Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/23/2017 5:33:00 PM

Las claves de la venta de Cafesalud

A pesar de que se reanudó el proceso de venta de la mayor EPS del país, quedan interrogantes que tendrán que aclararse antes de que se perfeccione la adquisición. Jorge Gómez Cusnir, vocero de Prestasalud, respondió a las más importantes

El jueves 22 de junio, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca decidió levantar la suspensión de venta de Cafesalud que había decretado unas semanas antes, mientras se resolvían las dudas sobre la legalidad del proceso de venta que la atribuyó al consorcio Prestasalud.

Al parecer, las respuestas entregadas por los entes de gobierno encargados de justificar la operación fueron suficientes para convencer al juez de reiniciar el proceso, a pesar de las dudas que siguen envolviendo al gigantesco negocio de salud.

¿Qué fue realmente lo que se vendió? ¿Debe responder Prestasalud por todos los pasivos de Cafesalud? Si no es así, ¿de dónde saldrá la plata para pagarlos? ¿Qué va a pasar con los usuarios y cuándo asumirá la prestación el nuevo grupo? ¿De dónde sacarán el billón de pesos y medio que se requieren para echar a andar de nuevo la EPS? ¿Qué va a pasar con los socios de Prestsalud sobre los que hay serios cuestionamientos?

Estos fueron los principales interrogantes a los que respondió el vocero del grupo Prestasalud, Jorge Gómez Cusnir, en entrevista con SEMANA.

¿Cómo inició el negocio?

Gómez Cusnir explica que el negocio se originó por la voluntad de las IPS de ya no depender de las EPS para recuperar una parte del dinero invertido en la atención de salud. Las nuevas reglas del juego que impuso la Supersalud en 2016 y las deficiencias económicas de algunas EPS hicieron que algunos de los pagos que les eran adeudados quedaran represados durante seis meses o, incluso, se ofrecieran gratuitamente a los ciudadanos más necesitados, volviendo poco rentable el negocio de salud.

El vocero de Prestasalud explica que fue entonces cuando la red de IPS que lidera en nombre del Grupo San José se decidió a hacer una propuesta conjunta para comprar los principales activos de Cafesalud. Él mismo se encargó de convocar desde noviembre a 12 compañías -ahora son 11- compuestas por 197 IPS para que unieran fuerzas y pudieran juntar los fondos necesarios para la operación.

Estas son el Grupo San José, Procardio Servicios Médicos Integrales, Miocardio, Fundación Saint, Fundación Esensa, Servicio Aéreo Medicalizado y Fundamental MedicalFly, Centro Nacional de Oncología, Corporación Nuestra IPS, Cooperativa Multiactiva para los Profesionales del Sector Salud CMPS, Medplus Medicina Prepagada y Organización Clínica General del Norte. 

La oferta sorpendió a las autoridades encargadas de regular el sistema de salud y a observadores como la Procuraduría o el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, preocupados de que no existiera suficiente legislación ni entes de control capaces de vigilar la nueva EPS conformada por IPS. En particular, teniendo en mente el antecedente de Saludcoop, cuyos malos manejos llevaron a su liquidación y al derrumbe de su sucesora, Cafesalud, que nunca pudo lidiar con la cantidad de usuarios y de deudas heredadas por la mayor EPS del país.

Las preocupaciones de Robledo y de la Procuraduría llegaron a cristalizarse en una Acción Popular que motivó al Tribunal Administrativo de Cundinamarca a detener el proceso de venta mientras se resolvían las dudas sobre su validez, las cuales parentemente se resolvieron el 22 de junio cuando el juez dio luz verde a reanudar el perfeccionamiento de la venta.

Puedes leer: Luz verde a la venta de Cafesalud

¿Qué compraron?

Lo primero que aclara Jorge Gómez Cusnir es que contrariamente a lo que se había dicho, ellos no compraron Cafesalud. Sino que Cafesalud creó dos nuevas compañías llamadas Newcos en las que incorporaron los dos activos principales de la EPS: el regimen contributivo y el regimen subsidiado, además de la IPS Esimed, que vendieron por separado.

Para el vocero de Prestasalud, eso fue lo que compró el consorcio, un conjunto de activos con identidades jurídicas propias y por las que ofertaron un total de 1,4 billones de pesos, mucho por encima del valor estimado por la liquidadora de Saludcoop, encargada de la venta de sus bienes.

Para realizar la adquisición de esta nueva compañía, Prestasalud también tuvo que crear una nueva figura legal que aún no tiene nombre, pero que adquirió la mayoría de las acciones de las Newcos, así como de Esimed y se volvió la mayor EPS del país.

En contexto: Sombras y guerra sucia en la venta de Cafesalud

Por eso argumentan que no se trataba de una licitación pública, sino de un negocio entre particulares en el que un ente privado adquirió el control de otro a través de la compra de sus acciones.

Además, explicó Jorge Gómez, también adquirieron la planta laboral de Cafesalud, la cual constituye uno de los principales pasivos de la compañía y les aportará el conocimiento en materia de aseguramiento, lo cual les hacía falta según sus detractores.

¿Cómo es el proceso de compra?

Otro de los grandes interrogantes de la venta fue la forma en que el consorcio iba a pagar 1,45 billones de pesos presentados en su propuesta. Al respecto, Gómez Cusnir confirmó que 400.000 millones correspondían a la deuda que tenía Cafesalud con algunas de las IPS que conforman Prestasalud. Es decir, dinero que no entrará en efectivo sino que se descontará de las acreencias que tiene la EPS.

