Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2014 12:00:00 AM

El difícil caso de la mujer agredida en TransMilenio

Pese a que el delito sería el de injuria por vía de hecho, la Fiscalía podría demostrar que la conducta fue más grave.

La historia de Diana Gamboa, la mujer que denunció que presuntamente sufrió una agresión sexual en TransMilenio en Bogotá, genera diversas opiniones acerca de cuál debería ser el castigo para el agresor.

Semana.com consultó a diferentes penalistas luego que un fiscal de la URI de Puente Aranda determinara dejar en libertad al hombre, a quien de no llegar a una conciliación con la víctima, se enfrentaría a un proceso penal por injuria por vía de hecho, el cual da como máximo de pena cuatro años y cinco meses. Además de una pena de 8 millones de pesos.

Sobre el caso, la mayoría de los penalistas coinciden que inicialmente el delito es querrellable, por lo que se debe dar primero vía a una conciliación entre las partes, pero hay quienes piensan que se podría ir más allá y conseguir una imputación por acto sexual abusivo.

Para el penalista y exfiscal general Mario Iguarán, si se estipula que el delito es injuria por vía de hecho este da una condena que no contempla ir a la cárcel por tratarse de una pena menor. Pero señaló que en este caso si se comprueba que se presentaron tocamientos la Fiscalía podría imputar un acto sexual abusivo. Este delito contempla una pena entre 8 y 16 años de cárcel. 
 
Por su parte, la abogada Mildred Hartmann se remonta a un hecho ocurrido hace algunos años en donde un hombre fue condenado por el delito de injuria por vía de hecho por manosear las nalgas de una mujer. Sin embargo, la jurista criticó el hecho de que cuando se toca a una mujer con malas intenciones se busca es agredirla sexualmente y no generar un insulto.
 
Hartmann dijo que el caso de Diana es complejo de encajar en una conducta penal, pero si se comprueba que la tocó, perfectamente se podría imputar el acto sexual abusivo. Explicó, además, que en el caso de que el sujeto se hubiera masturbado frente a la mujer, esto sería suficiente para una infracción de Policía.

La abogada también dijo que se puede buscar demostrar que la persona afectada no tenía cómo defenderse. De ser así, se enfrentaría a la conducta de acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir.

Semana.com también consultó la opinión de un experto fiscal que prefirió reservarse su nombre. El funcionario aseguró que la jurisprudencia para el caso de Diana contempla el delito de injuria por vía de hecho, lo que lleva a una conciliación que debe ser atendida por el despacho del fiscal donde se formuló la querella.

Aún así, aseguró que si el fiscal del caso hace un esfuerzo mayor también podría demostrar que la condición de mujer la hacía débil para enfrentar el atacante, sumado a que nadie la auxilió, por lo que cabría la conducta de acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir.
 
En el 2013, la Policía registró 109 casos en TransMilenio similares al de Diana Gamboa. Sin embargo, para diciembre del mismo año, sólo había 31 capturas por los hechos. En lo que va del 2014, han ocurrido nueve episodio de presunto abuso sexual a mujeres en ese sistema de transporte masivo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.