Lunes, 23 de enero de 2017

| 2016/06/01 20:19

En acalorado debate se aprobó el acto legislativo para la paz

Cámara de Representantes aprueba en último debate el acto legislativo para la paz, reclamado por el Gobierno. El texto pasa a conciliación con el Senado.

En la Cámara de Representantes, los primíparos del uribismo expusieron sus argumentos para oponerse.

Antes de que el Gobierno y la guerrilla de las FARC firmen la paz, el Congreso diseñó la fórmula para implementar los acuerdos de La Habana. En la noche de este miércoles, se aprobó en último debate el acto legislativo para la paz, una reforma que viene estudiándose desde el mes de septiembre del año pasado, y que tras casi ocho meses de agitadísimas discusiones, ha sido llamada la pista de aterrizaje de los acuerdos de paz.

El último debate, incluso, estuvo más encendido que los que los antecedieron. En buena parte, por las manifestaciones del uribismo, derrotados en el último round, pero que se resistieron e intentaron torpedear el último debate con un cúmulo de proposiciones que pretendían modificar, de forma sustancial, el proyecto.    

En la Cámara de Representantes, los primíparos del uribismo expusieron sus argumentos para oponerse, pero a diferencia que en el Senado, los rodearon de durísimos adjetivos que lanzaron a diestra y siniestra, tanto al Gobierno como a los parlamentarios que sí estaban apoyando el proyecto.

Álvaro Hernán Prada, quien fue aplastado y cuya ponencia de archivo fue rechazada, fue quizás el parlamentario que más atravesó la raya. Insinuó “compra de conciencias” en la Cámara. Pero le recordaron que los Yidis Medina o los Teodolindo Avendaño solo aparecieron en el gobierno de Álvaro Uribe para aprobar la reelección. “Tu presidente fue quien trajo a este recinto a los paramilitares”, le respondió Angélica Lozano.

Por si fuera poco, Prada repitió de mil maneras que el presidente Juan Manuel Santos le está entregando el país a los “terroristas”, y en tono irónico afirmó: “Santos es de las FARC, lo tenía muy bien camuflado”.

Las palabras de Prada generaron un total rechazo entre los representantes, hubo gritos, manotazos a los pupitres. Pero fue el ministro del Interior Juan Fernando Cristo quien con dureza exigió respeto al mandatario. “Decir que el presidente Santos es de las FARC es un atentado a su dignidad. Sólo les falta decir que los hermanos Santos son un frente de las FARC. Gústele a quien le guste el doctor Santos pasará a la historia del país como el presidente que le puso fin al conflicto armado en Colombia”.

A parte del encendido episodio, la Cámara de Representantes aprobó el acto legislativo para la paz por 91 votos a favor y 17 en contra.

Se trata de una reforma a la Constitución que le otorga facultades extraordinarias al presidente de la República para expedir decretos con fuerza de ley para implementar los acuerdos de paz.

También habilita un procedimiento especial dentro del Congreso para que se expidan leyes estatutarias y reformas en un tiempo más abreviado que lo habitual.

Y además eleva a la categoría de Acuerdo Especial, en los términos de los Convenios de Ginebra, el acuerdo definitivo con el propósito de blindarlo jurídicamente.

Se estableció que las disposiciones del acto legislativo solo entrarán en vigencia tras la refrendación popular de los acuerdos  a través del mecanismo que acuerden las partes en La Habana.

Aunque el acto legislativo cumplió su último debate, deberá ser conciliado con el Senado, pues allí no se adoptó las disposiciones relacionadas frente al blindaje de los acuerdos, toda vez que el acuerdo en La Habana sobre esta materia se produjo apenas el pasado 12 de mayo. 

La conciliación se producirá la próxima semana y en ese momento quedará totalmente diseñado la que ha sido llamada pista de aterrizaje a los acuerdos de La Habana.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.