Domingo, 23 de noviembre de 2014

| 2013/08/30 00:00

Preguntas de referendo serían acordadas en La Habana

Así lo reveló Clara López luego de la reunión del gobierno con la dirigencia del Polo Democrático.

El presidente Juan Manuel Santos se reunió la presidente del POLO Clara López. Foto: Presidencia.

Si el gobierno y la guerrilla de las FARC firman un acuerdo para poner fin al conflicto armado, todo el contenido de lo que eventualmente se pacte en La Habana será el texto que se someta a referendo para que los colombianos refrenden los acuerdos de paz.

Así se lo reveló el presidente Juan Manuel Santos a la candidata presidencial del Polo Democrático, Clara López Obregón, quien se reunió este viernes con el jefe de Estado y con los negociadores del gobierno Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo. López le reveló a Semana.com algunos detalles del encuentro.

Santos y De la Calle le explicaron a los dirigentes de la oposición las razones por las que presentaron, con mensaje de urgencia, un proyecto de ley para permitir que un referendo pueda ser convocado el mismo día de las elecciones ordinarias, bien sea las de Congreso o las presidenciales. El gobierno le dijo al Polo que el único propósito era garantizar que este referendo pudiera superar el umbral y garantizar una mayor participación de los ciudadanos.

Según la ley, para que un referendo tenga éxito debe participar  el 25 por ciento del censo electoral, que equivale hoy a 7,5 millones de votos.

Clara López explicó que las motivaciones del gobierno para impulsar el proyecto solamente corresponden a “una medida cautelar” para tener habilitado este mecanismo de refrendación en caso de que se produzca el acuerdo definitivo en La Habana.

Lo que sí confesó López es que el gobierno reafirmó su compromiso de que el texto de ese eventual referendo sería consensuado en La Habana y no sería propuesto a los colombianos de forma unilateral por el gobierno. “El texto será fruto de los acuerdos en La Habana, será consensuado para desarrollar los acuerdos de paz y así preguntárselo a los colombianos”, explicó.

La presidenta del Polo le había pedido una reunión al presidente Santos para que le explicara las motivaciones que tuvo el gobierno para presentar el proyecto de ley de referendo y así fijar la postura del partido para esta iniciativa.

Las preocupaciones del Polo frente a este proyecto se concentraban en que si el presidente Santos, al pedirles el respaldo a esta iniciativa, ponían a los dirigentes de izquierda a que “sirviéramos de árbitros” entre el gobierno y la guerrilla, o si la pregunta se iba a reducir a la guerra o la paz. La otra inquietud consistía en que el proyecto que fue presentado al Congreso no le fueran a colgar temas adicionales que significaran cambios a las actuales reglas electorales concentradas en la reforma política.  “Uno sabe lo que entra al Congreso pero no lo que sale”, confesó López.

Tras escuchar los argumentos del gobierno, la presidenta del Polo afirmó que los pondría a discusión del Comité Ejecutivo del partido y sólo hasta ese momento fijarían su posición al proyecto que empezará a ser discutido en el Congreso la próxima semana.

Esta semana los voceros del gobierno y de la guerrilla de las FARC terminaron un nuevo ciclo de negociaciones, en las que nuevamente mantuvieron sus diferencias frente al mecanismo de refrendación popular de los eventuales acuerdos de paz. La guerrilla no modifica su postura sobre una Asamblea Constituyente, escenario que el gobierno ha rechazado de forma tajante a la vez que ya se ha jugado las principales cartas por las que sea mediante un referendo y que este coincida con las elecciones ordinarias, tal como quedó reafirmado este viernes en la reunión con el Polo Democrático.

Renegociar el TLC

El diálogo político que sostuvo el presidente Santos con el Polo Democrático también se discutió la actual coyuntura del paro agrario.

Los dirigentes del Polo le expresaron al mandatario el rechazo total a la violencia y los actos de vandalismo que se registraron el pasado jueves y que a juicio de Clara López estuvieron orientados a sabotear la protesta social.

Por eso le pidieron al presidente instalar una especie de comisión de la verdad para esclarecer quiénes estuvieron detrás de ese saboteo y que actúe de forma paralela a las investigaciones de las autoridades judiciales. Esta propuesta fue una reacción a la afirmación del presidente Santos que en la mañana del viernes aseguró que detrás de los paros hay intereses políticos y mencionó a Marcha Patriótica, una organización de izquierda, al afirmar que este colectivo quería imponerle al país su propia agenda.
La petición de López no tuvo respuesta en el gobierno.

La otra solicitud del Polo para enfrentar la crisis del sector agrario fue “la necesidad” del gobierno de renegociar el tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y con la Unión Europea, al señalar que era un mecanismo viable. La respuesta del presidente Santos también fue contundente, pues según López, el mandatario afirmó que la crisis que afronta el campo no tiene su origen en los tratados de libre comercio firmados por Colombia.

Clara López también informó que habrá una próxima reunión entre el gobierno y el Polo en la que se discutirán temas relacionados a las garantías del ejercicio de la oposición para el próximo debate electoral.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×