Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/12/22 22:00

Los diez escándalos del 2015

Un magistrado acusado por concusión, el presidente de la Fedefútbol admite soborno, una politóloga y sus contratos con la Fiscalía, y un defensor del Pueblo acusado de maltrato.

Estos son los escándalos de 2015 Foto: Archivo particular

Es muy probable que en la dilatada historia de Colombia se registren episodios más escandalosos, pero varias de las noticias que se produjeron en el país este año volvieron a poner en tela de juicio a varias de las personalidades más poderosas de la Nación.
 
El 2015 empezó con una denuncia que sacudió al poder judicial. Un magistrado de la Corte Constitucional terminó denunciado y luego acusado, por haber pedido una millonaria suma para favorecer una tutela.

No fue el único. El fiscal general, Eduardo Montealegre; el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora; el director de la Policía, Rodolfo Palomino, el alcalde Bogotá, Gustavo Petro; y el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, protagonizaron noticias que escandalizaron al país. Estos son los 10 escándalos del 2015.    
 
Jorge Pretelt, la debacle de un magistrado

Desde su creación, en 1991, la Corte Constitucional había gozado de gran prestigio y reconocimiento entre la opinión pública. Sus magistrados han sido vistos como una especie de “sabios” capaces de orientar a la sociedad. Jorge Pretelt, autor de varias decisiones trascendentales, y quien empezó el año como presidente del alto tribunal, protagonizó el mayor escándalo en la historia de la Corte.

Uno de sus compañeros, Mauricio González, lo denunció por haber pedido 500 millones de pesos para favorecer una tutela de Fidupetrol. La Comisión de Acusaciones le abrió investigación y concluyó que Pretelt es responsable del delito de concusión.

La acusación fue aprobada por la plenaria de Cámara que el próximo año deberá acusarlo ante el Senado. Nunca antes un funcionario de tan alta dignidad había sido acusado en esa instancia.
 
El fiscal y Natalia Springer

Para muchos aún es difícil digerir el hecho de que las investigaciones más complejas de la Fiscalía, que involucran a las FARC, el ELN, o las bandas criminales, estuvieran manos de un particular y no de los investigadores de planta de la Fiscalía.

Natalia Springer, politóloga, exdecana en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y más conocida por su rol de columnista y comentarista radial, era la encargada de definir los criterios de estas investigaciones. Sus conclusiones fueron cuestionadas, y más allá de sus capacidades, el caso Springer dejó al descubierto el multimillonario gasto de la Fiscalía en contratos a particulares.  Pese a toda la controversia, el fiscal Eduardo Montealegre la defendió a capa y espada.  
 
El autogol de Luis Bedoya


El 12 de noviembre de 2105, la selección Colombia de fútbol tenía previsto enfrentar a Chile en el Monumental de Santiago, partido del calendario eliminatorio rumbo al Mundial Rusia 2018.

Tres días antes, Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, dejó su carta de renuncia irrevocable y viajó en secreto hacia Estados Unidos. Bedoya, a quien todo el mundo del fútbol en el país reconoció su gestión, fue quien consiguió al técnico José Pékerman, y bajo su tutela, Colombia no solo regresó a un mundial, sino que ocupó un histórico quinto puesto.

Sin embargo, todo quedó ensombrecido cuando se supo que el dirigente deportivo quedó a manos de la justicia estadounidense por el escándalo de corrupción en la FIFA. Aceptó cargos por fraude en transferencia bancaria y conspiración de soborno.
 
El laberinto del general Palomino

Rodolfo Palomino ha sido uno de los oficiales más destacados de la Policía. Se le ha reconocido, entre otras, su gestión en Sucre donde denunció la parapolítica.

Su trayectoria no había tenido manchas, pero ahora, como director general de la Policía Nacional, se le han abierto algunos episodios oscuros, luego de las denuncias de uno de sus subalternos, el coronel Reinaldo Gómez, quien no solo lo señaló de acoso sexual, sino de haberlo presionado, por medio de terceras personas, para que retirara una denuncia disciplinaria en su contra.

También la institución ha sido señalada con la llamada ‘comunidad del anillo’, una red de prostitución a su interior. Gran parte de estas denuncias fueron reveladas por la periodista Vicky Dávila que, como consecuencia, ha generado otro episodio escandaloso: seguimientos ilegales y ‘chuzadas’ a la periodista. Palomino ha dado explicaciones, ha sido respaldado por el Gobierno, pero su permanencia en la Policía parece tener los días contados.  
 
Álvaro Cruz, el último del carrusel  

En el año 2011, Álvaro Cruz era uno de los dirigentes con mayor proyección en el país. Un hombre al que todos saludaban, todos querían fotografiarse con él, y al que consideraban un poderoso dirigente político.

