Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/1997 12:00:00 AM

POR TODO LO ALTO

La infraestructura de servicios de Antioquia demuestra que las empresas públicas sí pueden ser eficientes y rentables.

En la última edición de la prestigiosa revista América Economía, las Empresas Públicas de Medellín -EPM- figuran como las más rentables de Colombia. Y están ubicadas en el puesto 14 entre las 500 más rentables de América Latina. Ese sitial de privilegio lo lograron, entre otras cosas, por la seriedad de su gestión, la calidad en la prestación de sus servicios y el estricto cumplimiento de sus compromisos financieros, que les ha permitido el respaldo de los organismos crediticios nacionales e internacionales. El informe de la revista no hace más que ratificar lo que ya se ha vuelto lugar común entre los colombianos: que las EPM son un verdadero modelo de eficiencia en el país. Pero más allá de estos pergaminos, lo más importante para sus directivas es el respeto que tienen los antioqueños por las Empresas. De acuerdo con Mauricio Restrepo, gerente de la entidad, "esto lo demuestra el que una de las prioridades de los paisas sea pagar a tiempo sus servicios. Por esa razón el porcentaje de facturación recaudado por la empresa alcanza el 99,5 por ciento".Desde sus inicios, el 6 de agosto de 1955, la filosofía de las EPM era que tenían que ser una empresa rentable y proyectada hacia el futuro. Eso solo era posible si se prestaba un óptimo servicio con un cubrimiento del ciento por ciento de la demanda. Y lo están logrando. Con un cubrimiento en acueducto del 98,4 por ciento; en alcantarillado del 93,6 por ciento; en telecomunicaciones del 75,8 por ciento (27,17 líneas de teléfono por cada 100 habitantes) y en energía del 99,5 por ciento, las EPM atienden en la actualidad unos dos millones y medio de usuarios. Pero los logros de la empresa no se reducen a la cobertura de los servicios. Los hay también, y muy importantes, en el área de atención al cliente. Cerca del 60 por ciento de los daños de acueducto se solucionan el mismo día que aparecen. Cuando los inconvenientes ocurren con la energía, las soluciones son casi que inmediatas: de acuerdo con las estadísticas, en un 80 por ciento los casos son atendidos en las tres primeras horas, lo que da una idea de la capacidad de respuesta que tienen las EPM en el departamento de reparaciones.
Visión de futuro
Una de las razones del éxito de las EPM es su visión de futuro, reflejada en el permanente desarrollo de proyectos encaminados a mejorar la prestación de sus servicios, tanto en el mediano como en el largo plazo. Entre los proyectos que serán entregados próximamente está el edificio de las Empresas Públicas, que desde ya se perfila como el símbolo del Medellín del futuro. Esta moderna edificación funcionará en 124.000 metros cuadrados de construcción y está acondicionada con los más modernos equipos de sistematización. Se espera que a finales de este año entre a operar en un ciento por ciento. Para los próximos años son varios los proyectos que se tienen programados. Entre ellos están la terminación de la planta de tratamiento de aguas residuales de San Fernando; la Central Térmica a Gas del Magdalena Medio; el proyecto hidroeléctrico Porce II; el plan de automatización en la distribución de energía; el diseño del proyecto Nechí, y lo que corresponde a los servicios de la red pública de datos, la telefonía básica y la red de Internet. Con el fin de realizar estas obras, las EPM han destinado el 54 por ciento de su presupuesto a la inversión, aportando un valor de 929.213 millones de pesos. No todo es color de rosa, sin embargo. Las disposiciones de la Ley 140, que introdujeron la libre competencia en el mercado de los servicios, constituyen un gran desafío para las EPM. Las Empresas entran con la ventaja de su experiencia y de sus grandes recursos, además de los altos índices de calidad, cubrimiento y eficiencia que las han distinguido. Pero tendrán que hacer ajustes en algunos aspectos organizacionales para ponerse a tono con los nuevos niveles de competencia. Para ello, las EPM han contratado un estudio de la Price Waterhouse que tiene como objetivo revisar todos los aspectos de la organización y prepararla para el nuevo reto.
Ventas de energía
En la actualidad las EPM no sólo suministran energía al departamento de Antioquia sino que -de acuerdo con lo dispuesto por las leyes 142 y 143- participaron el año pasado en buena parte de los procesos de compra-venta de energía, dirigidos a la atención del mercado regulado de las diferentes empresas distribuidoras de energía del país. Las EPM entregaron energía a Emcali, a la Empresa de Energía de Bogotá, a la Electrificadora del Meta, a las Empresas Públicas de Pereira y Santander y a la Central Hidroeléctrica de Caldas. "Nosotros hemos considerado que con las obras que tenemos -la Sierra y Porce II-, más las minicentrales, entregaremos al Sistema Interconectado Nacional antes de 2000, más de 700 megavatios. Hoy estamos generando el 7 por ciento de la energía del país", afirmó a SEMANA Mauricio Restrepo.En el campo de la telefonía también están expandiendo su campo de acción. A partir de julio ingresarán de lleno al negocio de la telefonía a nivel nacional. Su primera incursión será en Bogotá, donde ofrecerán 100.000 líneas telefónicas. A nivel de Antioquia, contrataron 114.000 líneas telefónicas de plantas digitales que permitirán ofrecer nuevos y sofisticados servicios a los usuarios con mayor valor agregado. Igualmente, decidieron ingresar al negocio de la telefonía internacional. "Para eso nos asociamos con el Grupo Santo Domingo en un negocio estratégico que nos abrirá las puertas del mundo, aprovechando la experiencia de Global One, primero en este campo a nivel mundial", aseguró Restrepo. Todo parece indicar que en materia de negocios las cosas marchan bien para las EPM. Ahora sus esfuerzos están centrados en un problema jurídico. El Concejo y la Alcaldía de Medellín tienen que sentarse a la mesa para definir cuál es el carácter de las EPM. Hace poco el Concejo las declaró como Empresa Industrial y Comercial del Estado. De inmediato esta decisión la objetó el alcalde Sergio Naranjo ante el Tribunal Administrativo de Antioquia. En aras de la discusión, algunos expertos se inclinan porque las EPM sean una sociedad de economía mixta con participación privada. Otros creen que deben permanecer tal como fueron concebidas. Mientras unos y otros discuten este tema jurídico, las EPM se han convertido en el centro de las miradas de empresarios nacionales y extranjeros, que quieren descubrir cuál ha sido el secreto de su éxito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.