Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/19 07:00

Las tejedoras de Mampuján reciben el Premio Nacional de Paz 2015

Telares cosidos por las propias víctimas les ayudaron a decenas de mujeres en los Montes de María a superar los traumas que les dejó el conflicto.

Las mujeres de Mampuján recibieron el Premio Nacional de Paz 2015. Foto: Andrés Camilo Gómez Giraldo / SEMANA

Tejidos que cuenta historias. Puntadas que relatan las dificultades que vivieron las familias de Mampuján (Bolívar) el 10 de marzo del 2000, cuando un grupo de paramilitares del Bloque de los Héroes de los Montes de María obligó a 245 familias a abandonar sus tierras.

Quince años después, los familiares de las víctimas de esa vereda de Bolívar, que se empeñaron en cerrar las heridas que les había dejado la violencia fueron galardonadas. La asociación para la vida Digna y Solidaria (Asvidas), y su iniciativa Mujeres Tejiendo Sueños y Sabores de Paz de Mampuján, recibieron este miércoles el Premio Nacional de Paz 2015.

"Asvidas se ha enfocado en mecanismos pacíficos que buscan la resilencia, el perdón y la reconciliación, transmitiendo sus experiencias a otras mujeres víctimas del conflicto armado. Los tapices son solo el comienzo de recuperación, y ahora, con sus proyectos productivos, tendrán un nuevo impulso", manifestó Juliana Vergara, coordinadora del premio.

Una vez más el premio destacó las gestiones que adelantan los colombianos a lo largo y ancho del país para promover la construcción de paz, la recuperación de la memoria histórica, el apoyo de las víctimas y la reconciliación en Colombia.

"Estamos emocionadas y seguras de que tenemos un gran compromiso. La comunidad está muy feliz. Se siente dignificada y representada", manifestó Juana Alicia Ruiz Hernández, representante de la colectividad.


Andrés Camilo Gómez Giraldo / SEMANA 

La historia de las Tejedoras de Mampuján es una de las 115 que se postularon en la decimoséptima versión del premio. Esta vez, según relató Vergara, casi la tercera parte de los proyectos presentados estaban enfocados a la educación y al trabajo con niños y jóvenes. Otras tantas, a la articulación del trabajo público y privado en las regiones.

Hace poco más de tres años esas mismas familias que fueron homenajeadas por su labor en la construcción de paz, fueron las primeras personas en recibir un pago dentro del marco de la Ley de Justicia y Paz, en cumplimiento de un fallo sobre esta masacre proferido por la Corte Suprema de Justicia en abril del 2011.

Aunque los hechos que obligaron a las familias de este remoto pueblo de Bolívar a desplazarse ya se había dado a conocer en el 2005 desde la aprobación de la Ley de Justicia y Paz que les ha permitido desarrollar programas e iniciativas para la reparación integral individual y colectiva de las víctimas.

Este es el video realizado por la documentalista Margarita Martínez y por encargo del Premio Nacional de Paz sobre las valerosas mujeres que fueron galardonadas con el reconocimiento de paz más importante del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.