Cruz se lanzó a la gobernación de Cundinamarca, y la ganó. Tuvo el respaldo del santismo, del uribismo, del vargasllerismo, de los liberales y los conservadores, casi todos los movimientos políticos se identificaron con su nombre. Pero en el último año de su administración cayó en desgracia.

La justicia comprobó que Cruz era quizás el último eslabón del carrusel de contratos que saqueó las arcas de Bogotá en la administración de Samuel Moreno. Hoy ya no tiene el respaldo de quienes alguna vez le dieron palmadas en el hombro. Está detenido y a la espera de una condena, y prácticamente con su futuro político terminado.
 
Jorge Armando Otálora, el defensor que le tocó defenderse

Según la Constitución, el Defensor del Pueblo es el encargado de velar por la promoción y defensa de los derechos humanos. Esa labor, de puertas para afuera, la ha venido liderando, con cierto reconocimiento, Jorge Armando Otálora.

Pero lo que muchos desconocían era que, puertas adentro de la Defensoría, Otálora era el primero en desconocer la norma. En octubre, varios de sus subalternos decidieron decir “basta”, incluyendo su secretaria privada, quienes se atrevieron a denunciar el maltrato psicológico del que eran víctimas. El Defensor del Pueblo denunciado por maltrato. Toda una paradoja.   
 
El ocaso de Víctor Maldonado

Aunque el escándalo por el fraude que acabó con Interbolsa fue gran noticia del 2014, este año estuvo marcado por la detención de los cerebros de este histórico fraude. Víctor Maldonado era uno de los hombres de negocios más reconocidos del país. Invirtió en Foto Japón y Cream Helado. También había adquirido acciones en Carulla. Se le veía en los más exclusivos restaurantes y clubes de Bogotá, con las prendas más elegantes, aunque siempre guardaba bajo perfil.

Por eso a muchos de sus conocidos les causó impacto verlo con esposas en sus manos, con ropa informal, y custodiado por policías, como un presidiario más. Fue extraditado desde España, país a donde se había refugiado, y ahora está sometido a varios años de condena en una cárcel colombiana.
 
Petro, línea 123

La administración de Gustavo Petro en la Alcaldía de Bogotá tuvo constantes cuestionamientos, a pesar de ellos, el alcalde pudo cumplir su mandato. Sin embargo, cuando deje el Palacio de Liévano deberá afrontar varias investigaciones. Una de ellas será por el caso de la Línea de Emergencia  123, quizás el mayor escándalo de su gestión durante el 2015.

Se trata de las irregularidades en un millonario contrato de 27.000 millones de pesos, firmado por el propio Petro y la ETB, pese a que informes técnicos del Fondo de Vigilancia y Seguridad lo declararon “inviable”. Petro hizo caso omiso, e incluso, uno de sus amigos cercanos, Fernando Arbeláez, gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad, renunció argumentando que no se prestaría para la firma de ese contrato.
 
Los 480 millones de pesos de Yahir Acuña


El 2015 fue un año marcado por la contienda electoral. Los colombianos eligieron en las urnas a sus nuevos alcaldes y gobernadores, además de sus representantes en concejos y asambleas. Esta vez la campaña no estuvo determinada por la violencia de los grupos ilegales, por el contrario, las principales amenazas fueron el fraude y la compra de votos.

El excongresista Yahir Acuña se hizo tristemente célebre. A menos de 48 horas de las elecciones, fue sorprendido entre Barranquilla y Corozal con 480 millones de pesos en efectivo, encaletados en una de sus camionetas. No supo justificar el origen y destino del dinero, por lo que le fue incautado. Muchos aseguran que iban con destino a la compra de votos.

Acuña no ganó en las elecciones, y dejó la mala imagen de andar con fajos de billetes en el bolsillo, al estilo de personajes tristemente célebres en la historia del país.  
 
‘Jhon Calzones’, el alcalde encarcelado  
 
Pero el caso más inaudito y escandaloso de las elecciones tuvo lugar en Yopal, la capital del departamento del Casanare. Ni la justicia ni las autoridades electorales pudieron impedirle a un oscuro personaje, Jhon Jairo Torres, más conocido como ‘Jhon Calzones’, fuera candidato a la alcaldía. Y lo peor, a pesar de que la Fiscalía lo capturó por el delito de urbanización ilegal, los yopaleños lo eligieran alcalde.

Hoy ‘Calzones’ goza de detención domiciliaria y, al parecer, nada impedirá que tome posesión como alcalde de Yopal. Probablemente, despache desde su casa, y con un brazalete del Inpec.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.