Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2016 10:20:00 AM

"Siento que estoy haciendo lo correcto, aunque a veces me siento incomprendido": Santos

Así lo expresó el jefe del Estado en una entrevista que le concedió al diario El País de España, en la que se refirió al proceso de paz y a la crisis de confianza que parece rodear las intenciones de reconciliación.

El presidente Juan Manuel Santos volvió a defender las estrategias que ha utilizado su Gobierno para facilitar la firma de un acuerdo de paz con las FARC. En entrevista con el diario El País de España expresó sentirse incomprendido por algunos sectores, aunque cree estar haciendo lo correcto.

Al ser interrogado sobre la respuesta que le ha dado la ciudadanía a la gestión de su administración frente al proceso de paz, dejó ver que, para él, la mala percepción que tiene la gente sobre el pacto que se ha venido estableciendo con la guerrilla tiene que ver más con una mala interpretación que con una verdadera desaprobación hacia la paz.

La semana anterior se conocieron los resultados de firmas encuestadoras que indicarían que más de la mitad de los colombianos considera que las conversaciones van por mal camino. La noticia generó alarma en muchos sectores del Gobierno y los sectores afines al proceso que, por primera vez, creen altamente factible que los electores no le den su voto de confianza a Santos para firmar la reconciliación.

Desde entonces, empezaron a surgir muchas críticas en torno al plebiscito y el poder que este le entrega a la ciudadanía para enterrar la negociación. De ahí que sectores que generalmente apoyan las iniciativas de la administración Santos, como el fiscal Eduardo Montealegre, estén abogando para que el mecanismo de refrendación sufra un revés en la Corte Constitucional. El temor de que los electores le digan no a la paz parece estar en los niveles más alarmantes.

Teniendo en cuenta ese panorama desfavorable hacia la reconciliación que se pretende alcanzar en La Habana (Cuba), el diario español buscó recoger la impresión del jefe del Estado sobre esa resistencia hacia el proceso. Según Santos, lo más sorpresivo es que quienes han padecido en carne propia el conflicto son quienes apoyan casi que a ciegas la firma de la paz.

En contraste, dice quedarse perplejo ante las opiniones desfavorables y descalificadoras de ciudadanos mucho mejor informados que atacan vehementemente todas las gestiones del Gobierno de cara a la paz. De ahí el acento que marca cuando dice que si bien cree que está haciendo lo correcto, “muchas veces se siente uno incomprendido”.

Santos tampoco cree que las malas interpretaciones sobre las decisiones de su administración sean gratuitas. El jefe del Estado también se refirió al papel que ha cumplido la oposición. Dijo que se han dicho muchas mentiras “de que estamos entregando el país al castrochavismo, al comunismo, que me volví miembro de las FARC (…) nada de eso es cierto. Es toda una estrategia de sembrar miedo y mentiras”.

Además, recalcó que tiene toda la intención de que el expresidente Álvaro Uribe y sus copartidarios se sumen a esta iniciativa, pero aclaró que las negociaciones seguirán adelante, con o sin la aprobación del exmadatario. “Cuando la gente vea que firmamos los acuerdos va a decir: ‘Qué maravilla’”, precisó. También dijo que son risibles las acusaciones de ese sector que dicen que su Gobierno es una dictadura.

Añadió que cuando el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó unánimemente el proceso de verificación de entrega de armas por parte de la insurgencia y esta aceptó al organismo multilateral como el veedor de este proceso llegó al convencimiento absoluto de que el anhelo de la paz para los colombianos sería una realidad.

Finalmente, insistió en que el afán por cumplir con la fecha del 23 de marzo para la firma definitiva no puede privilegiarse sobre la necesidad de negociar un buen acuerdo. Dijo que no puede correrse el riesgo de establecer cualquier pacto y que aventurarse nuevamente a señalar un plazo concreto podría costarle más de la cuenta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.