Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2015 5:19:00 PM

“Seguirán ladrándole a la paz”: Santos al uribismo

El mandatario defendió el acuerdo de justicia alcanzado en La Habana ante los magistrados de las altas cortes. Y se comprometió a publicarlo.

Ante los magistrados de las altas cortes, reunidos en Paipa (Boyacá) en el encuentro sobre la jurisdicción administrativa, el presidente Juan Manuel Santos hizo la más vehemente defensa del acuerdo, que en materia de justicia transicional, selló hace una semana con Rodrigo Londoño Echeverri alias ‘Timochenko’, máximo jefe de las FARC.

Santos respondió algunas de las principales preocupaciones que el acuerdo ha generado en un sector del país, a quien el presidente pareció dirigir sus palabras. No le fue necesario dar nombres propios. Su discurso, no cabe duda, estaba dirigido al expresidente Álvaro Uribe. “Tristemente, más nos demoramos en anunciar este acuerdo –tan positivo para el país– que algunos en descalificarlo y tergiversarlo”, fue su primer referencia.

Cuestionó la interpretación que a su juicio han hecho del término “restricción efectiva de la libertad”, consignado en el acuerdo. Aclaró que no significa que quienes tengan esta sanción podrán moverse libremente por algunos municipios o departamentos. “La sanción se cumplirá en lugares concretos, en condiciones de austeridad, y bajo un régimen de vigilancia y control”.

Santos explicó que la restricción de la libertad tendrá grados de flexibilidad para que los sancionados cumplan con labores reparadoras y restaurativas, que podrían ser la sustitución de cultivos y el desminado.

El jefe de Estado hizo referencia a una de las tantas controversias generadas tras el acuerdo del pasado 23 de septiembre. La tesis de que lo acordado en La Habana busca, en el fondo abrir procesos contra los expresidentes de la República, “Y citan a uno en particular como el objetivo y la víctima”, dijo Santos. “No. Nadie ha hablado –y en ninguna parte del acuerdo se habla– de alterar el régimen de fuero presidencial que contempla nuestra Constitución.
 
El presidente refutó la tesis de que el acuerdo iguale a las FARC con las Fuerzas Armadas. “Tampoco es así. Dijimos desde un principio que el tratamiento para agentes del Estado podría ser diferenciado. Lo que sí debe ser es equilibrado, equitativo y simultáneo –así se estipuló– frente al que reciban los guerrilleros que dejen las armas y se sometan a la Jurisdicción Especial para la Paz”.

“No queremos que se repitan episodios como los que hemos visto en que guerrilleros amnistiados hacen política en plena libertad mientras oficiales y soldados que participaron en el mismo conflicto pagan largos años de cárcel”, agregó.

Tras dar respuesta a esas preocupaciones, Santos pareció recoger las numerosas críticas que el uribismo ha hecho al proceso de paz, para asegurar que le “seguirán ladrando a la paz”. “Son los mismos que desde el principio se rasgaban las vestiduras porque nos sentamos a negociar la paz con terroristas, como si uno no negociara la paz precisamente con los enemigos. (...) Los mismos que le infundieron miedo a las Fuerzas Armadas diciendo que las íbamos a acabar y a quitar sus pensiones, cuando este tema nunca ha sido –ni será– objeto de discusión. (…) Los mismos que dijeron que estábamos cambiando el modelo de desarrollo, las instituciones políticas, entregando el país a las FARC y al comunismo... cuando nada de esto es objeto de discusión dentro del proceso. (…) Los mismos que –sin vergüenza– afirmaron que las aeronaves de la Policía y la Fuerza Aérea accidentadas hace unas semanas fueron derribadas por las FARC, cuando los principales fabricantes investigaron y confirmaron que fueron –en efecto– accidentes. Y no ha habido rectificación”, enumeró.

Para el presidente, este sector va a atacar cualquier acuerdo, así sea un “acuerdo entre ángeles”, porque asegura que “para ellos la paz es inaceptable”.

Las referencias al urbismo no pararon ahí. Señaló que los que se oponen al acuerdo acusan a los magistrados y jueces de la justicia de “perseguirlos sin contemplación por razones políticas, y no tienen reparos en irse al exterior a desprestigiar nuestra justicia y nuestro país. La ironía es que estas mismas personas –hace unos años– tildaban de apátridas a quienes se atrevían a hacer algo similar”.

“Acuerdo tiene puntos pendientes”

El presidente Juan Manuel Santos, al dirigirse a los magistrados, dijo que el acuerdo de diez puntos leído el pasado 23 de septiembre en La Habana es un “acuerdo en firme” que se construyó con base a un texto más largo, de 75 puntos, que aún tiene “algunas materias pendientes de desarrollo”.

Santos aclaró que los elementos pendientes “no afectan en nada la esencia de la fórmula de justicia” anunciada la semana pasada. El mandatario se comprometió a publicar en su totalidad el acuerdo cuando se definan esos pendientes.

Aunque era un  encuentro de magistrados y jueces, fue un escenario donde el presidente controvirtió a sus opositores políticos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.