El billón restante se reunió entre las partes, que tuvieron que acudir a créditos en el exterior por un valor de 300 millones de dólares, que aseguran ya tener preaprobados. El vocero de Prestasalud negó haber pedido un crédito a Findeter como se rumoró. Según Gómez Cusnir, con esos 1,05 billones de pesos la liquidadora deberá proceder a pagar las deudas pendientes de Cafesalud.

Prestasalud cuenta con un restante de los créditos en el exterior sumado a un flujo de caja de cerca de 320.000 millones de pesos como músculo financiero para arrancar la operación de prestación de servicio para 6 millones de usuarios. 

En cuanto a Esimed, el consorcio aseguró que ellos van a pagar los 250.000 millones que costó y que después de perfeccionada la venta, Ribera Salud adquirirá el 80% de este activo y cerca de 20% de las Newcos, según acordaron. Otro detalle del asunto es que hay más de 350 IPS interesadas en entrar posteriormente en el negocio.

Sugerimos: Prestasalud, el nuevo dueño de Cafesalud

Según el consorcio, el reglamento de venta da la posibilidad de pagar el 20% cada año por un periodo de cinco años, pero ellos pretender pagar lo antes posible e incluso, en cuanto se perfeccione la venta de los activos. Hasta allí los asuntos relacionados con la compra de la empresa.

¿Quién será la cabeza de Prestasalud?

Otra de las grandes interrogantes que persisten es la forma en que se va a manejar la nueva figura legal creada por el consorcio. ¿Quién la va a dirigir, quién tomará las decisiones ejecutivas?, ¿cómo se conformará la asamblea de socios y la junta directiva de la empresa?

A pesar de que Prestasalud aclaró algunos detalles del asunto, todavía persiste un halo de misterio acerca de la verdadera organización del poder al interior de la que pronto va a transformarse en la primera EPS del país.

Lo que explicó Jorge Gómez Cusnir a SEMANA es que el convocó personalmente a la mayoría de las IPS del consorcio en noviembre de 2016, bajo la condición de que podrían entrar al grupo solamente las que tuvieran un pasivo superior a $ 5.000 millones con Cafesalud.

De las 20 compañías interesadas -que representaban a más de 350 IPS- solamente 12 quedaron en el consorcio del que asumió la vocería por ser el representante de uno de los actores principales de la fórmula, el Grupo San José. De esas 12, Medilaser tuvo que apartarse temporalmente del negocio por enfrentar procesos judiciales y fiscales en Colombia, de cuya resolución dependerá su reincorporación al negocio de la nueva EPS.

Sin embargo, al momento de conformar la nueva empresa -aun sin nombre- la responsabilidad se repartirá entre partes iguales o como lo que dicte el nuevo acuerdo de socios que será clarificado únicamente después de que se perfeccione la venta.

El hecho de que se trate de una empresa es lo que justifica, según ellos, que no se haya hecho pública la conformación de la asamblea de accionistas -que evidencia las relaciones de poder al interior de la empresa- ni la identidad de los posibles miembros de la junta directiva que tomarán las decisiones ejecutivas de la compañía.

En contexto: Las cuentas poco claras de la venta de Cafesalud

¿Qué hay de la integración vertical y de la posibilidad de que conformen un monopolio de mercado?

La integración vertical, que representa la posibilidad de ser conjuntamente prestador y asegurador, ha sido otro tema espinoso porque abre la posibilidad de que se conforme un monopolio de mercado que imponga tarifas de forma subjetiva y contrate únicamente con sus propias empresas, limitando así la libre competencia.

Al respecto, la Superintendencia de Salud explicó que existe una regla prevista en la ley que establece montos máximos de concentración, pero que esta es una legislación que opera desde las EPS hacia sus prestadores, lo que no aplica para este caso en el que se trata de una red de prestadores que asumen el aseguramiento de sus usuarios.

En este punto no hay consenso, ya que Prestasalud le aseguró a SEMANA que la integración vertical aplicaba también de los prestadores hacia los aseguradores y que ellos planeaban incluso imponer un límite de 20% de contratación posible con un solo cliente a través de sus contratos, por debajo de los 30% tolerados por la ley.

Por su parte, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca explicó que este punto no estaba claro pues debía ser la Supersalud quien avale el plan de reorganización de las sociedades Newcos y asegurarse que no se exceda el 30% de integración vertical como indica la ley.

Con esta propuesta depurada, en la que sin embargo subsisten a la fecha algunas interrogantes, la empresa creada por Prestasalud buscará generar un nuevo modelo de salud, aseguró Jorge Gómez Cusnir.

Un modelo que, si es bien manejado podría llegar a generar 3% de utilidades -el mayor margen de ganancia de una EPS en la actualidad- equivalentes a casi 10.000 millones de pesos por mes y que podría cuestionar a mediano plazo el papel de las EPS en el sistema de salud colombiano, si es que efectivamente entran a hacer parte del grupo 350 IPS más y se evidencia el cambio en el balance de poder que existe entre las aseguradoras y las prestadoras de servicios en Colombia.

Recomendamos: Lo que debe saber como afiliado ahora que se vendió Cafesalud

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.