Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2015 12:00:00 PM

Ahora es Santos el que le lanza tres dardos a Uribe

El mandatario recordó el proceso de paz con los paramilitares, la reelección presidencial y los procesos judiciales contra el uribismo.

Desde cuando el presidente Juan Manuel Santos rompió relaciones con su antecesor, Álvaro Uribe Vélez, hace más de tres años, ha dejado de mencionar su nombre en los discursos que pronuncia en público. Sin embargo, no ha sido obstáculo para hacer alusiones que directamente recaen en el expresidente y principal opositor de su gobierno.
 
Este jueves hubo un hecho particular. Santos instaló la cumbre de Ministros de Justicia, Procuradores y Fiscales de las Américas, un evento organizado por la OEA con sede a Bogotá. El mandatario colombiano, en su discurso, y sin mencionarlo, hizo tres referencias contra Uribe.
 
En la primera parte de su alocución, Santos defendió el acuerdo sobre justicia transicional que firmó en La Habana con el jefe de la guerrilla de las FARC, alias ‘Timochenko’.
 
El presidente reiteró que las bases de dicho acuerdo respetan los estándares internacionales en materia de justicia y citó al catedrático y magistrado alemán, uno de los mayores expertos en justicia transicional, Kai Ambos, para responder las críticas de sus opositores: “Para quienes piensan que es muy laxo comparado con procesos anteriores de desmovilización, el acuerdo es un paso histórico que, en términos de ‘accountability’, les exige más a las FARC de lo que la Ley 975 (la Ley de Justicia y Paz) le exigió al paramilitarismo”.
 
Pero Santos no paró. Frente a los ministros de justicia del continente, defendió la tan controvertida reforma al equilibrio de poderes, que su gobierno impulsó el año pasado en el Congreso.
 
Entre las bondades mencionadas por el presidente, Santos recordó que permitió eliminar la reelección del presidente y de los más altos funcionarios del Estado, con el fin de restituir el necesario equilibrio de poderes. “Siempre he pensado que perpetuarse en el poder es antidemocrático”, dijo.

El mandatario también defendió la independencia de la justicia colombiana y aseguró que en el país no se persigue a nadie por razones políticas y que se ajusta a las normas y al debido proceso.

“Es normal –y en la historia se ha visto con frecuencia– que cuando alguien que ha tenido poder o está en la oposición es investigado por cualquier tema, se victimice a sí mismo y se autoproclame perseguido por la justicia”, dijo Santos.

Tres dardos en menos de diez minutos, que para los asistentes no había duda sobre a quién estaban dirigidos: a su antecesor y actualmente mayor opositor, Álvaro Uribe Vélez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.