venta libre de ácido. Tienen que mirar el uso que se va a dar, sacar permisos de compra como con la acetona. Las instituciones o industrias deberían solicitar un permiso, especificar la cantidad y el uso y, con esto, la autoridad que lo aprueba sabrá en manos de quién queda la sustancia”, explicó Tello.

Por otro lado, el antropólogo Felipe Cárdenas, profesor investigador de la facultad de Filosofía y Ciencias Humanas de La Sabana, explica que, además de regular las sustancias, se debe replantear la educación ciudadana actual.

“Desde luego que debe estar la parte jurídica, pero esto no es un problema de regulación sino de cultura ciudadana. Los ataques con ácido evidencian la miseria de varios componentes de la sociedad colombiana, la pobreza cultural y mental que se expresa mediante la cultura de la violencia que ataca lo más sagrado que tiene una persona, su identidad, su rostro”, explica el docente.

Además, Cárdenas advierte que la sociedad viene en decadencia y que se debe hacer un replanteamiento de educación ciudadana y de bases del estado social de derecho colombiano que incluyan en su discurso la categoría de metafísica, es decir, el respeto de la persona humana.

La defensora delegada para los Derechos de las Mujeres y Asuntos de Género, Susana Rodríguez Caro, sugirió implementar una política pública integral para contener el creciente fenómeno de los ataques con ácido. Para esto, afirmó que es necesario que las investigaciones se adelanten con mayor agilidad, se definan rutas prioritarias de asistencia a las víctimas, y que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y la Superintendencia de Industria y Comercio intervengan para regular y controlar la comercialización de estas sustancias.

La discusión está puesta sobre la mesa. Aunque las autoridades mostraron dureza para tratar estos temas, los expertos advierten que, además de la parte jurídica, el discurso debe ir más allá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.