Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/4/2010 12:00:00 AM

Presidente Uribe demandó a magistrado que pidió investigar a su hijo

Ante la a Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, el presidente Uribe demandó al magistrado Yesid Ramírez por ordenar la investigación contra su hijo.

“Cuando el juez falla por el odio, prevarica”. Así dijo el pasado jueves el presidente Álvaro Uribe Vélez luego de que la Corte Suprema de Justicia le pidiera a la Fiscalía General investigar a Tomás Uribe, hijo mayor del presidente, por el presunto ofrecimiento de prebendas para la reelección de su padre en 2006.

Por esta razón, ante la a Comisión de Acusaciones e Investigaciones de la Cámara de Representantes, el presidente Uribe demandó al magistrado Yesid Ramírez por ordenar la investigación contra su hijo. La noticia la dio a conocer el propio Tomás Uribe en la noche de este miércoles: “El mismo juez que manifiesta que mi padre es un asesino, es el que me investiga, sin tener competencia para ello”, y agregó que “respeto total a la Justicia, pero rechazo al proceder del juez que prevarica”.

El pedido de la Corte a la Fiscalía se basa en las declaraciones de varios testigos y en lo dicho por el ex superintendente de Notariado y Registro, Manuel Guillermo Cuello Baute, quien dijo que Tomás Uribe influyó en la asignación de una notaría en Tunja a un recomendado suyo.

“Que no sigan acabando la justicia suplantándola con el odio. Qué mal ejemplo da la Corte Suprema de Justicia a través de un magistrado como Yesid Ramírez, que tanto daño le ha hecho a Colombia”, dijo el mandatario el pasado jueves.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.