Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Prendiendo motores

Ya se empezaron a mover las fichas para la campaña por la Alcaldía de Bogotá. A pesar de que controlan las redes políticas en la ciudad, el Polo y La U no tienen candidatos fuertes.

Falta poco menos de un año para que los bogotanos elijan un nuevo alcalde, pero desde ya especulan quién sucederá a Samuel Moreno. La falta de legitimidad de la administración distrital, los escándalos de corrupción, las demoras en las obras, el retroceso de la ciudad y las especulaciones sobre la posibilidad de que la Procuraduría suspenda preventivamente al Alcalde precipitaron una campaña cuyo comienzo estaba previsto para el próximo mes de marzo.

El afán no solo es de los medios y los ciudadanos. En la mayoría de los partidos políticos ya se empiezan a perfilar sus cartas para la campaña del año que viene. El ex parlamentario David Luna, el ex alcalde Enrique Peñalosa, el ex ministro Óscar Iván Zuluaga y los concejales Carlos Vicente de Roux y Carlos Fernando Galán son algunos de los nombres que han venido tomando fuerza.

Se da por descontado que el Polo Democrático pasa por un mal momento y no llega a la competencia en una posición de fortaleza como la que tuvo en las últimas dos elecciones. Según la última encuesta Invamer-Gallup, la imagen desfavorable del alcalde polista Samuel Moreno alcanza el 75 por ciento. Pero el rechazo al mandatario y el descontento de los bogotanos con el estado de la ciudad no solo salpican la imagen de Moreno, sino también tocan a su partido.

Sin embargo, el Polo tiene su juego de cartas. Controla buena parte de los ediles de la ciudad y tiene una profunda ascendencia en las Juntas de Acción Comunal, bastiones de la política distrital. El partido seguirá dando la pelea para mantenerse en el poder. En las toldas amarillas se considera que la presidenta del partido, Clara López, y el ex magistrado Carlos Gaviria serían dos candidatos posibles, viables y competitivos.

Pero no hay que olvidar que el Polo es un partido dividido. Las denuncias más duras y concretas sobre corrupción y contratación en Bogotá fueron hechas por el ex candidato presidencial Gustavo Petro, el senador Luis Carlos Avellaneda y el concejal Carlos Vicente de Roux, miembros de la colectividad, quienes quieren armar una 'corriente democrática' independiente, pero con aspirante propio a la Alcaldía. Si los integrantes de esta disidencia interna se quedan en el partido, el concejal Carlos Vicente de Roux podría participar en una elección primaria con López y Gaviria. Si se van, lo más probable es que formen un nuevo movimiento con la Alianza Social Indígena y que, desde ahí también, De Roux sea el candidato. El otro escenario que tienen Gustavo Petro y sus amigos es crear un nuevo movimiento a punta de firmas, pero son conscientes de las dificultades que esto encierra. Y aunque hay voces que piden que Petro sea el candidato, ha dado señas de que prefiere seguir moviéndose en el escenario nacional. "La única salida para el Polo es presentar un candidato transparente y de renovación. Un candidato antisamuelista", dice Daniel García-Peña, cercano a Petro y miembro del partido.

Aunque en las otras fuerzas políticas la elección de alcalde también es un tema prioritario, en la única en la que el panorama está despejado es en la liberal. David Luna ya cuenta con 80 por ciento de apoyo del Directorio Distrital, lo cual lo convierte, prácticamente y desde ya, en el candidato oficial del liberalismo en enero. Luna lleva más de tres años visitando barrios y está dedicado a elaborar su plan de gobierno, que lanzará en marzo. Su talón de Aquiles es su bajo reconocimiento, que llega al 70 por ciento. De acuerdo con una encuesta publicada hace unas semanas en El Tiempo, muy pocas personas lo conocen. Pero Luna confirma que "será candidato hasta el final", y cuando se le pregunta por una eventual candidatura de Álvaro Uribe, añade que "David le ganará a Goliat".

