Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/01/08 00:00

Por qué Uribe está otra vez en la mira de la Fiscalía

La Fiscalía investiga las declaraciones de dos integrantes de las AUC que sindican al expresidente de haber conformado grupos paramilitares.

El expresidente ha dicho que no está relacionado con paramilitares. Foto: Archivo SEMANA.

Esta semana la Fiscalía General sorprendió con la reapertura de una investigación preliminar contra el expresidente Álvaro Uribe por presuntos vínculos con el paramilitarismo cuando se desempeñó como gobernador de Antioquia.
 
La Fiscalía Sexta Delegada ante la Corte Suprema de Justicia tuvo en cuenta las declaraciones de los paramilitares Pablo Hernán Sierra, alias ‘Alberto Guerrero’, y Juan Guillermo Monsalve, quienes, en declaraciones entregadas al congresista Iván Cepeda, acusaron al expresidente de haber ayudado con la formación de grupos paramilitares.
 
Sierra dijo que Uribe había fundado a las Autodefensas Unidas de Colombia en San Roque, Antioquia, cuando se desempeñó como gobernador de ese departamento y aseguró que el Bloque Metro de las AUC tuvo como base de operaciones la Hacienda Guacharacas, de propiedad de la familia Uribe. Mencionó como otros fundadores de ese grupo paramilitar al empresario Luis Alberto Villegas; su hermano Juan Guillermo, diputado a la Asamblea de Antioquia, y el ganadero Santiago Gallón.

Monsalve, por su parte, quien se encuentra detenido por ser miembro de bandas criminales, acusó a Uribe de haber ordenado una masacre cuando era gobernador de de Antioquia. Monsalve, quien dice ser hijo del mayordomo de la familia Uribe, aseguró que "a los 8 años llegó con su padre a la hacienda Guacharacas, propiedad de los hermanos Álvaro y Santiago Uribe Vélez, y a los 18 años comenzó a hacer 'trabajos' para las AUC".

La Fiscalía había expedido una resolución inhibitoria sobre esta investigación, pero la fiscal sexta la reabrió, al parecer, por encontrar méritos con otras pruebas.
 
Los abogados del expresidente Uribe reaccionaron este martes. A través de un comunicado aseguran que las declaraciones de Sierra y de Monsalve están “plagadas de suposiciones, imprecisiones y mentiras.  Ninguno de los aludidos testigos fue capaz de estructurar una acusación con fundamento en contra del expresidente Uribe”.    

Los abogados aseguran que esos testimonios dan a entender que fueron acordados y promovidos por otras personas y que “los señores Sierra y Monsalve, sin ningún pudor, afirman que con sus declaraciones pretenden ingresar al proceso de Justicia y Paz, para evitar pagar prolongadas condenas que los jueces de la República han impuesto en su contra y lograr así evadir la acción de la justicia”.

Concluyen que el expresidente Uribe no tuvo vínculo alguno con la Hacienda la Guacharaca luego de la muerte de su padre. Así las cosas, la Fiscalía tiene la última palabra en este caso.                                                   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×