Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/12/2012 12:00:00 AM

Por qué los sindicalistas rechazan la idea de que Colombia dirija la OIT

La campaña que adelanta el vicepresidente Angelino Garzón para promover su candidatura como director ejecutivo de la OIT, está siendo empañada por las críticas que le llegan desde varios sectores sindicalistas. Por su parte, el comité del Polo empezará una gira internacional en contra de ese posible nombramiento.

“Si usted es un ladrón, ¿lo mandan a cuidar el tesoro de un país?” Se pregunta irónico Tarsicio Mora, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, el sindicato con más trabajadores asociados en Colombia. La reflexión de Mora es sobre la posibilidad de que Colombia en representación de Angelino Garzón ocupe la dirección ejecutiva de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “¿Cómo se puede premiar a un país con los deshonrosos indicadores que tiene Colombia?”, cuestiona Mora.
 
Las cifras que expone el presidente de la CUT, muestra a Colombia como el país más violento del mundo para los sindicalistas: 28 líderes fueron asesinados en el 2011; el tercero con mayor inequidad social en todo el planeta; y el lugar donde “se está logrando el exterminio de los sindicalistas”, sólo el 3,5 por ciento de los trabajadores están sindicalizados, dicen las cifras de Mora.
 
El malestar existente entre un sector de los sindicalistas se verá reforzado en las próximas semanas por una iniciativa que adelantará el senador del Polo Democrático, Alexander López Maya. Según López, la campaña se está coordinando a instancias de la CUT y otras 15 organizaciones sindicales “que se han visto afectadas por decisiones del gobierno. El objetivo de esta campaña mundial es que Colombia y su gobierno no pueden estar en la OIT, cuando desde la llegada de Santos a la presidencia se ha asesinado a 59 dirigentes sindicales, convirtiéndolo en el país más peligroso del mundo”, le dijo el senador a Semana.com.
 
La gira tendrá inicio el próximo 23 de enero en Washington, donde se reunirán con diez sindicatos y veinte congresistas. Durante la segunda semana de febrero, la comisión viajará a Europa donde tiene citas con otras organizaciones y terminará en la última semana de febrero por Latinoamérica.
 
Para López Maya la oposición es al gobierno y no a Angelino, pues se podría tratar de Jorge Robledo y la negativa sería la misma porque desde “la presidencia no se le garantizan los derechos a los trabajadores, ni se cumplen las recomendaciones de la OIT”.
 
Si bien la CUT no ha hecho un pronunciamiento oficial e institucional, donde se adhiera o rechace la iniciativa del Polo, la idea de que sea Colombia quien ocupe la dirección de la OIT no gusta entre las directivas.
 
Lo que está en juego no es poco pues se trata del segundo cargo más importante a nivel internacional, solo por detrás de la Secretaría General de la ONU. “El cargo de director de la OIT es incluso más importante que integrar el Consejo de Seguridad en la Naciones Unidas”, afirma el director de la Escuela Nacional Sindical, Luciano Sanín.
 
“La importancia de la OIT radica en tres razones: el número de países miembros que la integra; su carácter tripartito que afecta a gobiernos, empresarios y trabajadores; y su incidencia en la agenda internacional. Si Angelino es nombrado se convertiría en el colombiano con el cargo de más alto nivel internacional en la historia del país”, concluye Sanín.
 
A pesar de que los sectores sindicalistas coinciden en que Colombia es un país muy incumplido con los convenios internacionales, la posible llegada de Angelino al organismo tiene dos lecturas distintas. Por un lado, sectores sindicalistas expresan su inconformismo porque “si este país es el más peligroso del mundo para los trabajadores cómo le vamos a dar un premio. No tiene autoridad local y mucho menos internacional”, aseguran los consultados.
 
En cambio y en contravía con esta postura, la Confederación General del Trabajo, que apoya la candidatura de Angelino, considera que con la llegada de Colombia a la OIT el país se vería obligado a dar ejemplo y tendría que cumplir con los estándares. Por eso, para ellos, sería algo positivo.
 
"Uno puede estar de acuerdo o no con la candidatura de Colombia pero adentrarse en una campaña es completamente inaceptable.  Desde la CGT esa campaña nos parece absurda. Uno no puede ser tan imbécil y tan miope, si Colombia fuera elegida le quedaría mucho más difícil violar los derechos de los trabajadores y las recomendaciones de la OIT", exclama Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT.
 
Gómez, en representación de los trabajadores del mundo, es una de las 56 personas que tiene derecho al voto para la elección del director del organismo, evento que se realizará el próximo 28 de mayo en Ginebra, Suiza.
 
Para el sindicalista, el cargo que está en juego es muy importante y le resulta "absurdo que los señores del Polo lleven esta iniciativa porque responde al sectarismo del partido. No es una campaña contra Angelino, ni contra el gobierno, sino que es contra Colombia", asegura quien se retiró de esa colectividad después de haber sido uno de sus fundadores. 

Según una fuente, lo que hay detrás de esta oposición es un interés político que no dejaría ver la real importancia de lo que podría significar para los trabajadores colombianos la llegada de Garzón a ese cargo.
 
“Angelino es una persona que tiene un profundo conocimiento de la OIT, ha trabajado con ellos cuando fue sindicalista, como embajador en Ginebra fue delegado de los trabajadores ante ese organismo y como Ministro de Trabajo de Pastrana estuvo en las conferencias de la OIT”, le dijo la fuente a Semana.com.
 
Más allá del nombramiento y de la división al interior de los sindicalistas, los reclamos por parte de de las grandes centrales sindicales son varios. El proceso de la privatización, el hecho de que las multinacionales no permitan casi ningún grado de sindicalización, y la delicada situación de varios sectores como los controladores aéreos, los maestros o los trabajadores del sector energético, son las principales demandas que hacen y de las que exigen se conviertan en prioridad del gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.