Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/18 17:00

Ministros, de clase ejecutiva a económica

La nueva instrucción del presidente Juan Manuel Santos, para reducir costos al Estado, será poner a sus ministros a viajar al igual que la mayoría de ciudadanos.

Con la instrucción del presidente, los ministros estarán obligados a compartir asiento con cualquier viajero del común. Foto: Imágenes de los ministros tomadas de: Presidencia

Algunos de sus más enconados críticos han acusado al presidente Juan Manuel Santos de “derrochón”. El uribismo, por ejemplo, se ha rasgado las vestiduras al conocer que en su primer mandato destinó más de dos billones de pesos en publicidad y eventos, y recientemente el mandatario fue blanco de muchas críticas cuando se conoció que las cortinas de la Casa de Nariño habían costado casi 600 millones de pesos.

La indignación sobre este tipo de gastos ha crecido este año, sobre todo por las decisiones adoptadas por el Gobierno que han sido rechazadas por el pueblo. El aumento del 7 % en el salario mínimo, con lo cual los trabajadores que lo devengan ganan 1.500 pesos diarios, y no más de 650.000 pesos al mes. Dinero con el que no deja de ser una auténtica proeza sobrevivir, o mantener una familia.

Pero ese porcentaje eleva casi que en 1,6 millones el salario de los altos dignatarios del Estado, como congresistas, magistrados, y el propio presidente, que pasarán de ganar 25 millones de pesos a 26,5 millones de pesos. Las voces de protesta ante este desequilibrio se oyen en cualquier esquina del país.

Tal vez motivado por ese malestar, el presidente Santos dio nuevas instrucciones a las entidades públicas respecto a reducir los gastos y funcionar bajo el principio de austeridad.

Una de las que impartió este lunes, luego del Consejo de Ministros que se adelantó en la Casa de Nariño, fue la de pedirles a sus ministros que en adelante todos los viajes que deban realizar dentro de Colombia o al exterior dejen de ser en clase ejecutiva, y lo hagan en clase económica o turista.

Aunque según el presidente, en su Gobierno se ha hecho “un gran esfuerzo para reducir gastos y ajustarnos a la realidad económica mundial”, este año se decidió iniciar lo que denominó “política de Austeridad Inteligente” para no afectar sectores vulnerables de la sociedad. “Las entidades del Estado tienen el compromiso de seguir ahorrando recursos”.

No es la primera vez que al Gobierno se le cuestiona porque sus funcionarios viajen en clase ejecutiva. Tres años atrás, el entonces vicepresidente, Angelino Garzón, fue criticado porque siempre viajaba en primera clase a Suiza cuando estaba en campaña para ser secretario general de la OIT. En aquel entonces Angelino dijo que el vicepresidente de Colombia no iba a viajar en “clase zarrapastrosa”, frase que le significó una lluvia de críticas.

Con la instrucción del presidente, los ministros estarán obligados a compartir asiento con cualquier viajero del común. Quizá la medida haya estado inspirada en el ejemplo que dirigentes políticos dan en otras democracias.

Este año, por ejemplo, se conocieron imágenes del primer ministro británico, David Cameron, viajando en clase económica en un vuelo de Interjet, una aerolínea de bajo costo. Más allá de su estatus, al Premier se le ha visto viajando en reiteradas oportunidades como si fuera un simple turista.

Por eso, desde ahora, puede que en su próximo vuelo pueda sentarse junto a uno de los ministros del gabinete.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.