Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2011 12:00:00 AM

Presos con licencia para ser taxistas

SEMANA tiene más de mil documentos internos que van desde el 2007 al 2011, que dan cuenta de toda suerte de permisos irregulares que eran otorgados a los presos, entre ellos para conducir taxis. Uno de los reclusos fue destituido por la Procuraduría, pero aparece como activo en la lista oficial de internos de Tolemaida.

En el recorrido guiado este lunes por el comandante del Ejército, general Alejandro Navas, al Centro de Reclusión Militar de Tolemaida se visitaron algunas celdas, talleres y 39 cabañas. Pero nadie habló de los negocios. Nadie se refirió a los permisos que han conseguido algunos presos para manejar taxis.
 
SEMANA tiene más de mil documentos, con fechas que van desde el 2007 hasta enero del 2011, en muchos de ellos se constata cómo presos condenados con penas hasta de 40 años lograron obtener permisos para conducir taxis, aún cuando hacerlo es completamente ilegal y está prohibido por el régimen del Inpec, según declaró a SEMANA un alto funcionario de dicha institución.
 
Los presos allí detenidos tienen prohibido manejar cualquier tipo de vehículo, sobre todo si tienen altas condenas. Bajo ninguna circunstancia actividades como la de ser taxista están contempladas como autorizadas para reducción de penas.
 
Dentro de los nombres de algunos de los presos a los que le concedieron los permisos hay uno que a pesar de haber sido destituido por la Procuraduría aparece como activo en la lista oficial de internos de Tolemaida.
 
Se trata de Óscar Saúl Cuta Hernández, quien recibió en mayo del 2010 el permiso (ver documento) para conducir un taxi. Él tiene una condena a 40 años por la muerte de los sindicalistas Jorge Prieto Chamucero, Leonel Goyeneche y Héctor Alirio Martínez en agosto del año 2004 en el municipio de Saravena (Arauca).
 
Otro caso es el de Róbinson Lozano, condenado por homicidio. Él recibió el permiso para conducir taxi en julio del 2010. Él está involucrado con un caso de ‘falsos positivos’, que se registró el 25 de mayo de 2004 en el corregimiento San Cristobal de Medellín, donde las Fuerzas Militares presentaron como abatidos en combate a los hermanos Arley de Jesús Vallejo Cardona y Jhon Freddy García Cardona, quienes se habrían enfrentado a la Fuerza Pública cuando asaltaban buses en el sector (ver documento ).
 
Gerson Alberto Galvis, condenado también por homicidio agravado y secuestro simple por un caso de ‘falsos positivos’, recibió su permiso para manejar taxi en septiembre del 2010 (ver documento). Los hechos sucedieron el 14 de agosto del año 2006 en el balneario de Caño Dulce, en jurisdicción del corregimiento Santa Verónica en el Atlántico, cuando seis personas fueron asesinadas en una falsa operación antisecuestro.

A final del 2010, a Elkin Burgos se le concedió el permiso para ser taxista. Él está involucrado en la muerte, en 2004, de un Kankuamo, cuya familia denunció que fue sacado de su casa por un grupo de hombres encapuchados y armados (ver documento). Al día siguiente, su cadáver fue encontrado armado y vestido con prendas militares en la sede del Batallón la Popa en Valledupar, donde el 6 de octubre del 2004 informaron que murió en combate con el Ejército.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.