Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2014 10:00:00 AM

Historias que mueven y conmueven

SEMANA y el Grupo Argos reconocieron esta semana lo mejor del periodismo regional en la octava edición de un premio que le apuesta a un país contado desde las regiones.

Un país que clama por salir de la violencia, que se reconoce en su diversidad cultural, y que le apuesta a la paz y la memoria. Así podría resumirse la Colombia que ha sido narrada por el periodismo regional en el último año, cuyos mejores trabajos fueron premiados este 25 de noviembre, en la octava edición del Premio de Periodismo Regional Semana-Argos, en el club El Nogal de Bogotá.

Este premio es una de las instituciones más queridas por esta revista, ya que fue creado para reconocer la labor de los reporteros en las regiones, a veces con riesgos enormes, o bajo restricciones materiales increíbles. Periodistas que se juegan la vida para contar historias de sus comunidades, para sacar del anonimato los problemas de sus municipios y para promover el debate social en la Colombia profunda. Una labor que cobra especial relieve cuando el país está cerca de ponerle fin a la guerra, y tiene el reto de construir la paz desde lo local.

En esta ocasión se inscribieron 567 trabajos de 430 periodistas, de todos los puntos cardinales, con temas que van desde las denuncias por corrupción y violaciones de derechos humanos, hasta perfiles de deportistas o crónicas culturales. De ese universo salieron 24 finalistas que llegaron a la ceremonia de premiación sin saber el veredicto, por lo que el evento tuvo momentos emocionantes, que hicieron estremecer a los asistentes.

Los periódicos regionales se llevaron varios premios. El Colombiano, de Medellín, demostró una vez más que tiene una de las escuelas de fotógrafos más sólida del país, pues los tres finalistas pertenecían a esa casa editorial. Ganó  Henry Agudelo con una serie titulada ‘Epidemia minera en Antioquia’, publicada en el diario popular Q’hubo. Denuncia con especial dramatismo la destrucción y las condiciones extremas en las que se explotan los minerales preciosos en ese departamento.

También se llevó el premio a mejor reportaje en prensa escrita o internet, por una historia multimedia titulada ‘Amazonas, fronteras de vida y depredación’, realizado por un equipo que lideró Nelson Ricardo Matta,  que retrata esta región selvática, su gente, desde el legendario Kapax, hasta sus desastres ambientales.

Como mejor caricaturista fue elegido Edilberto Ardila González, Argón, quien publica en el periódico Vanguardia Liberal de Bucaramanga, y que hizo un emocionante discurso sobre la libertad de expresión y el derecho a la crítica. Argón casi hace llorar al público cuando agradeció a sus padres, que estaban en el auditorio, y en particular a su madre, quien es considerada patrimonio inmaterial de la humanidad por ser una de las últimas bailadoras de guabina del país.

Un grupo de periodistas de El Heraldo, encabezado por la periodista Paula Sierra, ganó en la categoría de reconciliación por una serie titulada justamente ‘Por la Reconciliación’, un exhaustivo trabajo sobre lo que fue el conflicto en la Región Caribe y sobre cómo las comunidades buscan el camino para construir un futuro sin violencia.

Otro de los momentos más conmovedores de la ceremonia corrió por cuenta de Emiro José Méndez, uno de los ganadores del premio a mejor reportaje en televisión, por el documental Agrópolis, de la serie Trópicos, emitida por Telecaribe. Méndez habló sobre la pregunta que originó el programa: ¿De dónde sale la comida que cada día nos llevamos a la boca los colombianos? La misma que los llevó a la zona rural de María la Baja, Bolívar, un lugar donde la lucha por la tierra, y por los alimentos, es pan de cada día. Al final le dedicó el premio a su padre, un campesino como los que él y sus colegas lograron retratar con inmensa sensibilidad, sin libreto, con imágenes poéticas y la voz vibrante de sus protagonistas.

El mejor aporte original a la radio le fue concedido a Antonio José Rodríguez Marenco, de la emisora de la Universidad de Antioquia, sede del suroeste, por una crónica profunda y reflexiva sobre la vida de Roxana, un travesti del resguardo emberá-chamí de Cristianía. Según sus propias palabras, su crónica es un aporte a la tolerancia y la diversidad, algo que también destacó el jurado.

El premio al mejor medio comunitario se lo llevó Full Producciones, grupo de multimedia de la Comuna 13 de Medellín, que por cuarta vez había quedado como finalista, y que se ha ganado este y muchos otros reconocimientos no solo por su producción de cine, televisión, radio y prensa, sino porque es un verdadero semillero de comunicación creativa,  con un enfoque de derechos humanos y promoción de la convivencia en uno de los barrios más afectado por la violencia.

Finalmente, se llevó el premio al Coraje de un periodista Geovany Mejía Cantor, un reportero del canal comunitario TV San Jorge de Ocaña. Su historia sorprendió porque Mejía había sido oficial del Ejército 20 años atrás, y ahora como reportero ha tenido que cubrir el conflicto desde todos los puntos de vista, pero especialmente desde   las víctimas. El caso de los falsos positivos, según sus palabras, le dolió profundamente porque vio a una institución que lleva en el corazón convertida en una máquina de muerte.

Este año el jurado del premio estuvo integrado por Juan Forero, jefe de la oficina de corresponsales para América del Sur del periódico Wall Street Journal; Néstor Morales, director de Mañanas Blu; Claudia Palacio, periodista de CNN, La W y CM&; Mauricio Gómez, documentalista, también vinculado a CM& y la periodista mexicana Marcela Turati, quien ha sido destacada con varios premios, entre ellos, el de la excelencia periodística que otorga la Fundación Gabriel García Márquez.

Además de SEMANA y Argos, el premio ha contado con el apoyo del Programa de Naciones Unidad para el Desarrollo Pnud;   y la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.