Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/03/25 10:21

El falso decreto para que no se vendiera carne en Marinilla el Viernes Santo

En redes sociales circuló un documento por el que supuestamente se imponía esta tradición católica a toda la población de Marinilla. El alcalde tuvo que desmentir el hecho.

El falso decreto para que no se vendiera carne en Marinilla el Viernes Santo Foto: Alcaldia de Marinilla

Bastante conmoción causó el falso decreto, fechado a 21 de marzo, por el que la población de Marinilla (Antioquia) adoptaba como ley la tradición católica de Semana Santa de no consumir carne.

En redes los usuarios mostraron su indignación mientras compartían la imagen de un documento oficial en el que se advertía que, por cuestión de que “el 98,5 % de la población (de Marinilla) se identifica con la Iglesia católica y sus tradiciones”, se podía imponer la abstinencia de carne.

Y aunque muchos no dudaron en creer que el decreto fuera cierto, tratándose de una población enclavada en uno de los departamentos más religiosos y tradicionales de Colombia, todo resultó ser un embuste amplificado en las redes sociales.

El propio alcalde de Marinilla, Édgar Augusto Villegas, salió a desmentir la medida, indicando que se trataba de una jugada puesta en marcha por sus contradictores para desprestigiarlo. “Como en campaña, nos siguen tratando de hacer daño a punta de panfletos”, escribió en su perfil de Facebook.

Sin embargo, en el Twitter del municipio se dio a conocer que un decreto –este sí verídico- en relación a las tradiciones de Semana Santa sí fue firmado por el alcalde Villegas.

Se trata de una limitación en la reproducción de música en los establecimientos comerciales durante algunos actos tradicionales.

La medida, de hecho, causó cierta polémica en tanto obligaba a los comerciantes a dejar de hacer tronar sus equipos de sonidos, muchas veces los principales atractivos de sus locales, durante una época en que el turismo se toma el municipio.

Por ejemplo, durante el Jueves y Viernes Santo, se prohibió la emisión de música entre las 3:00 p.m. y las 10:00 p.m., con el objetivo de “respetar” las procesiones y los actos de meditación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.