Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2014 12:00:00 AM

Presidencia del Congreso: La U prepara el último ‘round’

Este miércoles, el partido presentará una fórmula para escoger el virtual presidente del Congreso.

El Partido de la U tiene entre sus manos una decisión por la cual tres senadores de la colectividad se han enfrascado en una pelea sin parangón. Se trata de la elección del candidato de la colectividad a la presidencia del Senado, para la que este martes se planteó una fórmula que busca calmar los caldeados ánimos.

A pocas horas de la reunión se conoció por boca de algunos que el Gobierno llamó a varios senadores para pedirles que votaran por la candidatura de Armando Benedetti. Lo hizo cuando los senadores que acompañan su candidatura de Mauricio Lizcano aún estaban reunidos con él.

Este miércoles podría ser el último round, cuando la bancada y los tres aspirantes se reúnan para intentar llegar a un acuerdo que, a simple vista, se ve difícil porque ninguno -para seguir la cuerda del boxeo- quiere 'tirar la toalla'.   

Armando Benedetti, Mauricio Lizcano y José David Name esperan que alguno de los candidatos se rinda. Las cuentas son estas: Lizcano dice tener 12 senadores del partido de gobierno dispuestos a darle su apoyo. Benedetti y Name no se atreven a dar números, aunque resalta que cada uno tiene las mayorías.

A pesar de los enfrentamientos, el último ocurrido el pasado viernes cuando Benedetti y Lizcano de enfrascaron en una discusión que por poco los lleva a los golpes, se planteó una solución.

La propuesta es simple, se trata de que el presidente del partido, Sergio Díaz-Granados, haga una consulta previa dentro de la bancada para conocer quién tiene el mayor número de votos y luego, con el resultado en la mano, se siente con los tres candidatos y se acuerde el nombre por consenso, es decir, que los tres aspirantes estén de acuerdo con el elegido.

Eso permitiría lograr tres objetivos que a la luz de los hechos resultan prioritarios: sellar rupturas, evitar la división de la colectividad y mostrar unidad dentro y fuera de la colectividad.

Al senador Mauricio Lizcano le suena la elección por esta vía, “donde nadie quede lastimado”. Para el congresista es necesario evitarle al partido “una fractura o desgaste”, sobre todo al inicio de esta legislatura en la cual la oposición jugará un papel clave.

Lo propio considera que se debe hacer el senador José David Name, quien quiere potenciar un acuerdo como los que se han hecho en el pasado en la elección del candidato a la Presidencia del Congreso; el propósito es que no haya rompimiento ni divisiones. “No queremos que esa minoría se vea afectada”, dijo.

De la elección se ha dicho mucho, lo último: que el senador Benedetti iba a renunciar a su aspiración. El propio congresista en su cuenta de Twitter negó esa posibilidad. “He estado aburrido por la extenuante campaña y la guerra sucia. Pero NO renunciaré a mi postulación por eso!”, aseguró.

Benedetti, quien tiene el guiño de la Casa de Nariño, dice que ve positivo el tema del consenso y que está con la idea de aceptar las condiciones que pongan los otros dos candidatos, pero señaló que el acuerdo no se puede dar como lo proponen Lizcano y Name. “El consenso es sentarse los tres y tomar una decisión”.

Por ahora, lo cierto es que ninguno está dispuesto a renunciar a su aspiración, lo que ayudaría a desequilibrar la balanza. Este miércoles la bancada de La U se reunirá para escoger el senador que virtualmente será elegido presidente del Congreso. Los tres candidatos coinciden que es tiempo de entregar un nombre y no esperar a último minuto que acreciente el enfrentamiento interno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.