Sin embargo, la realidad política de su partido y la posible alianza con Cambio Radical podría dar pie a otro escenario. Si la unión del Partido Liberal y Cambio Radical sigue por buen camino, no se puede descartar una consulta interpartidista entre Luna y el candidato de Cambio. En esta colectividad el nombre del concejal Carlos Fernando Galán ha tomado fuerza y figura muy bien en las primeras encuestas, pero él no se ha decidido. Dice que está armando su equipo para la próxima campaña, así sea para el Concejo o para la Alcaldía, que se decidiría en enero y que estaría de acuerdo con someterse a una elección frente al candidato liberal. El ex ministro Néstor Humberto Martínez también suena como posible aspirante de Cambio Radical.

Uno de los interrogantes que rodea la contienda por la Alcaldía es la manera como funcionará la Unidad Nacional en el plano local, sobre todo porque la Constitución solo les permite a los partidos hacer una consulta al año, bien sea interna o interpartidista. En plata blanca, esto significa que si ni Cambio Radical, ni La U, ni el conservatismo hacen consultas internas, podrían hacer una eventual consulta interpartidista, con el Partido Liberal también, en la que podrían elegir un candidato de la Unidad Nacional. En todos los partidos, el candidato tendría que salir por aclamación.

En el caso del Partido Conservador, aunque siempre ha tenido un débil poder en Bogotá, sus directivas insisten en que evalúan la posibilidad de una candidatura. Hasta ahora suenan nombres como el de la ex ministra Marta Lucía Ramírez, el ex viceministro Rafael Nieto e incluso el del locutor William Vinasco, el palo de las elecciones de 2007.

La U, por su parte, enfrenta una gran paradoja. Aunque es la mayor fuerza política de la ciudad con más de 10 concejales, 20 ediles y siete representantes a la Cámara, no tiene cartas fuertes para meterse a la campaña. Juan Lozano, director del partido, dice que "aunque yo dije en el pasado que Álvaro Uribe sería el mejor candidato, no ha habido repuesta de su parte". Es posible que el ex presidente espere hasta el último momento para decidirse -el 10 de agosto vence el plazo de la inscripción-, dejando a todos los demás en ascuas. Otros nombres en el sonajero son Óscar Iván Zuluaga, el concejal Hipólito Moreno y el ex presidente del Fondo Nacional del Ahorro Fernando Carvalho. Sin embargo, Lozano se muestra dispuesto a buscar alianzas, por lo cual La U también podría estar en esta consulta de Unidad Nacional.

Hay muchas expectativas sobre lo que pasará en el Partido Verde. No en vano, en él están tres ex alcaldes exitosos, quienes tras el fracaso en la campaña presidencial y con una baja votación en Bogotá tienen el reto de traducir en votos la buena imagen que gozan en la capital. Entre las filas hay consenso alrededor del nombre de Enrique Peñalosa, quien ha mostrado interés en ser candidato. Sin embargo, a los rumores sobre la posible candidatura de Adriana Córdoba, esposa de Antanas Mockus, se han sumando en los últimos días las especulaciones sobre una posible consulta interna entre Peñalosa y el ex concejal Juan Carlos Flórez, cercano a Sergio Fajardo. Para el peñalosista Alfonso Prada, si su jefe no es aclamado, el mecanismo para escoger candidato podría ser una encuesta o una consulta. Lo otro que dicen los verdes es que, a diferencia de las presidenciales, no están cerrados a una consulta con algunos candidatos afines, como David Luna y Carlos Fernando Galán.

La campaña a la Alcaldía de Bogotá será difícil. La incertidumbre está dada por la posibilidad de nuevas alianzas y consultas, algunas establecidas en la reforma política de 2009 y otras, por el panorama de la Unidad Nacional. Pero más allá de la mecánica política, desde ya existe el consenso de que la lucha contra la corrupción será el discurso de todos los candidatos. Y en febrero, a más tardar, se sabrá quiénes serán los escogidos para enarbolarla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.